¿Quién encenderá la mecha?

Ya está el ocote que encenderá el carbón y al carbón hay que soplarlo para que se mantenga encendido y soplándolo de forma constante hecha llamas. Pero también se deja de oxigenar a ratos para que el carbón sólo se mantenga encendido y no se encienda. Otras veces se deja de soplar para que se apague. En éste último caso es cuando la carne ya está asada. El carbón ya cumplió su propósito. También un...
Carlos Barahona3 febrero, 2021

Ya está el ocote que encenderá el carbón y al carbón hay que soplarlo para que se mantenga encendido y soplándolo de forma constante hecha llamas. Pero también se deja de oxigenar a ratos para que el carbón sólo se mantenga encendido y no se encienda. Otras veces se deja de soplar para que se apague. En éste último caso es cuando la carne ya está asada. El carbón ya cumplió su propósito. También un carbón por muy bueno que sea, si se tiene encendido por mucho tiempo sin poner la carne al anafre se terminará quemando.

¿En que condición está la sociedad hondureña? ¿En qué condición está la dirigencia política y social del país? ¿Qué méritos reclaman algunos dirigentes políticos y sociales de cara a un nuevo proceso electoral?

Nuestra sociedad hondureña fue un carbón ardiente a punto de agarrar llamas pero poco a poco se ha llenado de ceniza, amenazando con apagarse definitivamente. Los encargados de soplar y mantenerlo encendido se desentendieron ocupándose de sus intereses muy particulares. Ellos han estado y estarán muy cómodos por muchas generaciones mientras el espíritu de la población hondureña se apaga. ¿Por qué los encargados de mantener la llama vivan no continuaron su labor? ¿Será acaso que se quemarían ellos mismos? Viejos oportunistas que en nombre de una revolución que nunca han ganado reclaman méritos que no les corresponde. Jóvenes con una intelectualidad deshonesta creen tender puentes hacia el porvenir con los mismos vicios del pasado. ¡Porque hay viejos jóvenes y jóvenes viejos! decía Salvador Allende

La sociedad hondureña hoy se encuentra en la disyuntiva de quitar a unos para poner a otros en igual condición. Hoy se encuentra una población diezmada ante un abanico de rostros de hombres, mujeres, negros, blancos, feministas, diversidad sexual que en esencia ofrecen muy poco para salir del agujero en que nos encontramos.

¿Podemos estar peor? Por supuesto que podemos estar en peores condiciones lo que no significa que estemos conformes con la actual situación económica, política y social del país. Tampoco significa que haya que quitar a unos y poner a otros dándonos la falsa sensación del cambio.

¿De que se trata entonces? Se trata de llegar a acuerdos mínimos para alcanzar un objetivo en común. Se trata de enfrentar aún dictador y lo que representa sin olvidar quien es cada quien de los que nos acompaña en esta cruzada. Se trata de entender que no somos químicamente puros. Se trata de entender que en ésta hondura en el marco de las protestas los muertos, gaseados y sacrificios los ha puesto el pueblo y que ningún dirigente pueda hacerse llamar comandante de ninguna revolución. También se trata que los del otro lado, no se den baños de pureza. Ya habrá tiempo de arreglar las cargas en el camino. Mientras tanto hay un enemigo enfrente que es preciso enfrentar y vencer.

Muchos años de padecimiento acumulados lleva bajo sus espaldas la población hondureña con promesas que está vez sí. Batallas prolongadas tienen más peso de derrota que de victoria.

Es raro el líder que pueda adjudicarse una verdadera representación del pueblo hondureño., sí lo hubiera ¿Acaso estaríamos en ésta condición de miseria?

¿Quién podrán encender la mecha? Definitivamente será el mismo pueblo hondureño a través de la indignación, organización y acción.

No somos ilusos, sabemos que intereses representa cada quien, sabemos en que andan y será el pueblo hondureño al final quien decidirá con la información y sabiduría popular a quien le dan el honroso cargo de representarlo.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021