ICE INSTALA GRILLETES ELECTRÓNICOS A DETENIDOS, PERO ¿REALMENTE FUNCIONAN?

Luego del escándalo y la indignación global que generó la política de Cero Tolerancia del gobierno de Donald Trump que separó a miles de padres y madres de sus hijos menores al ser capturados ingresando de forma ilegal a los Estados Unidos, autoridades migratorias buscan ahora equipar con dispositivos electrónicos de monitoreo a padres e hijos liberados de centros de detención. Una medida  que tanto el gobierno como grupos de defensa se oponen por diferentes...
ALG27 agosto, 2018

Luego del escándalo y la indignación global que generó la política de Cero Tolerancia del gobierno de Donald Trump que separó a miles de padres y madres de sus hijos menores al ser capturados ingresando de forma ilegal a los Estados Unidos, autoridades migratorias buscan ahora equipar con dispositivos electrónicos de monitoreo a padres e hijos liberados de centros de detención. Una medida  que tanto el gobierno como grupos de defensa se oponen por diferentes razones.

El Servicio de Inmigración y Aduanas de EE.UU. está emitiendo miles de monitores de tobillo de 5.5 onzas (155 gramos) que los inmigrantes llaman grilletes o grilletes electrónicos. El gobierno dice que hacen que la gente se presente ante el tribunal de inmigración, pero se quejan que dejan de trabajar una vez que comienzan los procedimientos de deportación. La razón, es simple: los procesados se los quitan.

Los defensores de los inmigrantes y expertos legales argumentan, mientras tanto, que los dispositivos, que se usan comúnmente para personas bajo libertad condicional penal, son inapropiados e inhumanos para las personas que buscan asilo en los Estados Unidos.

El Congreso estableció el programa por primera vez en 2002, aunque el uso de monitores GPS aumentó aún más después de 2014, cuando miles de menores y familias no acompañados comenzaron a viajar a la frontera entre Estados Unidos y México para pedir asilo, huir de traficantes de drogas y pandillas o violencia doméstica en Centroamérica .

A principios de este año, las familias inmigrantes se separaron como parte de un programa de «tolerancia cero». Pero después de que una orden ejecutiva presidencial revirtió eso, a menudo las familias son detenidas, luego se les otorgan controles de tobillo y se les libera para llevar los procedimientos judiciales de inmigración.

A principios de julio, cerca de 40,000 migrantes indocumentados recibieron monitores de GPS.

El portavoz de ICE, Matthew Bourke, dijo a AP que los monitores de tobillo y otras medidas «no son una herramienta efectiva» después de que se emiten las órdenes de deportación.

«La gente puede simplemente cortar esas cosas si lo desea», dijo Sara Ramey, una abogada de inmigración de San Antonio cuyos clientes solicitantes de asilo son rutinariamente asignados monitores de tobillo, en una nota publicada por el diario Sacramento Bee de California.

Si se agota la batería recargable de un monitor de tobillo, o si el usuario se aventura fuera de su área asignada, se activan las alarmas.

Dos ex trabajadores de casos con una subsidiaria de GEO, la empresa que produce los grilletes electrónicos, que hablaron con la condición de que no se mencionaran sus nombres porque querían salvaguardar sus futuras oportunidades de empleo, dijeron que era común que los monitores de tobillo fueran eliminados prematuramente, y las personas que lo hacen rara vez son perseguidas.

«ICE tiene otras prioridades», dijo a AP un ex trabajador social.

Fuente Sacramento Bee

Foto de Eric Gay / AP.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021