[In]seguridad en las cárceles de Honduras

Porque la prisión tiene un fin, establecido desde un principio: «Al infligir la ley unas penas más graves las unas que las otras, no puede permitir que el individuo condenado a unas penas ligeras se encuentre encerrado en el mismo local que el criminal condenado a penas más graves; … si la pena infligida por la ley tiene por fin principal la reparación del crimen, persigue asimismo la enmienda del culpable.» Michel Foucault, Vigilar y...
EGO27 noviembre, 2019

Porque la prisión tiene un fin, establecido desde un principio: «Al infligir la ley unas penas más graves las unas que las otras, no puede permitir que el individuo condenado a unas penas ligeras se encuentre encerrado en el mismo local que el criminal condenado a penas más graves; … si la pena infligida por la ley tiene por fin principal la reparación del crimen, persigue asimismo la enmienda del culpable.»

Michel Foucault, Vigilar y Castigar. Prisión, página 213.

Actualización: lunes 16 de diciembre 2019.

Con una población de más de 20 mil presos, el sistema penitenciario del país colapsa en el silencio de la burocracia y la Ley de Secretos, sin una salida -aunque sea en apariencia- a la problemática de la seguridad en las cárceles, incluidas las de máxima seguridad.

En menos de tres años en la cárceles de máxima seguridad han muerto 13 presos. Un informe del Comité Nacional de Prevención Contra la Tortura, Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes (Conaprev) indica que de los 86 decesos ocurridos en las cárceles hondureñas de 2017 a octubre de 2019, 64 fueron por muerte natural, 13 homicidios, 6 suicidios, 2 accidentales y uno murió afuera del establecimiento penitenciario. Once son mujeres y 75 hombres.

Registro de muertes

Tamara 3 muertos:

29 de octubre 2017  •Johnny Javier Ávila Palma.
13 de febrero 2019 •Jorge Danilo Montoya.
5 de septiembre 2019 •José Tranquilino Cerrato.

«La Tolva» 4 muertos:

19 de junio 2017  •Julio César Osorio Gordón.
30 de septiembre 2018 •Dos muertos de los que no se dio identificación.
25 de octubre 2019 •Marco Tulio Amador

«El Pozo» 6 muertos:

30 de junio 2019  Dos muertos de los que no se dio identificación.
8 de octubre 2018 •Elvin Josué Valladares Castellanos, Wilmer Nahúm Fonseca Rodríguez.
4 de octubre 2019  •José Rafael Reyes Gálvez.
26 de octubre 2019 •Magdaleno Meza Núñez.

Un listado se lee rápido y fácil, pero comprender el problema va más allá de un simple comunicado.

Actualización

«La Tolva» 5 muertos:

14 de diciembre 2019:

  • José Dolores Campo.
  • Óscar Alonso Montoya.
  • Júnior Antonio Olivera.
  • Érick Francisco Maldonado.
  • Wálter Portillo Méndez.

Henry Osorto, comisionado depurado de la Policía Nacional advirtió que las muertes en los centros penales continuarían, estas declaraciones las dió en el programa; Frente a Frente del 28 de octubre de 2019. Magdaleno Meza fue asesinado el 26 de octubre en la cárcel de máxima seguridad conocida como “El Pozo”, ubicada en Ilama, Santa Bárbara. Dos días después Osorto advertiria lo que pasaría y paso.

Otro hecho vinculado a Magdaleno Meza ocurrió el viernes anterior 13 de diciembre, cuando Pedro Idelfonso Armas, fue asesinado en la carretera Panamericana, entre la ciudad de Choluteca y San Lonrenzo, Valle. Pedro Armas era el director del «Pozo» la cárcel de máxima seguridad en la que fue asesinado Magdaleno Meza, el 26 de octubre, momentos antes de la muerte de Meza este y Armas estaban platicando, cuando un custodio abrió una puerta de la que salieron los autores materiales de la muerte de Meza.

Armas había sido suspendido como director para la investigación por el caso de la muerte de Magdaleno Meza.

En las cárceles de máxima seguridad «El Pozo» en Ilama, Santa Bárbara y «La Tolva» en El Paraíso cumplen condena un poco más de 2 mil 300 presidiarios, en especial jefes del hampa y reos peligrosos.

El sábado 26 de octubre en la cárcel de máxima seguridad, «El Pozo» un grupo de reos, armados con pistolas asesinaron a Nery Orlando López Sanabria o Magdaleno Meza Funez. En ese fin de semana otro reo también fue asesinado, ambos videos se viralizaron y se pudo conocer la dinámica de los asesinatos en las cárceles de máxima seguridad del país.

El 30 de octubre en la cárcel de El Porvenir, Francisco Morazán, una pelea entre la población no organizada en pandillas (paisas) y mareros de la mara MS-13 dejó un reo herido de bala, el que fue trasladado al Hospital Escuela junto a cuatro heridos más, horas después se reportó la muerte de uno de los reos.

El cinco de noviembre se reportó la muerte de otro reo, en la cárcel de máxima seguridad «El Pozo» en Ilama, Santa Bárbara, de nombre Joel Antonio Galo Martínez, capturado en octubre de 2018 en la salida a La Lima, norte del país en compañía de miembros de la pandilla 18.

Los módulos de máxima seguridad, surgen en la Honduras postgolpe, en el año 2011 en el gobierno de la unidad nacional de Porfirio Lobo Sosa y Óscar Álvarez como ministro de seguridad en esa ocasión esos módulos costaron 89 millones de lempiras.

En septiembre de 2016, el Presidente, Juan Orlando Hernández dijo: «se acabaron los privilegios que estos delincuentes seguían teniendo dentro de las cárceles. (…) He ordenado su aislamiento en celdas para una sola persona con acceso a la luz del sol solo por una hora. (…) Vamos a quitarles los anillos, las cadenas, vamos a mantener rapadas sus cabezas y no podrán tener más ropa que la anaranjada que los distingue como reos de alta peligrosidad.»

Dentro de ese paquete de promesas estaba devolver el control de las cárceles, para evitar el ingreso de armas, drogas, teléfonos celulares y demás artículos que los presos pudieran usar para seguir -desde la cárcel- dictando órdenes.

Con estas medidas se búscaba controlar los altos índices de extorsión y de sicariato, de los cuales las órdenes -en muchos casos- provenían de los jefes de pandillas y esctructuras criminales presos en las cárceles del país.

Las reacciones ante la inseguridad de las cárceles de máxima seguridad viene de todos los estratos, para este caso, el doctor y diputado, Denis Castro Bobadilla aseguró que:

Máxima seguridad solo hay en el Banco Central de Honduras y en Casa Presidencia, pero en los centros penales, no me haga reír por favor

El diputado fue más allá al decir que “el sistema penitenciario es la más grande corrupción que existe en el país. Hay una relación permanente entre guardia y reo”. También criticó los programas de rehbilitación, porque en los centros penales se reciben personas, pero no se busca su rehabilitación. Bobadilla también denunció que:“Estamos frente a grupos organizados que van a seguir actuando así, para dejar claro que el que hable tendrá sanción”. Para finalizar, el diputado expresó:“hay una tasa de seguridad que ha recolectado mucho dinero, tenemos casi 22 mil privados de libertad. Es el país con más privados de libertad en Centroamérica”, finalizó Castro.

El asesinato de Nery Orlando López Sanabria, también llamado Magdaleno Meza Fúnez, ocurrido el sábado 26 de octubre, volvió a encender las alarmas sobre la seguridad -o la falta de esta- en los centros penitenciarios bautizados como de máxima seguridad porque, en su carrera delictiva, Meza Fúnez habría sido el portador de una libreta -narco libreta- usada como prueba contra Juan Antonio «Tony» Hernández en el juicio que se desarrolló en la corte del Distrito Sur de Nueva York en el que fue encontrado culpable de cuatro cargos relacionados al narcotráfico, por lo que era un preso de alto perfil encerrado en una cárcel de máxima seguridad en la que fue asesinado en un minuto, un minuto se alargó la muerte de Meza Fúnez, seis reos, armados con pistolas y armas blancas le quitaron la vida. 

Las dudas alrededor de esa muerte y otra muerte en otra cárcel de máxima seguridad ese fin de semana obliga a preguntarse: ¿cómo pudieron ingresar armas? una pregunta que no han podido contestar los comunidados del Instituto Nacional Penitenciario (INP).

La imagen puede contener: texto

El reo herido era Eduardo Enrique Munguía Zúniga (38) quien murió el 31 de octubre, al día siguiente de ser ingresado de emergencia debido a un disparo que recibió en el abdomen.

No hay descripción de la foto disponible.

El listado de personas presas con un alto perfil no termina con Magdaleno Meza, hay más:

José Reiniero Valle – hermano de los Valle Valle.

Nazario Luque – abogado de José Reiniero Valle.

José Miguel Handal Pérez. (Solicitado para ser extraditado a los Estados Unidos).

Arnaldo Urbina Soto. (Solicitado para ser extraditado a los Estados Unidos).

Víctor Lorenzo Flores. (Solicitado para ser extraditado a los Estados Unidos y culpable por pretender dar muerte al presidente Juan Orlando Hernández en un plan orquestado por el clan Valle).

Héctor Antonio Vásquez Torres alias “Toño Frontera”.

Erika Julissa Bandy García. (Esposa de Magdaleno Meza).

Estas personas comparten un comun denominador: han pedido ser trasladados a otros lugares porque su vida está en peligro por sus relaciones con el narcotráfico y el lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

“No hay profesionales de las ciencias penitenciarias manejando los centros penitenciarios”.

Jorge Alberto Rodas Gamero.

El exministro de seguridad en la administración del expresidente, Manuel Zelaya Rosales, Jorge Alberto Rodas Gamero, expresó que «el error más grande fue haber delegado funciones a policías y militares en los centros penitenciarios» también criticó que “no hay profesionales de las ciencias penitenciarias manejando los centros penitenciarios”.

Rodas Gamero se remite que a la falta de una administración seria en el tema de las cárceles de máxima y mínima seguridad, en reemplazo de eso se improvisa.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021