En dos informes CNA desnuda corrupción en compras ante la COVID-19

El pasado viernes 17 de abril el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), presentó la primera parte del informe “Corrupción en tiempos de COVID-19” donde denunció la sobrevaloración de precios en la compra de insumos médicos por parte de la Secretaría de Salud; El día de ayer, 27 de abril, presentó la segunda parte del informe donde destapa irregularidades ahora por parte de INVEST-Honduras. A raíz de las denuncias hechas por varios ciudadanos a través de redes...
ABarahona28 abril, 2020

El pasado viernes 17 de abril el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), presentó la primera parte del informe “Corrupción en tiempos de COVID-19” donde denunció la sobrevaloración de precios en la compra de insumos médicos por parte de la Secretaría de Salud; El día de ayer, 27 de abril, presentó la segunda parte del informe donde destapa irregularidades ahora por parte de INVEST-Honduras.

A raíz de las denuncias hechas por varios ciudadanos a través de redes sociales donde denunciaban la compra de insumos y equipos médicos para hacerle frente a la pandemia de la COVID-19, el CNA emprendió una marcha en la investigación de estos actos de corrupción.

En el primer informe el CNA, comparó las compras de insumos médicos que realizó el Poder Judicial en comparación con las compras realizadas por la Secretaría de Salud donde encontró una sobrevaloración de 3,653,960.00 en perjuicio contra el Estado.

En la entrega del segundo informe, el CNA fue más directo denunciando con nombre y apellido aquellas empresas que sobrevaloraron los precios de los insumos médicos aprovechándose de la necesidad de estos y vendiéndolo a INVEST-Honduras.

“El CNA presenta ante la ciudadanía la segunda parte de la investigación efectuada a la adquisición de insumos por parte del Estado, específicamente haciendo alusión a las tan polémicas mascarillas N95 y las descartables, las cuales han venido siendo objeto de numerosas denuncias ciudadanas que llegan a diario a la plataforma del Consejo por sus elevados precios”. Detalla parte del informe.

INVEST-Honduras, el 8 de abril de 2020, por medio de la orden de compra n.º 018-2020 se aprobó la adquisición a la Distribuidora Comercial Hondureña, S.A. (DICOHONSA), de 250,000 mascarillas N95, a un valor unitario de L 140, siendo el valor total de la compra L 35,000,000.00.

“Cabe resaltar que la señora Alejandra María Rápalo Ocón, socia de DICOHONSA, está relacionada con la Organización no Gubernamental de Desarrollo (ONGD), Transformando Nuestra Nación, misma que ha celebrado convenios con la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis) en los años 2016 y 2017 para la construcción de letrinas, pilas, techos y pisos en viviendas de personas en condición de pobreza extrema, facturando en aquel entonces un monto de L 27,300,580.00”.

“Igualmente, esta ONGD recibió del Fondo Departamental recursos gestionados por el otrora diputado, Augusto Domingo Cruz Asensio, por la cantidad de L 600,000.00 para el programa denominado: Informados Combatimos el Zancudo, desarrollado en el Distrito Central, de lo que no existe evidencia sólida sobre su ejecución, según lo consignado en el informe especial n.º 004-2018-DAFD-GAE-ONGD/TRANSNNA-H, elaborado por el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) en septiembre del 2019 y posteriormente remitido al Fiscal General de la República”. Especifica la denuncia del CNA.

El mismo 8 de abril de 2020, por medio de la orden de compra n.º 019-2020, INVEST-H se autorizó y gestionó la adquisición con el Grupo GYT S.A. de C.V., de 474,000 mascarillas N95, a un valor unitario de L 107.25, ascendiendo el valor total de la compra a L 50,836,500.00.

“Cuando la sociedad se constituyó, la señora Waleska Marlene Zelaya Portillo formaba parte del Consejo de Administración de dicha empresa en calidad de tesorera, posteriormente se separó de dicho cargo en enero del 2018 cuando inició su periodo como diputada en el Congreso Nacional de Honduras. Cabe resaltar que, en la actualidad, el señor Juan José Lagos Romero, esposo de la diputada Zelaya, es socio y presidente de Grupo GYT”. Denuncia el CNA.

El 9 de abril de 2020, por medio de la orden de compra n.º 017-2020, INVEST-H se autorizó la compra a Access Telecom de diez artículos correspondientes a equipos de protección por un valor total de tres $ 3,547,500.00.

“Sociedad mercantil extranjera radicada en Miami, Florida; cuya propiedad corresponde al señor Abraham Albert Benhamu”.

Solo en estas tres compras, se gastó L 126,133,143.37 en las compras de mascarillas N-95 y descartables por lo que el CNA recurrió a la comparación entre los precios gestionados a través del fideicomiso de Banco de Occidente con la Secretaría de Salud y las compras adquiridas por INVEST-Honduras para determinar si existe una diferencia entre los costos de adquisición.

“La Secretaría de Salud mediante su fideicomiso, adquirió las mascarillas N95 a un precio de L 67.01; sin embargo, INVEST-H autorizó compras a tres proveedores diferentes estas mascarillas N95; a la empresa DICOHONSA a un valor de ciento L 140.00; A la sociedad ACCESS TELECOM por un valor de L 119.54; y GRUPO GYT por L 107.25. Quedando en evidencia el alto costo al que INVEST-H adquirió este tipo de mascarillas, generando un perjuicio de L 45,200,088.83 en contra del Estado”. Detalla parte del informe.

Según el CNA, del monto total investigado, habiendo realizado la cotización de ambos tipos de mascarilla con los precios de mercado que la Secretaría de Salud adquirió mediante el fideicomiso, se identificó que la compra pudo haberse efectuado con una inversión de solamente un 54 por ciento del monto, lo que equivale L 68,566,740.00.

Ante estos señalamientos, Marco Bográn, director de INVEST-Honduras, aseguró que pudieron haber cometido “errores”, pero no actos de corrupción por lo que procederá contra ellos en caso que lo difamen.

“No he podido analizar el informe, lo vamos a estudiar detenidamente; El CNA todavía no ha entendido que todas nuestras acciones van dentro del marco de una emergencia global, no una emergencia nacional este no es el huracán Mitch. Pudimos haber salido al mercado y cometer errores, pero eso no es equivalente a un tipo de corrupción y advierto a los miembros del CNA que si me difaman o calumnian procederé criminalmente contra ellos”.

Queda en evidencia que el CNA en dos informes ha desnudado los actos de sobrevaloración de precios en la compra de insumos y equipos médicos por parte de instituciones del Estado aprovechándose de la pandemia de la COVID-19 para cometer estas acciones.

La pregunta será, si ya el CNA presentó dos primeras partes de los “actos de corrupción en tiempos de COVID-19” ¿Cuántos informes más seguirán?

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021

Don`t copy text!