Entra en vigencia acuerdo entre Honduras y EE.UU. por solicitudes de asilo

TEGUCIGALPA, Honduras  El acuerdo de cooperación migratorio entre Estados Unidos y Honduras para personas que esperan la revisión de sus solicitudes de asilo y que deben aguardar en un tercer país entró en vigencia y consigna que Honduras acepta recibir migrantes que sean enviados mientras sus casos sean resueltos por las autoridades federales estadounidenses. La Voz de América consultó la reacción de funcionarios de gobierno, entre ellos la canciller Nelly Jerez, que prefirió no emitir...
BFlores9 septiembre, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras 

El acuerdo de cooperación migratorio entre Estados Unidos y Honduras para personas que esperan la revisión de sus solicitudes de asilo y que deben aguardar en un tercer país entró en vigencia y consigna que Honduras acepta recibir migrantes que sean enviados mientras sus casos sean resueltos por las autoridades federales estadounidenses.

La Voz de América consultó la reacción de funcionarios de gobierno, entre ellos la canciller Nelly Jerez, que prefirió no emitir opiniones afirmando que el tema se encuentra en otros niveles de la Administración.

En tanto, Mercedes Pérez quien es integrante del grupo Ayuda al Migrante en Honduras conocidos como “menonitas” explicó que el país no puede cumplir con esta tarea.

“La situación se complica más. Debe existir una presión de la sociedad civil ante el gobierno de Honduras y Estados Unidos y que estos solicitantes tengan otro trámite y que no sean enviados a estos países ya que no existen condiciones ni para los connacionales y los extranjeros mientras siga esta situación de pandemia”, dice Pérez.

Por su parte, el diputado oficialista Reynaldo Ekónomo de las filas del Partido Nacional, dijo que las autoridades deben revisar estos acuerdos vigentes.

“Debemos analizar y revisar bien todo lo firmado porque estos convenios de asilo o retorno deben garantizar la integridad de las personas, no violentar los derechos, y su derecho a la movilización, ya sea en Honduras, Guatemala o México o Estados Unidos”, señalaba el congresista.

Una de las preocupaciones actuales es si las personas que sean enviadas de Estados Unidos a Honduras llegan portando un certificado médico, actualmente exigido en Guatemala donde se ejecuta el mismo acuerdo, para garantizar que no estén contagiados con el COVID-19.

En Honduras los casos confirmados de COVID-19 sobrepasan los 1.000 confirmados, cifra que va en aumento.

EE.UU. EXTIENDE TPS. En tanto, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) examinará las prórrogas del Estatus de Protección Temporal (TPS) para Honduras y Nepal.

Gracias a esto, dicha protección podría extenderse más tiempo para los ciudadanos de estos países. Sin embargo, también se seguirá analizando la cancelación del TPS para El Salvador, Nicaragua, Haití y Sudan.

Debido a esto, el DHS afirmó que la cancelación del TPS para hondureños y nepalíes no entrará en vigencia hasta nuevo aviso.

Por lo tanto, hondureños y nepalíes sólo perderán su estatus legal si cometen faltas individuales que les lleven al rechazo de la prórroga automática, tanto del permiso de trabajo como de estancia legal en Estados Unidos.

Hasta que haya una decisión final de la Suprema Corte, la norma se aplicará igual a los otro cuatro países beneficiarios, tal como establece el proceso legal vigente.

“Los beneficiarios del TPS para El Salvador, Nicaragua, Sudán, Honduras y Nepal conservarán su TPS mientras la orden judicial preliminar (…) permanezca en vigencia, siempre que el TPS de un extranjero no se retire debido a inelegibilidad individual”, anunció el DHS.

Desde finales de 2017 y hasta mediados de 2018, estos seis países han visto la cancelación del estatus migratorio. Esto, debido al vencimiento de las reinscripciones dadas por el presidente Barack Obama y que la administración de Donald Trump decidió terminar.

A partir de entonces las demandas colectivas surgieron en cortes federales. La primera se interpuso por ciudadanos estadounidenses cuyos padres tienen TPS. Una de ellas es el caso Ramos vs. Nielsen.

La resolución de este caso caso obligó al gobierno de Trump a mantener una prórroga automática en cumplimiento de la medida adoptada.

Después, con la cancelación del TPS a hondureños y nepaleses se abrió otro pleito legal en Nueva York; este se conoce como el caso Bhattarai vs. Nielsen. Las decisiones adoptadas también son vinculantes y aún tienen vigencia en el sistema judicial de Estados Unidos.

Actualmente más de 300 mil inmigrantes, en su mayoría salvadoreños (aunque también de Honduras, Haití, Nicaragua, Sudan y Nepal, gozan del TPS.

Aunque la administración de Biden y los demócratas del Congreso han pedido aprobar una legislación para regularizar a este grupo de migrantes, el tema no se ha discutido en el Senado. (Con información de VOA). 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021