MÁS DE DOS AÑOS DE NO PODER ESTUDIAR TIENE ALUMNA DE QUÍMICA Y FARMACIA EXPULSADA DE LA UNAH

Por: Raul Oquelí Una estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), quien fue expulsada a mediados de 2017 sigue hasta el día de hoy sin poder matricularse, a pesar que al menos 50 personas más expulsadas en circunstancias similares si han logrado matricularse e incluso muchos ya se han graduado. Según Tiffany Nicolle Zuniga Reyes, única estudiante que hasta el día de hoy aún está expulsada, los actuales líderes estudiantiles y la comunidad...
EGO31 julio, 2019

Por: Raul Oquelí

Una estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), quien fue expulsada a mediados de 2017 sigue hasta el día de hoy sin poder matricularse, a pesar que al menos 50 personas más expulsadas en circunstancias similares si han logrado matricularse e incluso muchos ya se han graduado.

Según Tiffany Nicolle Zuniga Reyes, única estudiante que hasta el día de hoy aún está expulsada, los actuales líderes estudiantiles y la comunidad universitaria han dejado en el abandono a los estudiantes criminalizados enfocándose nada más en el proceso electoral estudiantil.

“La comunidad universitaria los ha olvidado (a los criminalizados), ni docentes, ni autoridades se han acercado, sólo un par de compañeros se han solidarizado conmigo desde que fui expulsada», lamentó Tiffany.

Tiffany tiene 23 años, al momento de la expulsión en 2017 cursaba el cuarto año de Química y Farmacia, ya lleva dos años expulsada de la máxima casa de estudios como sanción administrativa y al mismo tiempo enfrenta un proceso penal por el delito de usurpación desde junio de ese año.

La mañana del viernes 16 de junio del año 2017 se realizó un desalojo en el edificio de Química y Farmacia en Ciudad Universitaria, donde esta fue detenida junto a otros cinco estudiantes.

Los jóvenes detenidos eran Génesis Aracely Andino Vásquez, Keren Gisselle Reyes Pineda, Gloria Sarahí Mejía Pacheco, Tiffany Nicolle Zuniga Reyes, Any Raquel Blanco Navarro y Tony Jossel Barahona Cruz.

La problemática estudiantil ya había durado varias semanas, estos reclamaban el cese a la criminalización de la protesta y la democratización de los espacios estudiantiles integrando los comités técnicos de carrera y la representación estudiantil en Consejo Universitario a través de elecciones.

Las autoridades universitarias, en ese entonces encabezadas por Julieta Castellanos, no tuvieron más opción que solicitar al Ministerio Público liberar las instalaciones de los estudiantes que las mantenían tomadas, permitiendo el ingreso de los policías quienes capturaron a todos los estudiantes que se mantenían al interior del campus.

Los agentes del orden ingresaron hasta uno de los edificios donde retuvieron a seis jóvenes dejándolos encerrados mientras quebraban una de las puertas de acceso lanzando bombas lacrimógenas para alejar a la multitud.

Según el Presidente de la Asociación de Estudiantes de Derecho de aquel entonces, Fausto Cálix, (que aún enfrenta un proceso judicial por tomarse las instalaciones de la Universidad), la acción de la policía fue ilegal porque se realizó sin la presencia de un juez ejecutor y sin una orden judicial.

De los seis detenidos en Química y Farmaccia, cinco fueron representados por el cuerpo de abogados del Comité por la Libre Expresión (C-LIBRE) y sólo Tiffany Nicolle Zuniga Reyes nombro en su defensa a un defensor privado.

Tiffany asegura que ella y sus padres tomaron esa decisión porque recibirían apoyo de todos sus familiares esperando tener una pronta solución a su problema debido a la confianza que le tenían a su representante legal, sin imaginar que sería todo lo contrario.

Así como Tiffany otra veintena de estudiantes fueron expulsados, sin embargo, después de casi año, un fallo favorable de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia a un recurso de amparo logró se cancelara la expulsión y se les readmitiera de inmediato en la UNAH a todos, con la excepción de Tiffany.

El defensor privado de Tiffany interpuso un recurso de amparo sin recibir contestación hasta el día de hoy, imposibilitándole la oportunidad de volver a estudiar como si pudieron los demás acusados por la UNAH.

A la familia de Tiffany no le quedó más opción que buscar a otro representante legal ya que estaban gastando demasiado en el primer defensor sin ver resultados.

El mayor deseo de Tiffany es que se olvide todo esto y retornar a la UNAH y graduarse, ya que lleva más de dos años expulsada, comentó que para ella y su familia ha sido un golpe difícil ya que tampoco puede continuar con sus estudios en una universidad privada.

Tiffany señaló que no formaba parte del MEU, pero apoyaba a su asociación de estudiantes y una vez que los demás fueron readmitidos se olvidaron de ella.

Tiffany y su familia buscaron el apoyo de Jóvenes Promotores Y Defensores De Los Derechos Humanos (JOPRODEH), para que fueran ellos los apoderados legales de la joven expulsada.

El Abogado Jorge Jiménez es quien lleva el caso de Tiffany desde inicio del año 2019, solicitó a los apoderados legales de la UNAH que haciendo uso de la resolución del amparo favorable a los expulsados se homologue su sentencia y se le permita el reingreso a estudiar, pero ellos se negaron alegando que debe ser la Corte quien determine eso.

El pasado uno de abril se presentó un nuevo recurso de amparo donde se solicitó se homologara el fallo favorable interpuesto por C-Libre con el resto de estudiantes expulsados en relación al caso de Tiffany, en virtud que no se puede modificar la sentencia de la CSJ e incluir el nombre de la actual expulsada en dicho fallo para que se le permita incorporarse a sus estudios; aún están a la espera de recibir respuesta por parte de la Corte.

El 28 de mayo el Abogado Jorge Jiménez solicitó al cuerpo legal de la UNAH una respuesta, hasta ahora sin contestación, sobre las acciones incoadas a favor de su representada en aras del inicio del segundo periodo académico después de que el siete de febrero la Corte se pronunciase diciendo “es potestativo a las autoridades universitarias, debiendo estas tomar en consideración que en el presente caso existe coincidencia en hechos, fundamentos y circunstancias que deberían ser revisadas a la luz de lo expresado por este alto tribunal de Justicia en oren de restituir los Derecho Humanos a la Educación y al Debido Proceso”

A partir de la llegada al interinato como rector de Francisco Herrera, este manifestó a la opinión pública que las autoridades universitarias no podían interferir en los procesos judiciales y que con respecto a las causas que conocen otros entes del Estado, no se puede hacer absolutamente nada.

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021