Iniciativa privada propone nueva ley para fijar el salario mínimo

TEGUCIGALPA, Honduras Tras continuar las negociaciones para establecer el nuevo salario mínimo en Honduras, la clase empresarial propuso en la mesa de discusión que se cree una nueva ley para fijar la escala salarial de los trabajadores. El gerente de asesoría legal del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Gustavo Solórzano expresó que la patronal “propone revisar y crear una nueva ley de salario mínimo, que permita a través de indicadores técnicos establecer el...
ABarahona5 abril, 2021

TEGUCIGALPA, Honduras

Tras continuar las negociaciones para establecer el nuevo salario mínimo en Honduras, la clase empresarial propuso en la mesa de discusión que se cree una nueva ley para fijar la escala salarial de los trabajadores.

El gerente de asesoría legal del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Gustavo Solórzano expresó que la patronal “propone revisar y crear una nueva ley de salario mínimo, que permita a través de indicadores técnicos establecer el salario”.

Si se establece la nueva tabla bajo la propuesta de la clase obrera, a criterio de Solórzano se terminaría de fracturar a la empresa privada y, según él, se iría a la informalidad y luego continuarían las transnacionales, pero se correría el riesgo que los inversionistas busquen otros países donde les sea más factibles pagar sueldos competitivos.

La propuesta puntual de los empresarios que no se concrete el incremento salarial al aparato agrícola, porque ha sido severamente golpeado por el paso de los fenómenos naturales Eta e Iota.

Argumentó que fundamentan su posición en base a que en Honduras más del 50 por ciento de los empresarios representan la economía informal.

Además, añadió, que la fijación económica nacional se basa en la microempresa con un 67 por ciento.

En cambio, la clase obrera a través de su representante, el secretario general de la Central General de Trabajadores (CGT), Daniel Durón propone una escala en los rangos siguientes: para la micro y mediana empresa aquellas empresas que tengan de uno a 10 empleados un incremento de 4.1 por ciento, aquellas empresas que tengan de 11 a 50 colaboradores, es decir la mediana empresa un aumento de cinco por ciento y en el caso de la gran empresa, de 150 trabajadores en adelante un ajuste del seis por ciento.

Según el gremialista,  estos porcentajes se midieron de acuerdo a la inflación que a la fecha que es de 4.1 por ciento.

“Siempre es un tema de discusión el salario mínimo, independientemente haya bonanza o crisis. Negociamos ajustes plurianuales, ni siquiera es aumento, es un buen ejemplo, debe ser piloto en otros países de América Latina”, aseguró el sindicalista.

Durón citó el caso de las maquilas, cuya gran parte de la fuerza laboral -el 70 por ciento- están bajo la figura sindical y por este nivel organizativo, les permite negociar su salario mínimo, el cual lo fijaron por cinco años.

El representante obrero expresó que el tema del salario mínimo en un asunto de clase social, donde juegan los factores económico y jurídico.

“Es un salario de sobrevivencia”, apuntó.

Durón explicó que en cuanto al factor económico, si no hay consumo, las empresas no crecen y en el caso particular del aspecto jurídico, la ley establece tres artículos que indican que se debe ajustar el salario, con base a la inflación que mide el Banco Central de Honduras (BCH) y se que convoque en noviembre la mesa de negociación y aplicar el reajuste del nuevo salario, para enero del siguiente año.

“No podemos aceptar eso menos de un porcentaje en la inflación, porque es algo jurídico. No es cierto que salario mínimo provoca desempleo, más bien debe generar mayor fortaleza a las empresas y mayor consumo a los trabajadores”, manifestó Durón.

En cambio, la clase patronal difiere con los planteamientos de los trabajadores en cuanto a que la ley tipifica que se debe basar el reajuste salarial respecto al aumento generalizado en el precio de los bienes y servicios, porque según sus criterios se calcula de acuerdo a la inflación interanual y no en la totalidad del 4.1 por ciento vigente.

“Las empresas han tenido demasiados problemas en 2020, según encuestas realizadas por organismos de cooperación internacional y la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), cerca del 40 y el 45 por ciento tuvieron que suspender operaciones y la mayoría de ellos ni siquiera ha reiniciado”, dijo el director de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Rafael Medina.

De acuerdo a la encuesta nacional de hogares, hay un millón 403 mil personas ocupadas en el sector privado el mismo número de 2012, y «retrocedimos 10 años a causa de la pandemia y de Eta e Iota», expresó Medina.

Las empresas tampoco han tenido ningún alivio fiscal, prosiguió, por lo que «pedimos tiempo no que se nos condonara, esto con el fin de pagar los impuestos y así darle liquidez a las empresas que intentaban salvarse de esta manera, así como se pidió tiempo para que los bancos hicieran readecuaciones en el pago a los deudores».

A juicio del representante de la CCIT, existe una sobreliquidez en el aparato financiero nacional, producto que los ciudadanos durante el inicio del confinamiento por la pandemia del covid-19 ahorraron, aunque para Medina esto no es del todo malo en cuanto al habito del ahorro en la población en términos económicos a pesar que hubo un duro golpe a la economía porque se reduce el consumo.

El desempleo se duplicó de 5.7 a 10.9, lo que se refleja en un número de 447 mil personas desempleadas en Honduras.

También comentó que existen 700 mil personas desalentadas, es decir; pobladores que no buscan trabajo, porque no tienen ningún esperanza de encontrar un puesto.

“Desde el punto de vista técnico, a juicio nuestro, hacer un movimiento en el salario mínimo es incorrecto en este momento, esa fue nuestra posición inicial”, afirmó Medina.

En el caso del secretario de Trabajo, Olvin Villalobos, mencionó que desde diciembre a la fecha se han llevado a cabo cinco reuniones con la Comisión Negociadora del salario mínimo y no hubo estancamiento durante las negociaciones.

De igual manera, dijo el funcionario,  se han tenido reuniones de manera bilateral con ambos actores y felicitó a las partes porque se han mantenido en la mesa de dialogo, esta actitud ya desde hace una década en el país.

Además, exteriorizó que ha sostenido reuniones bilaterales con buen tino.

En la segunda reunión de 2021, que se realizó el pasado 18 de enero, la Secretaria de Trabajo presentó el estudio laboral y las partes lo analizaron y en función de este empezaron a salir las primeras propuestas del sector trabajador y  patronal, informó Villalobos.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021