En medio de incertidumbre, Honduras tendrá las elecciones más caras de la historia

Después de retrasar la aprobación del aumento al presupuesto del Consejo Nacional Electoral (CNE), el Congreso Nacional estableció incrementar en mil millones de lempiras los recursos para la realización de las elecciones generales siendo así el proceso más caro de la historia. Según datos obtenidos por El Pulso, las elecciones generales de 2001 donde fue electo el candidato del Partido Nacional, Ricardo Maduro, costaron 124 millones de lempiras; para 2005, el monto superó los 650...
ABarahona5 agosto, 2021

Después de retrasar la aprobación del aumento al presupuesto del Consejo Nacional Electoral (CNE), el Congreso Nacional estableció incrementar en mil millones de lempiras los recursos para la realización de las elecciones generales siendo así el proceso más caro de la historia.

Según datos obtenidos por El Pulso, las elecciones generales de 2001 donde fue electo el candidato del Partido Nacional, Ricardo Maduro, costaron 124 millones de lempiras; para 2005, el monto superó los 650 millones similar a la elección de 2009 que terminó con el derrocamiento de Manuel Zelaya y asumió Porfirio Lobo Sosa en medio de una convulsión social que hasta la fecha sigue afectando la nación.

Las elecciones de 2013 el gasto fue de 863.9 millones y en 2017, elecciones plagadas de denuncias por fraude electoral, el gasto incrementó en un 510 por ciento más lo que constituyó un precio de mil 249 millones de lempiras.

El presupuesto asignado para los comicios de 2021 era de mil 760 millones de lempiras; solo en las elecciones primarias se ejecutó mil 100 y para las generales se aprobó un incremento de mil millones lo que convierte este proceso electoral en el más caro de la historia con un monto que superará los más de mil 600 millones de lempiras.

Según estimaciones de El Pulso desde los comicios de 2001 a la fecha, se han invertido más de seis mil 225 millones 988 mil 717 lempiras con 26 centavos en elecciones.

LA DEUDA POLÍTICA. La deuda política es un negocio del tripartidismo y en especial de los minoritarios que sin duda alguna salen beneficiados porque obtienen un promedio de tres mil a seis mil votos y por esos pocos votos se les pagaron más de nueve millones.

Solo en deuda política el Partido Nacional para las elecciones de 2013 y 2017 recibió 100 millones 851 mil 383.18 Lempiras; El Partido Libertad y Refundación recibió 75 millones 762 mil 966.16; El Partido Liberal 58 millones 454 mil 762.38; El Partido Anticorrupción 23 millones 626 mil 195.04; Mientras que los demás partidos recibieron 15 millones 127 mil 707.48, por lo que el costo total para Honduras solo en deuda política fue de 328 millones 594 mil 701.91 Lempiras.

La nueva Ley Electoral, pendiente de aprobar por el Legislativo, detalla que ahora solamente se le pagará a cada entidad política por voto obtenido porque eso se ha vuelto un negocio hecho que rechazan y catalogan antidemocrático.

Con la nueva normativa los partidos minoritarios hubieran recibido, tomando en base los resultados de las elecciones de 2017, la deuda política sería de mil millones 544 mil con 856 lempiras y en vez de haber recibido más de nueve millones, el Frente Amplio solo recibiría 185 mil lempiras por los tres mil 151 votos recibidos.

Unificación Democrática, por su parte, habría reportado un ingreso de 273 mil 347 por cuatro mil 633 votos; la Democracia Cristiana 348 mil 100 por cinco mil 900 votos; el Partido Anticorrupción 352 mil 997 por los cinco mil 983 votos y la Alianza Patriótica 384 mil 503 por los seis mil 517 votos.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021