«Ten cuidado», advierte Biden a Irán tras ataque a milicias respaldadas por Teherán en Siria

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió a Irán que camine con cuidado en Irak tras un ataque aéreo estadounidense que destruyó partes de un complejo utilizado por milicias respaldadas por Irán mientras viajan entre Siria e Irak. «No se puede actuar con impunidad», dijo Biden a los periodistas en Houston, cuando se le preguntó qué mensaje estaba tratando de enviar a Teherán ordenando el ataque aéreo, llevado a cabo a última hora del...
BFlores1 marzo, 2021

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió a Irán que camine con cuidado en Irak tras un ataque aéreo estadounidense que destruyó partes de un complejo utilizado por milicias respaldadas por Irán mientras viajan entre Siria e Irak.

«No se puede actuar con impunidad», dijo Biden a los periodistas en Houston, cuando se le preguntó qué mensaje estaba tratando de enviar a Teherán ordenando el ataque aéreo, llevado a cabo a última hora del jueves, que golpeó un complejo en Boukamal, en el lado sirio de la frontera con Irak.

«Ten cuidado», agregó.

Los comentarios del presidente, que se produjeron casi 24 horas después de que dos F-15 Eagles estadounidenses lanzaran siete bombas guiadas por laser, destruyendo nueve instalaciones y dañando severamente a otras dos, fueron los primeros sobre el ataque, que se ha convertido en objeto de un debate político en Estados Unidos.

Funcionarios de la administración pasaron gran parte del día defendiendo el ataque, argumentando que era necesario proteger a las fuerzas estadounidenses en la región después de una serie de ataques con cohetes, incluyendo dos en las últimas dos semanas en Erbil y Bagdad.

Mientras que el ataque con cohetes Katyusha contra la Zona Verde de Bagdad sólo causó daños limitados, el ataque fuera del aeropuerto internacional de Erbil, en el norte de Irak, mató a un contratista de la coalición liderada por Estados Unidos e hirió a otras nueve personas.

Algunos miembros del propio partido político de Biden, sin embargo, expresaron su preocupación el viernes de que el presidente pudo haber ido demasiado lejos al ordenar una ataque de represalia.

«El pueblo estadounidense merece escuchar las razones de la administración para estos ataques y su justificación legal para actuar sin venir al Congreso», dijo el viernes en un comunicado el senador demócrata Tim Kaine, miembro de los comités de Servicios Armados y Relaciones Exteriores.

«Una acción militar ofensiva sin la aprobación del Congreso no es constitucional a falta de circunstancias extraordinarias», agregó.

Funcionarios de la Casa Blanca y el Pentágono rápidamente se retractaron, argumentando que Biden estaba dentro de sus derechos, citando los ataques en Erbil y Bagdad, al tiempo que insinuaron que era probable que hubiera más ataques de milicias.

«Cuando se plantean amenazas, él tiene el derecho de tomar una acción en el momento y en la forma de su elección,” dijo la secretaria de prensa Jen Psaki, a la prensa que acompañó al presidente en un viaje a Houston.

“El presidente está enviando un inequívoco mensaje de que actuará para proteger a los estadounidenses”, y agregó:“ Hubo un proceso legal completo y una revisión por adelantado”.

El Pentágono dijo el viernes que había notificado a los líderes del Congreso antes de que se iniciara el ataque y que estaba programada una sesión informativa completa y clasificada para los próximos días.

«Este fue realmente un ataque defensivo destinado a ayudar a proteger, en el futuro, a las fuerzas estadounidenses y los socios de la coalición», dijo el viernes a la prensa el portavoz del Pentágono, John Kirby.

«Estamos seguros de que se trataba de objetivos legítimos», dijo. “Sabemos que estos grupos utilizaron este complejo para ayudar a obtener recursos y ayudar a facilitar su capacidad para llevar a cabo este tipo de ataques dentro de Irak.

En un comunicado el jueves por la noche, el Pentágono dijo que el ataque tuvo como objetivo un complejo en un puesto de control en el lado sirio de la frontera entre Irak y Siria utilizado por Kataeb Hezbollah (KH) y Kataeb Sayyid al-Shuhada (KSS).

Las evaluaciones iniciales de Estados Unidos indicaron que también hubo algunas víctimas, aunque Kirby se negó a compartir detalles.

“Estos objetivos fueron elegidos con cuidado, muy deliberadamente y golpeados exactamente de la misma manera”, dijo Kirby.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos con sede en Londres, el ataque aéreo estadounidense tuvo como objetivo un envío de armas destinado a las milicias respaldadas por Irán. Citando fuentes sobre el terreno en Siria, dijo que 17 miembros de la milicia fueron asesinados.

Kataeb Hezbollah confirmó la muerte de uno de sus combatientes y condenó la acción estadounidense, insistiendo en que no estuvo involucrado en los recientes ataques contra las fuerzas estadounidenses y de la coalición en Irak.

“Recalcamos el derecho legítimo de nuestro pueblo iraquí a responder a esta cobarde operación criminal”, dijo en un comunicado traducido por el Grupo de Inteligencia SITE.

El grupo también instó a los iraquíes a «expulsar a las fuerzas de ocupación estadounidenses y enjuiciar a los traidores que conspiran con ellas».

Mientras tanto, los funcionarios iraquíes negaron haber brindado a Estados Unidos asistencia alguna que condujera a atacar el sitio de Boukamal, insistiendo en que la cooperación con Washington se limitaba a la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico.

Kirby dijo que si bien Bagdad no proporcionó información de inteligencia que ayudara a atacar las instalaciones de la milicia respaldada por Irán, la inteligencia iraquí «pudo ayudarnos a determinar mejor quién fue el responsable» de los ataques con cohetes contra las tropas estadounidenses y de la coalición.

Por su parte, Irán condenó el ataque aéreo de Estados Unidos, y el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Saeed Khatibzadeh, lo calificó de «agresión ilegal».

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria también reprendió a Washington, diciendo: «Se supone que [la administración Biden] se adhiere a la legitimidad internacional, no a la ley de la selva como [lo hizo] la administración anterior».

Sin embargo, queda por ver si el ataque estadounidense enviará un mensaje y hará mucho para disuadir a las milicias respaldadas por Irán.

«Envió la señal de que Biden no será un blandengue ante las actividades encubiertas iraníes, aunque es posible que los iraníes ni siquiera registren eso», dijo Phillip Smyth, analista del Instituto de Washington para la Política del Cercano Oriente que estudia a las milicias chiitas en la región.

«Es un golpe más suave, pero todavía bastante matizado», agregó Smyth sobre la decisión de Estados Unidos de atacar un objetivo en Siria, diciendo que la respuesta de las milicias hasta ahora había sido algo silenciada.

«Tengo la impresión de que se enfriará un poco y luego posiblemente se calentará», dijo.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021