Por pandemia, sube a 1.4 millones los excluidos del sistema educativo hondureño

TEGUCIGALPA, Honduras El director del Instituto de Investigación Evaluación Educativa y Social de la Universidad Pedagógica Nacional de Francisco Morazán (UPNFM), Russbel Hernández, informó que el sistema de enseñanza hondureña venía en franco deterioro desde antes del coronavirus. Añadió que tras la declaración de la emergencia sanitaria por el gobierno en 2020, las personas excluidas del sistema pasaron de 700 mil a 1.4 millones en lo que va de 2021. El segmento más afectado por...
MCalix30 abril, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras

El director del Instituto de Investigación Evaluación Educativa y Social de la Universidad Pedagógica Nacional de Francisco Morazán (UPNFM), Russbel Hernández, informó que el sistema de enseñanza hondureña venía en franco deterioro desde antes del coronavirus.

Añadió que tras la declaración de la emergencia sanitaria por el gobierno en 2020, las personas excluidas del sistema pasaron de 700 mil a 1.4 millones en lo que va de 2021.

El segmento más afectado por la actual coyuntura y la crisis previa a la pandemia son los menores con edades comprendidas entre los cinco y 17 años.

Otro punto relevante del informe las personas que están en edad escolar no pueden acceder a las aulas y se suman los bajos niveles de aprendizaje, según resultados del Estudio del Programa Internacional para la Evaluación Internacional de los Estudiantes para el Desarrollo (PISA-D).

En términos Honduras presenta un considerable retraso respecto a los estudiantes de Chile.

En el caso de los docentes, afrontan el problema que no pueden ser dotados del material didáctico necesario para que se dé forma eficaz el proceso de enseñanza-aprendizaje.

La investigación arrojó que hay falta de instrumentos educativos para el uso de los estudiantes como libros de texto, guías de estudio y cuadernos de trabajo.

Si bien se tuvo que recurrir a la enseñanza en línea a causa del SARS-CoV-2, pero que ha representado un desafío por los problemas de conectividad tanto de los docentes pero, sobre todo, de los educandos y la falta de instrumentos tecnológicos, que son necesarios para la conectividad y clases virtuales.

El director del Sistema de Estudios de Posgrados de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Armando Euceda, indicó que no se le debe atribuir toda la carga a la tecnología de las deficiencias que pesan en educación.

Según datos oficiales, la cantidad de estudiantes matriculados en educación prebásica, básica y media en Honduras en 2014 fueron de dos millones 028 mil 304 y en 2015 subió a dos millones 031 mil 157.

Mientras tanto, en 2016 la cifra subió apenas a dos millones 034 mil 069; en 2017 descendió a los dos millones 026 mil 023 y en 2018 volvió a bajar a dos millones 018 mil 266.

Las cifras se tornaron alarmantes desde 2019, ya que hubo una matrícula de un millón 952 mil 686 alumnos y en 2020 de documentó el registro de un millón 871 mil 155 y en este 2021 un millón 765 mil 483 estudiantes admitidos.

En cuanto a la implementación de los pilotajes en los centros educativos, el estudio indica que las condiciones hidrosanitarias de las instalaciones no están aptas para que se lleven a cabo las medidas de bioseguridad requeridas, para evitar una ola de contagios en la comunidad educativa.

Según la distribución de centros escolares por el tipo de abastecimiento de agua, un 8.30 por ciento poseen agua de pozo, un 18.90 por ciento no cuentan con el vital líquido y el 68.20 por ciento tienen agua de río.

Los institutos educativos, de acuerdo al tipo de evacuación de aguas negras están un 55.30 por ciento están conectados al alcantarillado público, el 13 por ciento utilizan foso séptico y un 31.70 por ciento no poseen absolutamente nada.

Se acentuó la pérdida de la matrícula de la cobertura bruta por nivel educativo, en infantes de tres a cinco años, por lo que pasó de 2015, cuando hubo una matrícula del 39.5 por ciento a 2019 hasta un pico del 40.7 por ciento y bajó en 2020 y 2021 en 38.7  y 32.4 por ciento, de manera respectiva.

También se realizó una encuesta sobre el nivel de percepción de los padres de familia, para conocer si ellos creen que sus hijos están aprendiendo con las clases virtuales.

Un 57.7 por ciento consideran que sus hijos están aprendiendo muy poco, el 10.2 creen que no están aprendiendo nada.

Para el 26 por ciento sienten que es igual el nivel de aprendizaje; el 3.2 por ciento creen que están aprendiendo más y tan solo 2.9 por ciento no sabe si están o no aprendiendo.

Respecto al tema, el coordinador del Observatorio de la Educación UPNFM, Mario Alas, dijo que esta percepción evidencia que la juventud hondureña se quede sin educación es que aquellos que estudian no sean valorados para ostentar cargos profesionales por falta de competitividad nacional e internacional.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021