Honduras perderá 46 millones de lempiras a causa de privilegios a empresarios, según Fosdeh

Lejos de generar desarrollo y crecimiento para el país, los argumentos que la renuncia fiscal busca “incrementar el empleo, reducir la pobreza y atraer la inversión prácticamente han fracasado cuyas estrategias han demostrado no ser eficientes» , señala el Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh). El informe titulado «Ilusionismo Económico, modelo extractivista y covid-19 en Honduras» realizado por el economista Alejandro Kaffati, subraya que se necesitan repensar las políticas de...
ABarahona17 noviembre, 2020

Lejos de generar desarrollo y crecimiento para el país, los argumentos que la renuncia fiscal busca “incrementar el empleo, reducir la pobreza y atraer la inversión prácticamente han fracasado cuyas estrategias han demostrado no ser eficientes» , señala el Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh).

El informe titulado «Ilusionismo Económico, modelo extractivista y covid-19 en Honduras» realizado por el economista Alejandro Kaffati, subraya que se necesitan repensar las políticas de fomento de inversiones y tomar en cuenta al sector productivo por ser el generador de empleos que ha sido golpeado por la pandemia.

El gasto tributario en Honduras pasó de representar 37 millones de lempiras en 2017 a 46,128 millones en el 2020, lo cual es un equivalente sobre el presupuesto general de la república del 16.3 por ciento que se pierden considera el Fosdeh.

“En otras palabras, el Estado de Honduras deja de invertir a través del gasto público unos 46,128 millones de lempiras porque renuncia a obtenerlos y, en cambio, el beneficio asumido por los inversionistas no se traduce en más y mejores salarios para la mayoría de la población».

Otra de las conclusiones resumen que el gasto tributario en Honduras se ha caracterizado por no ser verticalmente equitativo, es decir, las personas naturales o jurídicas de mayor capacidad contributiva no pagan proporcionalmente más impuestos y el peso fiscal descansa, mayoritariamente, en los estratos medianos y bajos de la sociedad.

Fosdeh identificó que cinco sectores siendo las empresas mercantiles de capital extranjero y dedicadas a la producción agroalimentaria son las que concentran el 91 por ciento de las exoneraciones otorgadas para el periodo del 2008 al 2013.

No obstante para el 2009, descubre que existen 68 decretos que otorgaban privilegios fiscales a las empresas mientras que para el 2013 aumentó a 200 decretos de exoneraciones y otras prebendas en el país.

El modelo extractivista en Honduras 

Por 30 años, en Honduras ha predominado un modelo económico extractivista ilustra el informe, del cual ha demandado de los gobiernos en decisiones como desconocer las responsabilidades constituciones para proteger, el retiro del Estado de las actividades económicas, la desprotección legal de la fuerza de trabajo y entre otros.

Como consecuencia, desde el 2017 al 2019 “presenta menores tasas de crecimiento económico, disminuciones significativas en los flujos de inversión extranjera directa y un incremento considerable en los índices de subempleo visible e invisible; indicadores que al pasar del tiempo desprotegían al Estado para enfrentar coyunturas de recesión internacional o el estallido interno de crisis sociales”.

En cifras, esto se traduce que en los últimos tres años, Honduras creció de un 4.5 por ciento en el 2017 a un 2.7 por ciento en el 2019

«En ese contexto, el impacto del COVID-19 se mezcla con la precariedad preexistente en el país, deviniendo una situación insostenible para la población en general, pese a lo cual, la elite corrupta mantiene y acreciente una serie de privilegios, vía exenciones y/o exoneraciones, en detrimento de los más pobres, de la clase media, y del mismo Estado», establece el estudio.

Según el informe, en temas fiscales, estos privilegios debilitan los ingresos tributarios ya que la Secretaría de Finanzas registró para finales del 2019 una disminución de 831 millones de lempiras respecto a la meta de recaudación propuesta por el Servicio de Administración de Rentas (SAR).

Entre las recomendaciones que propone el Fosdeh son «revisar exhaustivamente las concesiones, exenciones y/o exoneraciones a fin de valorar su rentabilidad versus la variable de utilidad socioeconómica y sostenibilidad.

Además, se debe apuntar » a reconvertir el modelo extractivista o de enclave» y «cambiar el esquema de incentivo a la inversión extranjera».

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021