La poca agua en la capital podría durar hasta junio

La pandemia de la COVID-19 o coronavirus ha venido a agudizar los tantos problemas que enfrentan sectores de la sociedad hondureña y específicamente a los de escasos recursos. Uno de estos factores, y se podría decir de los más importantes, es la escasez del agua potable en algunas ciudades del país, siendo el Distrito Central el más afectado. A las exigencias de ciudadanos que protestan exigiendo comida se suma la de abastecerlos con agua ya...
ABarahona16 abril, 2020

La pandemia de la COVID-19 o coronavirus ha venido a agudizar los tantos problemas que enfrentan sectores de la sociedad hondureña y específicamente a los de escasos recursos.

Uno de estos factores, y se podría decir de los más importantes, es la escasez del agua potable en algunas ciudades del país, siendo el Distrito Central el más afectado.

A las exigencias de ciudadanos que protestan exigiendo comida se suma la de abastecerlos con agua ya que existen colonias capitalinas donde hace un mes no les envían el vital líquido.

El pasado lunes, un grupo de pobladores de la aldea Yaguacire y de la colonia Loarque, en la salida al sur de la ciudad, protestaron con bloqueo de la carretera exigiendo a las autoridades capitalinas suministro de agua potable.

Carlos Hernández, jefe de la División Metropolitana del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), expuso la crítica situación de las represas en la capital, por ejemplo, la represa Los Laureles, ubicada al sur oeste de la capital y que abastece al menos un 30 por ciento de capitalinos, se encuentra a menos del 50 por ciento de su capacidad total mientras que la represa La Concepción, que abastece a un 45 por ciento de capitalinos reporta, solo registra un 25 por ciento de su capacidad máxima.

También, Hernández, detalló que la producción de agua de La Tigra, que abastece a un 20 por ciento de capitalinos, ha bajado su producción diaria a solo 325 litros de agua por segundo, cuando su producción normal es 900 litros por segundo.

Los incendios empeoran la crisis por falta de agua

Según datos estadísticos del Cuerpo de Bomberos de Honduras los incendios se han reducido en un 70 por ciento este año, pero el Distrito Central es el más afectado con 95 incendios de grandes proporciones.

Francisco Morazán es el departamento donde más siniestros se registran con 103, y solo en el Distrito Central registran 95, lo que representa 2,430 hectáreas consumidas.

Para el comandante del Cuerpo de Bomberos, José Manuel Zelaya, estos incendios provocarán que los racionamientos del agua potable sean más severos debido a la escasez del vital líquido.

“Nosotros utilizamos agua de las represas que abastecen de agua a los capitalinos para combatir los incendios forestales eso hace que la poca cantidad de agua con la que se cuenta se reduzca ya que se utiliza para apagar los incendios”. Detalló, Zelaya.

Cuando se estima comiencen las lluvias

Según autoridades del Comité Permanente de Contingencias (COPECO), se estima que a nivel nacional las lluvias se harán presentes en el mes de mayo, pero no de manera regular.

Se pronostica que para julio o agosto las lluvias en el país sean constantes y con eso poder lograr que las represas puedan captar la mayor la cantidad de agua potable.

En caso de no ser así, Carlos Hernández, asegura que para el mes de junio la represa Los Laureles estará completamente seca y La Concepción a mediados de julio.

Esta situación, aseguran los expertos, provocará convulsión social porque la falta de agua y de alimentos se vuelven un detonante social ante tantos problemas que embate al hondureño.

Por: Asael Barahona

 

 

 

 

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021