Gracias a Dios e Islas de la Bahía el reflejo del deplorable sistema de salud

Las consecuencias del deplorable sistema de salud hondureño se han visto en medio de la pandemia del Covid-19 donde departamentos como Gracias a Dios e Islas de la Bahía han sido el reflejo del abandono y la precariedad en que han dejado los gobiernos a los centros de salud, hospitales públicos, centros periféricos, entre otros. Hasta este momento, según los datos proporcionados por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), el departamento de Gracias...
ABarahona23 julio, 2020

Las consecuencias del deplorable sistema de salud hondureño se han visto en medio de la pandemia del Covid-19 donde departamentos como Gracias a Dios e Islas de la Bahía han sido el reflejo del abandono y la precariedad en que han dejado los gobiernos a los centros de salud, hospitales públicos, centros periféricos, entre otros.

Hasta este momento, según los datos proporcionados por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), el departamento de Gracias a Dios acumula 281 contagios de Covid-19, de los cuales, siete han fallecido y solo uno se ha recuperado, aunque la alcaldesa del municipio de Brus Laguna desmiente esos números; Por su parte en el departamento de Islas de la Bahía se reportan 172 casos, un fallecido y 28 recuperados.

La doctora Iris Laínez, asignada por el programa Código Verde para el municipio de Brus Laguna, en Gracias a Dios, fue la que destapó la precaria situación en la que están siendo atendidos los pacientes que se contagian con el coronavirus.

“No tenemos luz, el personal contratado solo son dos médicos y cuatro enfermeras, una de ellas incapacitada por sospecha de contagio, solo tenemos tres tanques de oxígeno y están vacíos. Diariamente tenemos 45 consultas y un solo cilindro de oxígeno para las únicas cuatro camas disponibles de emergencia y solo hay un manómetro, no hay equipo de protección, estamos reutilizando. Hemos visto como las personas mueren frente a otras porque ni siquiera hay para hacer una división”, denunció Laínez.

Misma situación se denunció en el Hospital de Puerto Lempira por el doctor Hugo Reyes donde señaló que ni siquiera se cuenta con Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y se quedaron sin oxígeno para los pacientes que lo necesitan.

“Aquí ya no hay oxígeno, no hay un banco de sangre, es el único hospital para todo el departamento, tenemos dificultades para trasladar pacientes, el poco personal se ha contagiado por la falta de equipos de protección, aquí no hay pobreza aquí lo que hay es miseria”, expresó.

Luego de las reiteradas denuncias por las condiciones en las que se encuentran el sistema sanitario de Gracias a Dios, la Secretaría de Salud conformó una comitiva integrada por la propia ministra asignando una partida de 20 millones de lempiras para fortalecer los establecimientos de salud y aseveró que se hará una intervención completa.

“Se llevan medicamentos, equipos de protección y un fondo aprobado de 20 millones de lempiras para que la comunidad lo administre con la veeduría social y que hagan compras para abastecerse de las necesidades sanitarias que viven en la zona. Es necesario hacer una intervención completa, esta es la segunda visita, donde vamos con el equipo de epidemiología para hacer un análisis de la situación y para la próxima semana tener un equipo técnico trabajando en la zona”, dijo Alba Consuelo Flores, ministra de salud.

En respuesta, el doctor Reyes exigió a las autoridades de salud dar una solución real y no temporal como ha sucedido todo este tiempo y así poder mejorar las condiciones de vida en Gracias a Dios.

“Ojalá que con esta comisión se logre esos cambios en una forma definitiva, que no sea algo temporal, que vienen a regalar 20 millones que no son nada para lo que estamos afrontando, se va a acabar el dinero y después volvemos a lo mismo. Lo que exigimos es que se planteen soluciones a largo plazo y que se mejoren las condiciones de vida de toda esta población”.

Según datos de los propios médicos y autoridades edilicias, solo en el municipio de Brus Laguna, han fallecido 13 personas y estiman que al menos el 30 por ciento de la población se ha contagiado con el virus, mientras que en el municipio de Puerto Lempira ya se registran nueve defunciones.

Del mismo modo, el departamento de Islas de la Bahía, específicamente en los municipios de Roatán y José Santos Guardiola se encuentran en crisis de personal de salud para atender la pandemia debido a que la mayoría de enfermeros y enfermeras, han dado positivo a las pruebas realizadas en los centros hospitalarios.

También existe una demora en el procesamiento de más de 500 pruebas del Covid-19, procedentes solo de Islas de la Bahía lo que ha ocasionado que se tenga un retraso más alto para la entrega de resultados y aumente la posibilidad de más contagios.

Cabe señalar que el municipio de Roatán, aunque ya cuenta con un hospital, denominado del mismo nombre, es considerado el más pequeño de Honduras y no es suficiente para suplir las necesidades de sus habitantes. Fue inaugurado en el año 1991, pero en la actualidad cuenta con tan solo 55 camas para suplir las necesidades de la población de los dos municipios que componen la isla.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021