Niñez hondureña sigue afectada por migración deserción escolar y trabajo infantil

TEGUCIGALPA, Honduras Cada 10 de septiembre se celebra el día del niño en Honduras establecido en 1990, tras una ratificación de la convención de DDHH. La niñez atraviesa por incuantificables problemas sociales que agudizan y marginan cada vez sus garantías. La organización Plan Internacional Honduras, mostró en uno de sus informes realizados en 2020, que más de 404 mil niños y niñas entre en las edades de 5 a 17 años trabajan, de los cuales...
Selvin Sanchez10 septiembre, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras

Cada 10 de septiembre se celebra el día del niño en Honduras establecido en 1990, tras una ratificación de la convención de DDHH. La niñez atraviesa por incuantificables problemas sociales que agudizan y marginan cada vez sus garantías.

La organización Plan Internacional Honduras, mostró en uno de sus informes realizados en 2020, que más de 404 mil niños y niñas entre en las edades de 5 a 17 años trabajan, de los cuales el 64 por ciento pertenecen al área rural.

Entre las actividades laborales que destaca la organización, los menores de edad realizan labores de agricultura, silvicultura caza y pesca.

“El trabajo infantil en Honduras en un fenómeno social que tiene varias causales y es una evidente violación a sus derechos, debe construirse como prioridad nacional y ser puesto en la agenda pública”, declaró la responsable del organismo, Verónica Zambrano.

De acuerdo a un estudio del Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh), de 2015 a 2019 el porcentaje de matrícula en la educación no excedía del 46 por ciento.

El Fosdeh expuso que debido a la pandemia del covid-19, el año pasado alrededor del 40 por ciento de los niños desertaron de los centros educativos, debido a que no contaban con las condiciones tecnológicas y sanitarias para poder continuar en el año escolar.

Estos datos son respaldados por la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) ya que en diciembre de 2020 informó que alrededor de 800 mil niños, niñas y jóvenes se encontraban fuera del sistema educativo público.

Asimismo, el dirigente magisterial Daniel Esponda expresó que “previo a la pandemia, teníamos alrededor de medio millón de niños y niñas no gozaban de este derecho. Lamentablemente ahora más de un millón y medio de alumnos que deberían de estar conectados en una plataforma virtual de acceso libre y gratuito, están excluidos de la educación”.

En cuanto a la migración de menores de edad, según datos del Gobierno, hasta septiembre del presente año, han sido retornados al país más de cinco mil niñas y niños, que de los cuales el 78 por ciento viajaban solos.

La defensora de los DDHH, Itsmania Platero, informó en zona fronteriza de Tamaulipas, en el norte de México, se encuentran un aproximado de siete mil 800 menores varados en ese lugar y se desconoce un registro o control por parte del Instituto Nacional de Migración sobre la verdadera crisis que atraviesan los infantes.

La niñez considerada el futuro del país, de ser respetada con todas sus garantías Constitucionales y el gobierno debe priorizar sus trabajos en estos problemas que de seguir así continuarán las repercusiones en la sociedad, como sucede ahora, según expertos.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021