Controvertido consorcio edificará tercera ZEDE en área garífuna cercana a La Ceiba

TEGUCIGALPA, Honduras La comunidad de Satuyé, ubicada a inmediaciones de La Ceiba, se convertirá en la tercera Zona Especial de Desarrollo Económico (ZEDE) bajo el mando del consorcio Próspera Honduras. El grupo de inversionistas internacionales Prospera Honduras LLC, está a la espera que se le otorgue el registro de propiedad de 387 mil 412 acres de terreno de la aldea Satuyé conocido comúnmente como Bocavieja, incluyendo el área frente al muelle de cabotaje de La...
ABarahona14 mayo, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras

La comunidad de Satuyé, ubicada a inmediaciones de La Ceiba, se convertirá en la tercera Zona Especial de Desarrollo Económico (ZEDE) bajo el mando del consorcio Próspera Honduras.

El grupo de inversionistas internacionales Prospera Honduras LLC, está a la espera que se le otorgue el registro de propiedad de 387 mil 412 acres de terreno de la aldea Satuyé conocido comúnmente como Bocavieja, incluyendo el área frente al muelle de cabotaje de La Ceiba.

Cabe señalar que el Poder Ejecutivo entregó un proyecto de ley para que las Zedes estén exentas del pago de impuestos o aranceles, además que la zona está habitada por miembros de la comunidad garífuna.

Desde el año anterior, el CEO de Próspera, Erick Brimen, anunció que a inicios de 2021 se tendría contemplado adaptar la ZEDE en La Ceiba para convertirlo en un parque industrial con asesoría InSITE Bavaria y una consultora alemana asociada con la universidad técnica de Múnich.

“El tema del covid-19 nos ha dado valor en nuestra motivación, porque la necesidad es más grande… el panorama político en EE.UU. es mover la cadena de producción en la región, en este punto de La Ceiba se puede reubicar las manufacturas que están en China, por ejemplo; las ensambladoras de carros también”, detalló Brimen.

ROATÁN Y CHOLOMA LAS PRIMERAS ZEDES. La primera ZEDE o Ciudad Modelo se pactó en la isla insular de Roatán donde se contempla la venta de 58 acres de terreno distantes al área Crawfish Rock, bajo el dominio de Próspera, quien prometió una inversión de 500 millones de dólares.

En Choloma, también se podría desarrollar la ZEDE denominada Ciudad Morazán.

Una revista internacional Free Private Cities explica que ya es un proyecto en funcionamiento donde se ha invertido para la construcción de infraestructuras básicas entre ellas casas y apartamentos y se ha invertido más de 90 millones de dólares.

Las ZEDES que se han definido como áreas con un régimen especial que buscará atraer la inversión extranjera y estrategias de desarrollo, pero muchos actores lo consideran como la venta de la soberanía y el territorio nacional.

EL RECHAZO A LAS ZEDES. Ante el temor de ser desalojados de sus tierras, el 21 de septiembre del año anterior se desató un conflicto entre habitantes de Roatán e inversionistas de Próspera.

Los ejecutivos de la concesionara llegaron a la comunidad de Crawfish Rock para hacer la socialización del proyecto planificando un encuentro al aire libre.

Sin embargo, en medio de la lectura de una nota por parte del CEO pobladores y agentes de la Policía Municipal agredieron a los ejecutivos quienes huyeron del lugar.

“En ningún caso el proyecto se beneficiará de expropiación alguna de tierras y que las adquisiciones de terrenos serán transacciones puramente voluntarias con propietarios que ejerzan una libre elección”, expresó en ese momento Brimen.

El Movimiento Indígena Unido de Honduras también se solidarizó con los pobladores de Roatán «en su lucha por no ser expropiados y desalojados de su territorio por Juan Orlando Hernández y su proyecto neoliberal de venta del territorio nacional con las mal llamadas Zedes».

A criterio del parlamentario Jari Dixon Herrera, el peligro es que con las Zedes se tiene la potestad por mandato de la ley y la Constitución para expulsar y expropiar terrenos de hondureños, al mismo tiempo, ellos mismos cobrarían sus propios impuestos, conformaría su propio sistema de justicia, sistema legislativo y ejecutivo como también una propia policía y “si le va bien” seguramente tendrán un ejército.

Agregó que las Zedes son “un nuevo país” que lo único que conecta con el Estado principal son el pasaporte y la bandera nacional, “de ahí todo es controlado por las Zedes”.

Dijo que “mientras la dictadura mantenga bajo su control la Corte Suprema, el Ministerio Público, la policía y militares, seguramente vamos a tener ciudades modelos para rato, si no nos unimos, porque lo que queda aquí es unirse y combatir los nuevos filibusteros del siglo XXI”.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021