Honduras desiste de ir a conferencia contra el racismo, en apoyo a Israel

TEGUCIGALPA, Honduras  El gobierno de Honduras declinó la invitación a ser parte de la Conferencia de Durban contra el racismo, en apoyo al Estado de Israel luego que sufriera ataques antisemitas en la primera reunión de 2001. Y es que, el 8 de septiembre de aquel año, en Sudáfrica, hubo una convocatoria efectuada por la ONU para abordar los temas relacionados con la discriminación racial, a la cual acudió Honduras y una delegación del gobierno...
BFlores25 septiembre, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras 

El gobierno de Honduras declinó la invitación a ser parte de la Conferencia de Durban contra el racismo, en apoyo al Estado de Israel luego que sufriera ataques antisemitas en la primera reunión de 2001.

Y es que, el 8 de septiembre de aquel año, en Sudáfrica, hubo una convocatoria efectuada por la ONU para abordar los temas relacionados con la discriminación racial, a la cual acudió Honduras y una delegación del gobierno de Tel Aviv.

Durante el evento, varias oenegés se dedicaron a mostrar caricaturas ofensivas a la dignidad de los israelíes y el holocausto que vivieron durante la Segunda Guerra Mundial, lo que obligó a EE.UU. y el Estado hebreo a retirarse.

Este año, nuevamente fueron convocados a ser parte de la conferencia, por lo que la mayoría de los países acudirán a la misma, a excepción del Ejecutivo nacionalista y la administración del primer ministro judío Naftalí Bennett.

En cambio, los gobiernos de Cuba y Venezuela, participaron en la conferencia.

«No cejaremos en el propósito de alcanzar toda la justicia social. Los pueblos del mundo podrán contar siempre con el aporte de Cuba para que los compromisos que asumimos hace 20 años en Durban se hagan realidad», aseguró el presidente cubano Miguel Díaz-Canel.

El motivo por el que Honduras declinó de formar parte de la conferencia contra el racismo fue en solidaridad con Israel y las profundas relaciones entre las dos naciones, la cuales fueron agradecidas en la cuenta oficial de Twitter del gobierno de Bennett.

Esta no es la primera vez que el Estado hondureño apoya a Israel, en 2017 votaron a favor que se reconociera a Jerusalén como capital de ese país, respaldando los intereses de EE.UU.

De hecho, el presidente Juan Orlando Hernández mantiene una estrecha relación con Tel Aviv, al punto de sumarse a la idea del expresidente norteamericano Donald Trump de movilizar la sede diplomática, a pesar de los reclamos hechos por la Autoridad Nacional Palestina, quien reclama que Jerusalén Este es la capital histórica e indivisible del ese Estado.

El traslado de la legación hondureña a la capital israelí provocó incluso fuertes reclamos de potencias regionales como Turquía, quien aseguró a través de su Ministerio de Exteriores que la inauguración de la embajada de Honduras en Jerusalén viola el derecho internacional y la resolución de la ONU.

«La decisión de Honduras de abrir una embajada en Jerusalén es errónea, la condenamos. Al tomar esta decisión, Honduras violó el derecho internacional, incluida la resolución de la ONU sobre el estatus de Jerusalén, dañando el concepto de los dos Estados y las esperanzas de paz en la región», dice el comunicado.

«Fue un hecho lamentable que Honduras trasladara su embajada en Tel Aviv a Jerusalén y la apertura de la embajada tuvo lugar hoy (24 de junio). Condenamos esta decisión», destacó.

Añade que Turquía llama a Honduras «a que reconsidere su paso equivocado».

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021