EE.UU. pide a Honduras extraditar al exjefe policial Juan Carlos Bonilla por narcotráfico

TEGUCIGALPA, Honduras  El Poder Judicial decidió hoy nombrar un juez para conocer la solicitud de extradición efectuada en fecha reciente por el gobierno de EE.UU. contra una persona ligada a delitos de narcotráfico. Aunque no se informó de que se trata del exjefe policial Juan Carlos el Tigre Bonilla, se logró saber que la solicitud pende contra el exfuncionario, a quien se le sindica en la participación de actividades ilícitas a favor de los cárteles de la...
BFlores13 mayo, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras 

El Poder Judicial decidió hoy nombrar un juez para conocer la solicitud de extradición efectuada en fecha reciente por el gobierno de EE.UU. contra una persona ligada a delitos de narcotráfico.

Aunque no se informó de que se trata del exjefe policial Juan Carlos el Tigre Bonilla, se logró saber que la solicitud pende contra el exfuncionario, a quien se le sindica en la participación de actividades ilícitas a favor de los cárteles de la droga.

El portavoz de la Corte Suprema de Justicia, Melvin Duarte, se abstuvo de confirmar el nombre del solicitado en extradición por un tribunal federal de Nueva York; argumentó que la identidad se mantiene en secreto para evitar que el sospechoso se dé a la fuga.

Sin embargo, El Pulso fue informado que Bonilla estuvo en fecha reciente en Nicaragua, por lo que se da por descontado que se encontraría fuera del país; durante los últimos días, el comisionado general en retiro se ha mantenido en el anonimato a pesar que en 2020 un tribunal federal de Nueva York lo acusó por presuntos vínculos con la narcoactividad.

De hecho, el exjefe de la Policía Nacional fue visto la última vez en una tienda de conveniencia ubicada al sur de la capital a finales de octubre de 2020; meses antes, estuvo en EE.UU. donde habría colaborado con la fiscalía neoyorquina en cuanto a los señalamientos que se le hicieron desde inicios del año anterior, cuando el exfiscal Geoffrey Berman y la agente de la DEA Wendy Woolcock lo relacionaron con la conspiración para introducir drogas al país del norte.

Berman explicó que «Juan Carlos Bonilla Valladares, el exjefe de la Policía Nacional de Honduras, presuntamente abusó de sus cargos en la policía para ignorar la ley y desempeñar un papel clave en una violenta conspiración internacional de narcotráfico. Como se alega, en nombre del excongresista hondureño convicto Tony Hernández y su hermano el presidente, Bonilla Valladares supervisó el transbordo de varias toneladas de cocaína con destino a EE.UU., utilizó ametralladoras y otras armas para lograrlo, y participó en violencia extrema, incluido el asesinato de un traficante rival, para promover la conspiración».

«Ahora Bonilla Valladares ha sido marcado como un forajido y acusado de crímenes que podrían enviarlo a una prisión estadounidense de por vida», declaró el exacusador estadounidense.

Días después de enterarse que estaba en la mira, publicó una carta en la cual sostuvo que «no tengo ni he tenido relación alguna, con el fin de delinquir, con el narcotraficante convicto Juan Antonio Hernández, ni con su hermano u otros delincuentes mencionados en los testimonios y alegatos de la Corte Federal de EE.UU.».

En una declaración previa a la acusación de Berman y Woolcock,  el Tigre precisó en torno a tales cuestionamientos que «definitivamente lo que están diciendo, que uno es conspirador, pues entonces la embajada de EE.UU. conspiró, la jefa que había entonces de la DEA aquí conspiró… No soy un narcotraficante; no soy un sicario, y por lo tanto rechazo categóricamente una situación de esas, pero si fuera el caso entonces tiene que ir presa la que estaba encargada de la DEA, tiene que ir preso Arturo Corrales por narcotráfico, tiene que ir preso el mismo presidente, tiene que ir presa toda la estructura».

Cabe recordar que el exdirector policial advirtió que «esto va a retumbar, voy a decir la verdad con relación al narcotráfico… Voy a decir todo lo que sé sobre el narcotráfico en el país, no puede ser que un narcotraficante lo acuse a uno, pero hay que enfrentarse y demostrar los hechos».

En declaraciones a medios reafirmó «estoy en condiciones de ir a donde se quiera para demostrar que las cosas no son como se están manejando o manipulando».

“Toda la documentación está en diferentes lugares y en el exterior porque tenía que protegerla. Yo voy a decir la verdad, siempre va a prevalecer la verdad, y no voy a mentir, y diré lo que ha pasado siempre en el país con relación al narcotráfico”, exteriorizó.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021