Eta deja al descubierto vulnerabilidad y falta de planes de gestión de riesgo

La tormenta tropical Eta no alcanzó a convertirse en un huracán como el Mitch, no obstante, expertos consideran que el impacto fue el mismo y ante la falta de planes de prevención, manifiestan que no aprendimos a prevenir ni mitigar. «Puede ser que los fenómenos sean fuertes, pero esta tormenta no fue tan fuerte como el Mitch pero puede ser que el impacto sea casi igual de grande, sucede eso porque las ciudades están mas...
ABarahona9 noviembre, 2020

La tormenta tropical Eta no alcanzó a convertirse en un huracán como el Mitch, no obstante, expertos consideran que el impacto fue el mismo y ante la falta de planes de prevención, manifiestan que no aprendimos a prevenir ni mitigar.

«Puede ser que los fenómenos sean fuertes, pero esta tormenta no fue tan fuerte como el Mitch pero puede ser que el impacto sea casi igual de grande, sucede eso porque las ciudades están mas vulnerables, porque no se hace la infraestructura apropiada, no se garantizan los medios de vida para las personas», explicó la arquitecta Alejandra Padilla.

Según las autoridades de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) más de 50 personas personas han fallecido y cerca de 2 millones de hondureños resultaron afectados. Comunidades quedaron incomunicadas, familias perdieron sus hogares y obras de infraestructura quedaron dañados a causa de ETA.

«La prevención es importante, la gestión de riesgos  es la base del desarrollo, no podemos hacer una serie de infraestructura y cada cinco o diez años dejar que esa infraestructura se derrumbe, se caiga y se inunde si no gestionamos», indicó Padilla.

Padilla recalcó que después de esta tormenta se debe realizar la gestión de riesgos para determinar los daños, que obras se podrán realizar para los siguientes 20 años y además, comenzar a pensar en donde colocar a las personas que han perdido todas sus pertenencias y sus hogares.

«Podemos diseñar algunos tipos de vivienda para las personas para que se ubiquen temporalmente, la otra es que podemos empezar a hacer vivienda donde se establezcan una vez que pase las inundaciones, muchas perdieron su casa y su ropa, son obras de emergencia y postemergencia, tenemos que empezar a planificar para el futuro, tenemos que saber que la seguridad alimentaria la debemos garantizar»

De igual forma, señala que es importante el ordenamiento territorial para no ubicar a las personas en zonas de riesgo.

Agrega que para hacer esa planificación, el plan tiene que derivarse en proyectos, «proyectos tienen que tener dinero, sin dinero no se puede hacer obras lo que tenemos que hacer es garantizar los sistemas de transparencia y rendición de cuentas».

«Tenemos que dejar de permitir que la gente viva allí, como lo hacemos? Pues tiene que haber una política clara de los gobiernos locales que digan donde se van a asentar la gente que migran del campo a la ciudad, cuando le decimos que no se asienten en estos lugares de riesgo, sino que este terreno es para ustedes a eso le llamamos ordenamiento territorial», dijo la experta.

En ese sentido, se requieren planes de prevención, mitigación y control de riesgo sostuvo Padilla.

«Cuando decidimos cuales son las zonas de riesgo, cuales son las zonas apropiadas, cuales para el trabajo, tenemos que ordenar el territorio, no podemos dejarlo al libre albedrío, estas son las consecuencias, que las personas pueden perder la vida por estar en lugares que no son apropiados para vivir», sostuvo.

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021