EVANGÉLICOS EN GUATEMALA AL BORDE DE «LEGALIZAR LA HOMOFOBIA»

Por DIANA CARIBONI | 50.50 Un  «nefasto»proyecto de ley sobre «vida y familia» es el primero redactado por las iglesias evangélicas de Guatemala, que refleja su crecimiento y ambición. La primera propuesta legislativa de los grupos evangélicos en Guatemala legalizaría la homofobia, amenazaría a las mujeres que tienen abortos involuntarios con penas de cárcel y permitiría el procesamiento penal de los activistas por los derechos del aborto. El proyecto de ley 5272, propuesto para ‘proteger...
EGO26 diciembre, 2018

Por DIANA CARIBONI | 50.50

Un  «nefasto»proyecto de ley sobre «vida y familia» es el primero redactado por las iglesias evangélicas de Guatemala, que refleja su crecimiento y ambición.

La primera propuesta legislativa de los grupos evangélicos en Guatemala legalizaría la homofobia, amenazaría a las mujeres que tienen abortos involuntarios con penas de cárcel y permitiría el procesamiento penal de los activistas por los derechos del aborto.

El proyecto de ley 5272, propuesto para ‘proteger la vida y la familia’, «es el primer proyecto redactado por las iglesias evangélicas en Guatemala», dijo su redactor, Elvis Molina, abogado y pastor de la Iglesia Cristiana Visión de Fe.

El Proyecto de ley fue presentado en el congreso el año pasado como una iniciativa popular apoyada por 30,000 firmas, e inmediatamente fue respaldada por 22 legisladores encabezados por Aníbal Rojas, miembro del partido evangélico VIVA (Visión con Valores).

El proyecto de ley fue luego aprobado por un comité constitucional en el congreso y se aprobó en dos sesiones de lectura en el parlamento. Ahora está a solo una votación plenaria de convertirse en legislación oficial.

«El Congreso tiene plazos más urgentes … como aprobar el presupuesto 2019», dijo Rojas a 50.50 este otoño. Pero, ahora el proyecto de ley podría ser votado el próximo mes. Dijo que lo pondrán en el horario del piso en enero.

La legisladora Sandra Morán, sin embargo, celebró el aplazamiento de la votación final como una victoria. La activista feminista y de los derechos sexuales y reproductivos describe el proyecto de ley como una amenaza para los movimientos progresistas y su propia agenda legislativa.

«Hemos luchado para convencer a los legisladores de que esta es una ley infame con terribles consecuencias para las mujeres, las niñas y la comunidad LGBTI», dijo Morán a 50.50.

«Hemos estado luchando para convencer a los legisladores de que esta es una ley infame con terribles consecuencias para las mujeres, las niñas y la comunidad LGBTI»

La primera mujer feminista y abiertamente lesbiana que ganó un asiento en el congreso, en 2017, Morán anunció planes para legislar sobre delitos de odio, identidad de género, uniones civiles entre personas del mismo sexo y derechos de aborto para niñas y adolescentes en casos de violación.

Luego, dijo Morán, los grupos evangélicos «se movieron rápidamente para presentar el [proyecto de ley 5272], montaron un enorme lobby público y me llevaron a la corte».

Se presentaron tres casos legales en su contra, acusando a Moran de promover abortos para niñas de nueve a 14 años. Dos de estos casos fueron rechazados por la Corte Suprema el año pasado. Uno aún está pendiente.

«Hubo un movimiento nacional», dijo, en contra de su agenda progresista. Molina, el redactor del proyecto de ley conservador «vida y familia», cuenta una historia similar.

«Anticipamos las iniciativas del legislador Morán, organizamos dos mítines y todo tipo de actividades sociales y políticas antes de presentar [nuestro] proyecto de ley», dijo, que «protegerá nuestro país y la fe cristiana profesada por el 90% de nuestro pueblo».

Orgullo Gay, Ciudad de Guatemala 2010. Foto: Flickr / ilainie. CC BY-SA 2.0. Algunos derechos reservados.

Con su proyecto de ley, los evangélicos en Guatemala apuntan a lo que los conservadores religiosos llaman internacionalmente «ideología de género»: movimientos por los derechos de las mujeres y LGBT que, según dicen, amenazan a la «familia tradicional».

«Promueven esta idea de que la sexualidad humana y la familia tradicional son construcciones sociales obsoletas», dijo Molina, describiéndola como una «tendencia filosófica posmoderna que busca invadir nuestro país y modificar los valores esenciales de nuestra cultura».

El proyecto de la ley de los evangélicos establecerá las penas de la cárcel de dos años para las mujeres condenadas por lo que se denomina «aborto culpable», cuando se produce un aborto espontáneo debido a su negligencia o comportamiento imprudente, un médico o una tercera persona.

Según esta disposición, cualquier mujer que tenga un aborto involuntario puede ser una «obligación para demostrar el tribunal que no fue la negligencia», dijo el proveedor de la salud sexual y reproductiva sin fines de lucro Aprofam.

Molina dijo a 50.50 que los abortos involuntarios no han sido penalizados, pero que actualmente los «abortos culpables [actualmente] quedan impunes», y el proyecto de ley permite su «investigación al menos».

Actualmente, el aborto solo es legal en Guatemala si la vida de la mujer está en riesgo. Hay 65,000 abortos al año en el país en cifras no oficiales.

El proyecto de ley también prohíbe explícitamente los matrimonios del mismo sexo y las uniones civiles y legaliza la homofobia con su propuesta de «ninguna persona puede ser procesada penalmente por rechazar la diversidad sexual y la ideología de género «.

«El proyecto de ley también prohíbe los matrimonios y las uniones civiles entre personas del mismo sexo y legaliza efectivamente la homofobia»

Los derechos de los individuos a la libertad de conciencia, dice el proyecto de ley, significan que no deben ser «obligados a aceptar como comportamientos y costumbres no heterosexuales normales».

Esta disposición «solo protege nuestro derecho a la objeción de conciencia … a medida que la ideología de género busca etiquetar como discriminatoria cualquier manifestación para refutarla», dice Molina, dando el ejemplo de la predicación contra la homosexualidad en la iglesia.

El proyecto de ley prohíbe aún más a las escuelas públicas y privadas «promover políticas o programas relacionados con la diversidad sexual y la ideología de género», incluida la «enseñanza como comportamientos sexuales normales diferentes a la heterosexualidad o incompatibles con las características biológicas y genéticas del ser humano».

De ser aprobada, esta legislación también requeriría que el gobierno nacional y sus representantes diplomáticos sigan sus disposiciones como postura oficial de Guatemala sobre temas relacionados en la ONU u otras organizaciones internacionales.

«Estamos impidiendo que Guatemala participe en cualquier convención sobre la diversidad de género», dijo Molina, refiriéndose a los acuerdos discutidos en la Organización de los Estados Americanos, que se relacionan con todas las formas de discriminación e intolerancia.

Quiere que esta ley impida que el país negocie los tratados que, una vez que entraron en vigor, Guatemala tendría que cumplir.

Iglesia Evangélica Santa María de Jesús, Guatemala 2009. Foto: Flickr / amslerPIX. CC BY-NC 2.0. Algunos derechos reservados.

El Proyecto de Ley 5272 es la primera pieza de legislación redactada por el Movimiento Evangélico Nacional sobre la Acción Pastoral (Menap).

Esta coalición incluye pastores de 33 organizaciones, cada una representando a docenas o cientos de iglesias en toda Guatemala. Un miembro, la Iglesia del Príncipe de Paz, representa a más de 1,400 congregaciones.

Menap es una organización legal y de defensa para iglesias y pastores. Litigia los casos judiciales en materia fiscal, civil, municipal, penal y ambiental. También defiende a los pastores en problemas legales y aboga por los intereses de la Alianza Evangélica de Guatemala.

Molina dijo a 50.50 que Menap es financiado por sus miembros. La coalición también tiene grupos internacionales en su red, incluida la Alianza Cristiana y Misionera que fue fundada en los Estados Unidos y ahora tiene su sede en Brasil.

El presidente de Menap, Marco Antonio Rodríguez, también se desempeña como representante de la Alianza Cristiana y Misionera en Guatemala.

Dijo que Menap tiene el «apoyo total» de esta alianza, que incluye «entre otras cosas, el edificio para sus oficinas, muebles y equipos, secretaria, conserje y cocinero, pago de electricidad, servicios de agua y teléfono, alimentos, etc.».

“Menap es financiado por sus miembros. La coalición también tiene grupos internacionales en su red ”.

Morán, la legisladora feminista y defensora de los derechos sexuales y reproductivos, presentó un proyecto de ley en 2016 para proteger a las niñas y adolescentes de la violencia sexual, el abuso y la explotación, incluso otorgándoles derechos de aborto en casos de violación.

En el primer semestre de este año, más de 50,000 niñas entre 10 y 19 años quedaron embarazadas y 6,000 tenían entre 10 y 15 años, según un informe del Observatorio de Guatemala sobre Salud Sexual y Reproductiva (Osar).

Todos los años, advierte Osar, miles de niñas son violadas y no reciben atención médica urgente para prevenir embarazos y enfermedades sexuales. Más bien, a menudo se les «obliga a dar a luz» y se les ofrece a sus violadores en el matrimonio.

Molina reconoció que «si una niña es violada, eso es un delito». Pero, dijo, «no podemos resolver un crimen con otro crimen», refiriéndose al aborto.

Morán, cuya propia agenda progresista se rompió en medio de las exitosas contra-campañas de estos evangélicos, advirtió que no será difícil para su proyecto de ley obtener los votos que necesita para pasar al Congreso.

«Es una amenaza», le dijo a 50.50. Si bien la ley, si se aprobara, aún podría ser impugnada en el tribunal constitucional, Morán la describió como una evidencia «terrible» de cómo «el pensamiento religioso está cada vez más integrado en las instituciones públicas».

«Pensamos que este proyecto de ley estaba tan mal hecho que no se aprobaría, pero ahora estamos cada vez más preocupados», agregó Carlos Romero Prieto, secretario ejecutivo de la Red Nacional de Diversidad Sexual y VIH (Rednads).

«Afectaría a nuestra organización y legitimaría la intolerancia», advirtió, en un país donde la violencia ya forma parte de la vida de muchas personas LGBTI.

Según Rednads, 19 personas LGBTI fueron asesinadas en Guatemala en los seis meses transcurridos entre mayo y noviembre de este año, incluidas ocho mujeres trans.


Fuente 50.50

Traducción al español de El Pulso.

Related Posts

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021