Tres hondureños que perdieron la vida en México serán repatriados

Tres hondureños migrantes que murieron en Tijuana, México serán repatriados este día luego de que autoridades recibieron la notificación de los restos hace cinco meses. El Comité de Migrantes Desaparecidos pide al Gobierno de México que esclarezca las muertes y y brinde un informe detallado de por qué y cómo fueron asesinados. Los hondureños, que eran hermanos, respondían a los nombres de Alan Pastor Raudales, Fabricio Pastor Raudales y Héctor Paz, entre las edades de...
EGO6 febrero, 2020

Tres hondureños migrantes que murieron en Tijuana, México serán repatriados este día luego de que autoridades recibieron la notificación de los restos hace cinco meses. El Comité de Migrantes Desaparecidos pide al Gobierno de México que esclarezca las muertes y y brinde un informe detallado de por qué y cómo fueron asesinados.

Los hondureños, que eran hermanos, respondían a los nombres de Alan Pastor Raudales, Fabricio Pastor Raudales y Héctor Paz, entre las edades de 27 a 40 años, y según Jessica Soto, miembro del Comité de Migrantes Desaparecido partieron después de la primera caravana.

Blasina Raudales, madre de los dos hondureños que perdieron la vida, expresa que tenían dos años de vivir en México y la visitaban seguido. El motivo por el cual se fueron del país fue por la falta de empleo.

 

A través de Cancillería se llamó a las familias para notificarles y tomarles una prueba de ADN, luego se procederá en realizarles un estudio socioeceomómico para poder brindarles una ayuda. «Les levantan hasta el colchón y la letrina de las casas de los familiares para ayudarles», dijo Soto.

Por otro lado, se desconoce cuántas personas desaparecen en este trayecto donde se exponen a la trata de personas, violaciones de derechos humanos a niños, mujeres y hombres y otros peligros. Sin embargo, se trabaja junto a otros comités a nivel internacional y con el Comité Internacional de la Cruz Roja, la Pastoral de Movilidad Humana que apoyan en búsquedas y Médicos del Mundo, brindando apoyo psicosocial y mental a las familias.

Jessica Soto también cuenta que su hermano desapareció y que no ha tenido comunicación con él desde hace 17 años. Su hermano partió de la colonia Torocagua,  Tegucigalpa y fue asaltado en camino, viendose obligado a que trabajar en una gasolinera en México. «Es una pesadilla por las tantas violaciones que sufren en el camino, los asaltan y los humillan», expresó Soto.

 

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021