Proceso electoral de 2021 marcado por muertes violentas de candidatos a cargos públicos

TEGUCIGALPA, Honduras En el proceso electoral de Honduras de 2021 se está tiñendo de sangre: hay un cruento repunte por violencia política y que queda evidenciada en muertes de candidatos a cargos de elección. Los crímenes perpetrados contra los aspirantes a un puesto en corporaciones municipales y en el Poder Legislativo, son los casos que más han impactado al país. El 20 de junio, murió de manera violenta el alcalde de la occidental localidad de...
Selvin Sánchez15 noviembre, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras

En el proceso electoral de Honduras de 2021 se está tiñendo de sangre: hay un cruento repunte por violencia política y que queda evidenciada en muertes de candidatos a cargos de elección.

Los crímenes perpetrados contra los aspirantes a un puesto en corporaciones municipales y en el Poder Legislativo, son los casos que más han impactado al país.

El 20 de junio, murió de manera violenta el alcalde de la occidental localidad de Yamaranguila, Lorenzo Bejarano del Partido Liberal, tras un ataque de un empleado de su lugar de habitación.

Bejarano buscaba su cuarto periodo municipal por esa comunidad situada a unos 20 kilómetros de la cabecera departamental de Intibucá, La Esperanza.

De igual manera, la diputada liberal originaria de Gracias a Dios, Carolina Echeverría fue asesinada dentro de su casa por individuos que fingieron ser personal de salud. El hecho ocurrió el 25 de julio en Tegucigalpa.

En un bulevar de Choluteca (sur), fue ultimado a balazos el pasado 8 de octubre, el candidato a la alcaldía de Santa Ana de Yusguare por el partido Libertad y Refundación (Libre), Neri Fernando Reyes.

Catorce días después, en el interior de un restaurante de Choloma (norte), falleció de varios disparos Napoleón Cruz, quien era el candidato a regidor de la Alianza Patriótica por este municipio.

La tarde del 11 de noviembre, se reportó el deceso violento del candidato a regidor liberal por el municipio de Santiago de Puringla, La Paz (centro), Óscar Moya, mientras realizaba trabajos de agricultura.

El pasado sábado 13 de noviembre, la violencia se acrecentó más algunas zonas del país.

En el municipio de Cantarranas, a 48 kilómetros al este de Tegucigalpa, un sujeto en estado de ebriedad le quitó la vida al alcalde rojiblanco, Francisco Gaitán, que buscaba su quinto periodo de gobierno.

Horas después, en el occidente del país, se informó sobre la muerte del José Elvir Casaña, que busca un puesto de regidor en la municipalidad de San Luis, en Santa Bárbara.

La muerte se produjo cuando regresaba de una concentración del partido Libre, al cual pertenecía.

La mañana de lunes 15 de noviembre, se registró nuevamente un asesinato, esta vez la víctima fue Darío Juárez, quien acompañaba como vicealcalde en la fórmula Liberal por el municipio del Concordia, en Olancho (noreste).

¿PERSECUCIÓN? La candidata opositora de Libre, Xiomara Castro, consideró que este tipo de hechos solo generan incertidumbre a la ciudadanía para que no salgan a ejercer el sufragio.

“Hay grupos paramilitares que hoy están funcionando en Honduras con el silencio del gobierno y que son los que están infundiendo miedo y temor especialmente para que no salgan a votar, saben que si el pueblo se abstiene podrían triunfar con apenas un 20 por ciento del respaldo”, expresó.

Asimismo, declaró que aun así el pueblo acudirá a las urnas masivamente para vencer al oficialismo.

“Llegó el momento de parar la violencia en Honduras y solo se podrá detener cuando el 28 de noviembre decida por la unidad de hecho que ha integrado la oposición, con Salvador Nasralla, Doris Gutiérrez y Milton Benítez”, aseguró.

VIOLENCIA POLÍTICA. El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) emitió un comunicado y condenó los recientes hechos violentos contra actores políticos.

Asimismo, destacan que durante el proceso electoral se registran 27 víctimas mortales, 18 por coacción, 11 atentados, 10 amenazas, un rapto y una coerción.

Según el informe de la defensoría del pueblo, el 36 por ciento de las víctimas, se distribuyen de las siguiente forma: 13 militantes políticos, 10 dirigentes y tres simpatizantes.

Los partidos más afectados son el Partido Nacional, Libre y Liberal.

La Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenaron la violencia política que hay en el proceso actual.

Enfatizaron a los partidos y al Consejo Nacional Electoral (CNE) garantizar un acuerdo de paz para unas elecciones pacíficas.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021