Migrantes terminan siendo más invisibles y discriminados en tiempos del coronavirus

A pesar de estar en medio de una pandemia, las deportaciones han seguido, siendo las mujeres y los niños la población más vulnerable. Estos flujos migratorios no son un fenómeno nuevo, inclusive el covid-19 no detendrían estos desplazamientos cuyo esperanza es buscar nuevas oportunidades, aquellas que les ha negado el gobierno a las personas que parten. En abril, al menos 269 hondureños llegaron a Honduras en diferentes vuelos, arribando en San Pedro Sula, una de...
ABarahona16 abril, 2020

A pesar de estar en medio de una pandemia, las deportaciones han seguido, siendo las mujeres y los niños la población más vulnerable.

Estos flujos migratorios no son un fenómeno nuevo, inclusive el covid-19 no detendrían estos desplazamientos cuyo esperanza es buscar nuevas oportunidades, aquellas que les ha negado el gobierno a las personas que parten.

En abril, al menos 269 hondureños llegaron a Honduras en diferentes vuelos, arribando en San Pedro Sula, una de las zonas más afectas por el coronavirus.

«Las personas migrantes en tiempos de covid-19 terminan siendo las personas más invisibles» expresó la historiadora, Lilian Girón.

Un grupo de migrantes que había sido retenido por protocolo para hacerles las pruebas del covid-19, se escaparon asegurando que dónde se encontraban no tenían las condiciones necesarios.

Pero el migrante retornado no solo se enfrenta aquellas razones por las cuales se sintieron obligados a migrar; con la pandemia, la discriminación ha aumentado.

«Rechazamos a nuestros hermanos propios hondureños que están siendo retornados. No los quieren en un país extranjero donde fueron a dar su vida y fuerzas y nosotros también los estamos rechazando», manifestó Senia Suazo, miembro del Comité de Familiares de Migrantes del Centro de Honduras (COFAMICEH).

En las caravanas no solo es el hombre de familia que migra, las mujeres y niños también han emprendido ese camino en busca del sueño americano.

«La mujer siempre ha migrado, sin pareja sin otra persona, la migración toma rostro de mujer con la madre que se queda buscando a su hija o hijo desaparecido en la ruta migratoria con la mujer que es deportada con una condición de discapacidad, cuando las mujeres anulan su vida para poder cuidar de sus hijos», expresa Girón.

El papel de la mujer en las rutas migratorias, cuenta Girón, es ser escudos, monedas de cambio y cuerpos de contrabandeo.

Un refugio en medio de la tempestad 

Muchas familias no obtienen respuestas de las autoridades sobre sus familiares que han migrado, pasando por un proceso de dolor al no saber su paradero.

Es así como nacen las organizaciones no gubernamentales de familiares de migrantes, para buscar refugio, ayuda y alguien con quien compartir su historia.

«Somos una familia que nos une el dolor, la sed de justicia, esperanza y se nos reconozca que nuestros familiares no eran delincuentes sino que buscaban mejores oportunidades» dice Senia Suazo.

En Honduras, existen 10 organizaciones que brindan ese acompañamiento que necesitan y no encuentran en los entes gubernamentales.

«No podemos cubrirlo todo, pero sabemos que le vamos a apuntar a darles talleres a las familias, darles nuevas herramientas para poder ayudarles», agrega Aixa Cardona, que forma parte del Comité de Migrantes Desaparecidos de El Progreso, Yoro.

Con la pandemia, nadie se preparó, sin embargo, las personas deportadas no están recibiendo un trato digno aseguran estos comités.

«No es una migración voluntaria, nos hace salir de nuestro comunidad y país enfrentarnos a personas que nos pueden hacer daños, la persona deportada no la están dejando entrar ni a su municipio ni su hogar», enfatizó Suazo.

El Comité de Migrantes Desaparecidos de El Progreso, Yoro que nació después del Huracán Mitch en 1999, a pesar de sus limitaciones, ayudan en la búsqueda de personas desaparecidos, en la línea de ayudar a las personas privadas de libertad, repatriación de este cómite y ayuda psicosocial se están inculcando en los jóvenes y niños.

«No podemos cubrirlo todo, pero sabemos que le vamos a apuntar a darles talleres a las familias, darles nuevas herramientas para poder ayudarles» dijo Cardona.

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021