Nuevo Código Penal causará un «futuro sombrío»

La entrada en vigencia del nuevo Código Penal no se detendrá aun en medio de un crisis que se vive por la pandemia del covid-19. El exfiscal de la República, Edmundo Orellana, manifiesta que no es la dogmática del código penal que se cuestiona, lo que se juzga es que la normativa «sea tan indulgente con los delitos de corrupción, lavado de activos y narcotráfico». «La política criminal en Honduras ha sido proteger al delincuente...
ABarahona8 mayo, 2020

La entrada en vigencia del nuevo Código Penal no se detendrá aun en medio de un crisis que se vive por la pandemia del covid-19.

El exfiscal de la República, Edmundo Orellana, manifiesta que no es la dogmática del código penal que se cuestiona, lo que se juzga es que la normativa «sea tan indulgente con los delitos de corrupción, lavado de activos y narcotráfico».

«La política criminal en Honduras ha sido proteger al delincuente de cuello blanco, darle más poder al gobernante y someter los poderes del estado a los gobernantes», dijo para un foro organizado por el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA).

Por años, la corrupción se ha agravado penetrando en todos los niveles y el daño se refleja en el sistema judicial, de salud, educación. Edmundo Orellana expresa que la corrupción es uno de los delitos más graves.

El CNA fue uno de las primeras organizaciones en pronunciarse, acudiendo a presentar una iniciativa ciudadana que no fue tomada en cuenta.

Ante eso, la Corte Suprema de Justicia (CSJ), comunicó que debía entrar en vigencia el 10 de mayo luego de que venciera el segundo vacatio legis, sugiriendo en no aprobar la iniciativa presentada por el CNA.

«Lo que nos trata de decir la Corte Suprema de Justicia es que  pueden generar seguridad jurídica en materia penal pero la verdad es que nunca la han generado», agregó Orellana.

Por las exigencias de la población que salen a las calles a protestar contra la corrupción, nace la MACCIH, que aunque no era una Comisión Internacional Contra la Impunidad, viene a generar la seguridad jurídica que no garantizaba el sistema judicial.

Edmundo Orellana, reflexionó que autoridades han fallado, siendo capaces de cometer actos que han dañado al país en los últimos años.

Aunque la Misión de Apoyo contra la Corrupción e Impunidad (MACCIH), terminó su mandato, considera que dejó importantes enseñanzas y logros, revelando que la corrupción «no es individual ni de grupos, es de redes».

«Yo lo que veo es un futuro sombrío, si fueron capaces de expulsar la MACCIH con la anuencia de los Estados Unidos, nada hizo la cooperación internacional ni la OEA, si lograron hacerlo, ¿de qué son capaces?»

«Debemos generar la conciencia para que se preocupe de que ese código atenta en contra de los intereses y para ello hay que tener siempre dentro de la agenda la derogatoria de los delitos de corrupción».

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021