La resistencia de la derecha a dejar el poder

(Por Gilberto Ríos Munguía •) Todas las aristas del proceso electoral de noviembre han sido estudiadas minuciosamente por los equipos de dirección de los partidos políticos en contienda y los poderes fácticos interesados en los resultados. Sin duda existen problemas que deberán ser resueltos en los 60 días que faltan para que se lleven a cabo las elecciones, pero las voluntades de sectores políticos que han trabajado por sabotearlo o controlar los resultados no cejarán...
BFlores27 septiembre, 2021

(Por Gilberto Ríos Munguía •) Todas las aristas del proceso electoral de noviembre han sido estudiadas minuciosamente por los equipos de dirección de los partidos políticos en contienda y los poderes fácticos interesados en los resultados. Sin duda existen problemas que deberán ser resueltos en los 60 días que faltan para que se lleven a cabo las elecciones, pero las voluntades de sectores políticos que han trabajado por sabotearlo o controlar los resultados no cejarán en esa misma línea estratégica, dejándole el camino a los fuerzas de oposición y al Partido Libertad y Refundación en particular, la responsabilidad de reparar y advertir todo aquello que ha quedado suelto.

El problema más llevado y traído en los medios de comunicación ha sido el del Registro Nacional de las Personas, que no obstante las dificultades encontradas, ha producido un nuevo documento de identificación y un Censo Nacional que supera con creces al que mantenía el bipartidismo y especialmente el Partido Nacional como uno de sus mejores instrumentos para alterar la voluntad popular, utilizando la duplicación de identidades (hasta decenas por el mismo activista), muertos habilitados para votar, poblaciones transfronterizas con traslados y migrantes que aún sin asistir a una urna, aparecían como votantes.

La otra trampa grave que se urdió en el Congreso por la bancada del Partido Nacional, fue relevar al Consejo Nacional Electoral como un ente autónomo en el uso de sus presupuestos, supeditándolos al Poder Ejecutivo; en otras palabras, Juan Orlando decidirá cuándo serán utilizados los recursos para llevar a cabo los gastos del proceso electoral. Esto además de inconstitucional, nuevamente revela la desesperación del partido de gobierno por mantener el poder a toda costa. La protesta de parte de la dirección de CNE se ha mantenido sin que esto aún haya tenido respuesta.

Es fundamental para la élite que ha manejado a su antojo el Estado junto un sector del capital trasnacional, que no haya cambio de gobierno y mucho menos que Xiomara Castro sea la próxima presidenta de Honduras, ya que si eso ocurre no podrán garantizar sus fabulosos niveles de enriquecimiento, profundización de la explotación de los trabajadores y trabajadoras, saqueos de las arcas públicas, vinculaciones al crimen organizado y principalmente con el narcotráfico en la región, que son las principales fuentes de enriquecimiento de la derecha hondureña.

Los partidos que representan a la élite corrupta en Honduras han perdido mucho terreno en el campo de la opinión pública, los altísimos nivel de corrupción que se han evidenciado en innumerables escándalos y en la terrible condición material de los hondureños y hondureñas, sumado a esto la revolución de los medios de comunicación alternativos y las redes sociales, han conseguido que sus oportunidades de mantenerse legítimamente en el poder sean nulas.

Por eso el pueblo y las direcciones de la oposición social y política, deberán mantener los dos ojos abiertos. No sabemos cuál será la estrategia para mantenerse en el poder, pero sabemos que al igual que en Perú si se logra el gobierno, las fuerzas conservadoras que luchan por sus privilegios de clase, atacarán todo proyecto de progreso o reforma de Estado de Honduras, intentando limitar el cambio y culpando de esto también al nuevo gobierno que comenzará el próximo 27 de enero de 2022 con Libertad y Refundación.

El pueblo hondureño tiene un gran desafío por delante, la participación masiva en el proceso será una de las garantías para aminorar el fraude electoral que prepara el régimen. La participación en mesas electorales, la movilización de votantes y la denuncia deben jugar un papel importante, pero la dignidad y la conciencia de que es nuestro país en su entera concepción lo que está en juego, debe movilizarnos como nunca antes para lograr la victoria.

(•)Dirigente del Partido Libertad y Refundación.

 

Related Posts

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021