Sin acceso al agua no se puede frenar el covid-19

Al menos el 30% de hondureños no tienen acceso al agua que es un líquido fundamental y utilizan otras fuentes como ríos, quebradas o pozos para obtenerla. Lavarse las manos que es un acto sencillo y eficaz para evitar el coronavirus aunque es un privilegio para muchas personas y para otras es un lujo que no pueden permitirse. Para combatir el coronavirus, el lavado de manos es necesario debido a que su estructura está compuesta...
ABarahona23 marzo, 2020

Al menos el 30% de hondureños no tienen acceso al agua que es un líquido fundamental y utilizan otras fuentes como ríos, quebradas o pozos para obtenerla.

Lavarse las manos que es un acto sencillo y eficaz para evitar el coronavirus aunque es un privilegio para muchas personas y para otras es un lujo que no pueden permitirse.

Para combatir el coronavirus, el lavado de manos es necesario debido a que su estructura está compuesta por una capa de grasa que cuando entra en contacto con el jabón, es destruida. No obstante, no todas las personas tienen las instalaciones básicas o el acceso al agua potable para lavarse las manos.

Por otro lado, el 70% de los hondureños, es decir 6 millones de habitantes, tienen diferentes accesos a los servicios del agua pero se desconoce si es agua limpia para consumir.

El Distrito Central es una de las zonas más afectadas por la falta de agua, los racionamientos se han vuelto una realidad ya que las represas tienen un bajo nivel cuya capacidad es limitada y es distribuida cada nueve días.

Los cortes de agua son como una medida para ahorrar el líquido, sin embargo expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han pedido que los gobiernos eviten estas acciones y que se les proporcione de manera gratuita a las familias que viven en la pobreza.

«El acceso limitado al agua las hace más propensas a infectarse. La infección da lugar a enfermedades y medidas de aislamiento, lo que dificulta que las personas sin seguridad social sigan ganándose la vida. Así, su vulnerabilidad aumenta, lo que da lugar a un acceso aún más limitado al agua. Los gobiernos deben aplicar medidas para romper este ciclo» , manifestaron los expertos.

Según el Foro de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), las poblaciones urbanas, en especial las personas que viven en barrios marginales que son los más vulnerables, tienen más riesgo de padecer de infecciones respiratorias virales por frecuentar en espacios aglomerados como mercados, transporte público y otras reuniones.

En el mundo, otros países enfrentan la misma situación a pesar del recordatorio de tomar las medidas de prevención contra el coronavirus.

Más de tres mil millones de personas  no tienen las instalaciones donde lavarse las manos y en los países desarrollados, las tres cuartas partes de la población carecen de estas facilidades.  La mitad de las escuelas en los países menos desarrollados no tienen lugar para que los niños se laven las manos y podrían ser focos de infección.

“La lucha mundial contra la pandemia tiene pocas posibilidades de éxito si la higiene personal, la principal medida para prevenir el contagio, no está al alcance de los 2.200 millones de personas que no tienen acceso a servicios de agua potable”, dijeron los expertos.

 

 

 

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021