Feligresía católica demuestra su fervor a La Morenita

En el marco del 273 aniversario de hallazgo de la Virgen de Suyapa la feligresía católica demostró su fe y fervor abarrotando la Basílica de Suyapa. Esta celebración conocida comúnmente como la celebración a “La Morenita”, reúne hondureños que peregrinan todos los años en la Basílica de Suyapa desde distintas partes del país y de Centroamérica. Diferentes actividades se han desarrollado como la famosa alborada que dio inicio ayer en horas de la noche y...
ABarahona3 febrero, 2020

En el marco del 273 aniversario de hallazgo de la Virgen de Suyapa la feligresía católica demostró su fe y fervor abarrotando la Basílica de Suyapa.

Esta celebración conocida comúnmente como la celebración a “La Morenita”, reúne hondureños que peregrinan todos los años en la Basílica de Suyapa desde distintas partes del país y de Centroamérica.

Diferentes actividades se han desarrollado como la famosa alborada que dio inicio ayer en horas de la noche y hoy continúa las actividades con misas. El mensaje de la homilía del medio día fue dirigido por monseñor Gábor Pínter, quien narró la historia del hallazgo de la Virgen de Suyapa.

“Honduras no está huérfana, Honduras tiene una madre santísima; No permitan que nadie les arrebate a María de sus corazones, hogares, lugares de trabajo, de la sociedad, de la cultura ese es el deseo del hijo de Dios” declaró, Pínter.

En la homilía, Pínter, pidió a la virgen “dar consuelo” a aquellos que padecen y oró por los migrantes hondureños que se encuentran enfrentando problemas y adversidades en México.

Su descubrimiento milagroso se atribuye al trabajador agrícola Alejandro Colindres a finales del mes de enero y principios de febrero del año 1747. Según relatos, Colindres y un niño de ocho años fueron a limpiar campos de maíz por orden de, Isabel Colindres, madre de Alejandro, en la montaña del Piliguín, en Tegucigalpa.

Cuando regresaban, la noche les alcanzó por lo que decidieron dormir fuera de casa. Colindres no pudo dormí por un dolor agudo en su costado, y se dio cuenta que estaba recostado sobre algo, sin darse cuenta qué era, por la oscuridad de la noche, este lanzaba el objeto lejos varias veces, pero cuando volvía a recostarse allí estaba de nuevo, en la mañana descurbió que se trataba de la estatuilla de una virgen y la llevó a su casa en la Villa de Suyapa; Allí se hizo un altar de madera donde los conocidos iban a rezar.

El primer milagro adjudicado a la Virgen de Suyapa ocurrió en el año de 1796, la curación de José Zelaya Midence quien padecía de piedras en la vejiga las cuales expulsó luego de recibir a la virgen en su casa y pedirle por su salud.

 

Por: Asael Barahona

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021