Observatorio de la Violencia desmiente desescalada criminal de pandillas que plantea el gobierno

TEGUCIGALPA, Honduras  Pese a que la subsecretaria de seguridad, Alejandra Hernández, afirmó sobre la disminución de la escalada criminal de las pandillas en el país, la directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Autónoma de Honduras (UNAH), Migdonia Ayestas, desestimó tales aseveraciones mediante estadísticas. “En principio, no se atendió estos problemas como se debía desde su nacimiento. Dejar crecer las maras y las pandillas a un nivel tan grande que ya tienen y...
BFlores28 junio, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras 

Pese a que la subsecretaria de seguridad, Alejandra Hernández, afirmó sobre la disminución de la escalada criminal de las pandillas en el país, la directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Autónoma de Honduras (UNAH), Migdonia Ayestas, desestimó tales aseveraciones mediante estadísticas.

“En principio, no se atendió estos problemas como se debía desde su nacimiento. Dejar crecer las maras y las pandillas a un nivel tan grande que ya tienen y administran territorio para sus propias actividades con nombre y apellido sumado a quienes se vinculada al narcotráfico que es uno de los principales problemas, porque esto empezó a crecer y se les salió de las manos”, indicó la experta.

Aseguró que el mal manejo de la seguridad pública está comprobado desde la necesidad de la depuración policial, ya que “se reflejan problemáticas internas que ya tenían nuestras autoridades, precisamente, por la vinculación con actividades criminales».

«Obviamente, eso motivó a la depuración de la Policía Nacional que un hecho importante, pero también es necesario que se siga desarrollando y no con intervención, porque en el país ya estamos cansados de tantas intervenciones, para todo se crea estado de emergencia y luego se interviene, pero no se ven resultados”, señaló.

“El asunto concreto es que la delincuencia y la criminalidad organizada en todas sus modalidades se ha recrudecido, sus organizaciones han vuelto a encontrar espacios libres para sus intervenciones”, exteriorizó.

Advirtió que “la inseguridad en todas sus manifestaciones se ha desbordado de tal manera que 2021 cerrará con una tasa de homicidios de al menos 40 por cada 100 mil personas y una incidencia promedio de 12 crímenes diarios, según los registros oficiales, pero esa proporción puede ser mucho más alta”.

Según Ayestas, las autoridades de las secretarías de Seguridad y Defensa tienen una visión muy corta o demasiado apegada al discurso fabricado que declara que Honduras es el único país que ha logrado reducir la criminalidad desde 86 eventos de inseguridad a menos de 40.

Para finalizar, aclaró que “a todas luces, la estrategia contra la inseguridad se ha desviado y ha sufrido un debilitamiento notable que podría llevar a la pérdida de control sobre los movimientos de las organizaciones ilícitas, lo que sucede en el terreno de la realidad donde crece la inseguridad, no es correspondiente unos fondos que han sido recaudados por el Tasón”.

POLICÍA RESPONSABILIZA A LA SOCIEDAD SOBRE CONDUCTA CRIMINAL. Por su parte, el funcionario policial José Adonay Hernández aseveró que “el problema de la criminalidad es un reflejo de la sociedad”

“Los hondureños debemos sentirnos orgullosos de haber disminuido la tasa de criminalidad y de no estar entre los países más violentos, los propios registros de la Policía indican que de enero al 26 de junio de este año, han ocurrido más de mil 800 muertes violentas en contraste con los mil 580 sucesos que se habían perpetrado a esta misma línea de tiempo pero en 2020”, dijo.

Indicó que “podemos establecer que la Policía Nacional a través de toda su unidad y otras instituciones de seguridad, hacemos los esfuerzos en cuanto a investigación, sí podemos reflejar que el mismo Observatorio de la Violencia ha establecido que hemos aumentado en un 65 por ciento de nuestras capacidades en efectividad e investigación”.

Destacó que “cada día nosotros elaboramos y priorizamos, hacemos una revaluación de nuestras estrategias, pero estas estrategias también tienen que ser asumidas por otras organizaciones, por otras instituciones y las hojas de ruta también revaluando de manera que vayamos supervisando y una supervisión continúa, dándole a estos procesos de seguridad”.

“Después tenemos que estar a través de nuestras instituciones de seguridad, visualizando y focalizando, para poder reducirlos, sacarlos de la actividad criminal que actualmente tienen y que, de una u otra manera también, es la cantidad de personas que están interna en los centros penales, esa es la función principal de nosotros, dentro de lo que es la Policía Nacional” concluyó.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021