Menos del 50% de la población hondureña votaría por candidatos de grupos subrepresentados

Bajos niveles de tolerancia se reflejan por parte de la población hondureña hacia candidatos de grupos subrepresentados, entre ellos mujeres, jóvenes y otras minorías refleja un estudio realizado por la Facultad de Ciencias Sociales. La mayor parte de las personas encuestadas para el estudio estaría dispuesta a votar por mujeres en un 95% y jóvenes en un 93%, siendo el área rural donde preferirían que una mujer se postulara para ser candidata presidencial, explicó el...
ABarahona26 mayo, 2020

Bajos niveles de tolerancia se reflejan por parte de la población hondureña hacia candidatos de grupos subrepresentados, entre ellos mujeres, jóvenes y otras minorías refleja un estudio realizado por la Facultad de Ciencias Sociales.

La mayor parte de las personas encuestadas para el estudio estaría dispuesta a votar por mujeres en un 95% y jóvenes en un 93%, siendo el área rural donde preferirían que una mujer se postulara para ser candidata presidencial, explicó el director de FLACSO en un foro organizado por el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria en Honduras (NIMD), Rolando Sierra.

Un 86% de las personas votarían por candidatos afrohondureños o índigenas, un 79% votaría por personas con discapacidad y un bajo porcentaje por miembros de la comunidad LGTBI.

Las razones por las cuales no votarían por candidatos de la comunidad LGTBI, en su mayor parte, son porque aducen que va en contra de su moral o religión. Otros consideran que no saben de política, son débiles o no los consideran responsables.

«Ningún candidato o candidata a la presidencia de estos grupos alcanza más del cincuenta por ciento, con la cual al parecer las personas encuestadas están más dispuestas a votar si el candidato a la presidencia es hombre, blanco o mestizo y adulto», fue una de las conclusiones.

A pesar de que candidatos de estos grupos se han postulado para las elecciones populares, son menos representados en las diferentes instituciones, no ganan y el voto de los ciudadanos no es favorable.

Por otro lado, aunque el 60% de la población no tiene confianza en las instituciones electorales, la mayor parte votó en las elecciones pasadas del 2017 y un 39% se identifica con un partido político.

«No hay perspectiva de derechos en los ciudadanos. En otro estudio se destaca que en Honduras no conocemos nuestros derechos», explicó Sierra.

Además entre otros resultados, se evidenció que existe una resistencia al cambio, donde influyen sentimientos y prejuicios en contra de considerar a estos candidatos capaces para optar por un cargo de elección popular que por otras explicaciones más razonadas.

En las elecciones del 2017 participaron candidaturas abiertamente LGBTI en cinco partidos políticos de las cuales no salieron electos.

Mujeres tuvieron más participación en la cual unas 27 ganaron una diputación siendo un retroceso comparado con las elecciones en el 2013 que ganaron 33. De las 27 diputadas, 13 son del Partido Nacional, 3 del Partido Liberal y 2 de Alianza Patriótica.

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021