Santa Ana de Yusguare

(Por Óscar Esquivel) El pasado 8 de julio, Santa Ana de Yusguare, ubicado en el departamento de Choluteca, se volvió noticia debido a que unos pobladores le dieron muerte a Giorgio Scanu, de nacionalidad Italiana. Sus pobladores se tomaron la justicia por sus propias manos. Scanu habría dado muerte a un poblador de 74 años de nombre Juan de Dios Flores. El municipio ubicado a ocho minutos de la ciudad de Choluteca, cuyos habitantes se dedican...
BFlores19 julio, 2021

(Por Óscar Esquivel) El pasado 8 de julio, Santa Ana de Yusguare, ubicado en el departamento de Choluteca, se volvió noticia debido a que unos pobladores le dieron muerte a Giorgio Scanu, de nacionalidad Italiana. Sus pobladores se tomaron la justicia por sus propias manos. Scanu habría dado muerte a un poblador de 74 años de nombre Juan de Dios Flores.

El municipio ubicado a ocho minutos de la ciudad de Choluteca, cuyos habitantes se dedican a la agricultura, al cultivo del melón y la caña. No se diferencia de los demás pueblos del resto del país; una población de naturaleza pacífica.

Scanu vivía en el municipio, casado con una lugareña con quien había procreado dos hijos. De naturaleza irascible cuentan los que le conocieron, carácter que lo llevaría a dar una golpiza provocando la muerte a Don Juan de Dios Flores, quien en los últimos años se habría convertido en víctima del alcohol, llevándolo a la mendicidad.

Flores habría cortado una planta de la acera propiedad de Scanu, lo que provocó la reacción violenta del italiano. Al darse el hecho de la muerte del anciano, familiares pusieron la denuncia, misma que no fue escuchada por la Policía Nacional, por lo que pobladores enardecidos fueron hasta la casa del ciudadano con el propósito de darle captura y en la medida que una serie de elementos se fueron dando, dieron como resultado la muerte trágica del italiano en presencia policial.

Dos elementos valiosos que pudieron haber evitado el trágico asesinato colectivo: La Policía hubiera atendido la denuncia del asesinato acreditada al italiano y haber actuado cuando la población se estaba tomando la casa de Scanu. Evidentemente hubo negligencia policial y se debería de deducir responsabilidades.

Ya se han dado capturas del asesinato colectivo y seguramente se procurará aplicar todo el peso de la ley a los individuos que circunstancialmente participaron de un hecho a todos luces censurable. Y no dudamos que las autoridades buscarán mandar un mensaje a la población hondureña.

¿Pero es acaso son culpables los que participaron en tal acción ABOMINABLE? Por supuesto que son culpables, pero no los únicos. También hay culpabilidad de la policía y de los actores políticos y económicos del país, que han llevado al hondureño a una indefensión tal que tenga que hacer justicia por sus propias manos. ¡Hay un hartazgo en la población!

Los hondureños abatidos por la pobreza, falta de salud, empleo, en medio de una pandemia que no da tregua y sobre todo, en medio de un gobierno que saquea sin escrúpulos ¿Qué hondureño podría estar en pleno uso de sus facultades mentales?

Ojalá que hechos como el asesinato del hondureño de la tercera edad y la del italiano no se repitan. Pero, para ello, se tiene que cambiar el rumbo de las acciones que nos han llevado a un rincón sin salida. ¿Qué hace un león acorralado? Pues salta encima de sus victimarios en defensa de su vida. Ojalá que la población hondureña como sociedad no terminé de hundirse y logré salir a tiempo sin que se tenga que acudir a la violencia en niveles insospechados. Y sí llega ese momento deberá de identificar realmente quiénes lo han llevado a tal situación.

Apelaríamos a la consciencia de la clase gobernante pero harto demostrado está, que es un absurdo. “sería como decir a un tigre que no nos ataque por ser vegetarianos “.

Por lo que corresponde combatirlos desde diferentes trincheras sin que se tenga que recurrir al punto de no retorno; donde se tenga que elegir entre nuestra vida o la de ellos.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021