Santa Ana de Yusguare: el «pacífico» municipio marcado por tres sonados asesinatos

TEGUCIGALPA, Honduras  Del anonimato a una indeseable fama pasó en los últimos meses el nombre de Santa Ana de Yusguare, municipio ubicado en Choluteca, a unos 152 kilómetros al sur de la capital. Un total de tres episodios violentos hicieron eco, debido a la frialidad de los hechos -captada hasta en videos- y por el posible trasfondo. La incidencia más reciente se fraguó la noche del viernes pasado, cuando perdió la vida el candidato a...
BFlores11 octubre, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras 

Del anonimato a una indeseable fama pasó en los últimos meses el nombre de Santa Ana de Yusguare, municipio ubicado en Choluteca, a unos 152 kilómetros al sur de la capital.

Un total de tres episodios violentos hicieron eco, debido a la frialidad de los hechos -captada hasta en videos- y por el posible trasfondo.

La incidencia más reciente se fraguó la noche del viernes pasado, cuando perdió la vida el candidato a alcalde del territorio por parte del partido Libertad y Refundación (Libre), Nery Fernando Reyes.

La versión policial indica que Reyes fue emboscado por desconocidos cuando se dirigía en su camioneta verde desde Choluteca hacia la localidad que pretendía gobernar.

A la altura de la aldea Valcanes, le dispararon múltiples veces, ocasionándole la muerte instantánea. Su cuerpo quedó al interior del vehículo que conducía.

Tras la fatídica eventualidad, Andrea Pineda, la madre del fallecido político, manifestó que no cree que el ataque haya sido producto de la política. Argumentó que no había recibido amenazas a muerte y era muy querido.

En tanto, amistades y correligionarios lamentaron y condenaron la muerte violenta y exigieron justicia.

Por otro lado, persisten en la localidad las secuelas de una relación de hechos que acabó con la vida de dos personas, una hondureña y otra foránea, que tenían años de convivir allí.

El 8 de julio anterior se registró el brutal asesinato del italiano Giorgio Scanu, en su propia casa de habitación en el barrio El Mango.

El expediente de la Policía arroja que fue una turba de más de 600 personas que ingresó por la fuerza a la vivienda, quemó su carro y parte de la estructura, y lo golpeó con palos, piedras y más objetos hasta su defunción.

El horror del ataque quedó evidenciado en un par de videos aficionados. El material muestra a un Scanu aún vivo que trataba de esconderse y protegerse, pero los enardecidos lugareños no cedían.

Por su parte, los policías no intercedieron a tiempo y permitieron el desenlace fatal.

No obstante, previo a las imágenes que dieron vuelta al mundo, los presuntos autores y cómplices del asesinato habían pedido a la Policía que capturara a Scanu, anticipando que, de lo contrario, ellos tomarían la justicia por su propia mano.

Exigían la encarcelación del europeo porque, supuestamente, él habría matado a un indigente -Juan Flores de 74 años- a garrotazos debido a que le arrancó una planta de su jardín. Scanu ya había tenido roces con Flores y otros habitantes confirmaron fuentes locales.

«Denunciamos al italiano porque mi hermano le cortó unas flores y él dijo que lo mataría. Lo anduvo persiguiendo y después mi hermano desapareció; ya a las horas lo encontramos muerto. La policía no nos hizo caso y solo siguieron con el papeleo», lamentó José Ananías, hermano de Juan Flores.

Por el crimen de Scanu ya han sido capturados nueve ciudadanos. A todos ellos se les dictó auto de formal procesamiento con la medida de prisión preventiva, aguardando la continuidad del proceso judicial.

Después de la tragedia, el alcalde del municipio pidió calma a la población, reconociendo que la situación era terrible. «Nunca había sucedido algo así en nuestro comunidad porque es un lugar muy tranquilo», aseguró.

«Lastimosamente un pueblo tan tranquilo, tan noble, se encuentra en este panorama porque un error desencadenó otro error, son cosas que se pudieron haber evitado fácilmente. Esto nunca se había visto aquí», ahondó.

No obstante, paz es lo menos que impera, al menos por ahora, en Santa Ana de Yusguare.

Ahora el pueblo llora la partida del candidato a edil. Su asesinato no se fraguó en el propio territorio (aunque hacia allí se dirigía), pero persisten los sonados casos de ciudadanos del municipio cuyo futuro se truncó ante la violencia.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021