LEMPIRA Y LA URGENCIA DE IMITAR SU LEGADO

Por Óscar Esquivel La necesidad de estudiar e imitar a Lempira más allá del nombre que recibe la moneda y el departamento en su honor es de vital importancia para dar dirección a esta Honduras que camina sin rumbo cierto. Lempira, que para algunos era un invento y cuyo paso por esta vida se ha comprobado mediante investigaciones realizadas en Sevilla, España por el historiador Mario Felipe Martínez, fue quien encabezaba la resistencia de más de...
EGO24 julio, 2018

Por Óscar Esquivel

La necesidad de estudiar e imitar a Lempira más allá del nombre que recibe la moneda y el departamento en su honor es de vital importancia para dar dirección a esta Honduras que camina sin rumbo cierto. Lempira, que para algunos era un invento y cuyo paso por esta vida se ha comprobado mediante investigaciones realizadas en Sevilla, España por el historiador Mario Felipe Martínez, fue quien encabezaba la resistencia de más de 30,000 hombres, en Cerquin, contra la invasión española que venía tras la riqueza natural, en particular el oro, que existía en abundancia. Sin embargo, no sólo fue el oro el que se robaron, sino que implantaron un idioma, un solo “dios” en la tierra donde existían varios, costumbres y otras creencias ajenas a las de nuestros antepasados.

En 1996, mediante decreto por parte del Congreso Nacional de la República, se decretó que el 20 de julio de cada año se conmemorara a Lempira en las instituciones educativas del país. La fecha pasó  desapercibida este año, en parte por la crisis producto del paro del trasporte y, por otro lado, por la falta de identidad institucionalizada durante los últimos años. Han existido en el país personas y agrupaciones que han imitado el ejemplo de Lempira, como Berta Cáceres, quien en defensa del territorio y sus recursos naturales fue asesinada, o Miriam Miranda, dirigente de OFRANEH, quien lidera una lucha frontal contra la explotación minera irresponsable. Existen a lo largo y ancho del país personas e instituciones que han seguido el legado del héroe indígena. Estos esfuerzos necesitan masificarse y ser posicionados en la mente de la mayoría de los hondureños.

En un mundo globalizado, donde la tecnología presenta cualquier cantidad de información y no necesariamente la correcta para el provecho del ser humano, los esfuerzos por aumentar los valores patrios deben ser mayores. En una sociedad líquida, o de vanidades, como diría el sociólogo Zygmunt Bauman, urge el fomento de valores que hagan recapacitar al ser humano decadente y pelee por sus bienes comunes como lo hicieron Lempira, Cicumba y otros líderes.

En la actualidad, Honduras está siendo explotada por transnacionales y por una empresa privada local mercenaria, que puja en detrimento de la mayoría de hondureños, orillándolos a la pobreza extrema. Los ríos han sido privatizados, los minerales se los llevan del país dejando miserias a su paso, el bosque ha sido eternamente explotado, las carreteras son privatizadas, hay explotación de la energía eólica y solar que, en vez de beneficiar a la población local les aumenta el costo del servicio de energía. Todos estos problemas pueden ser solventados con un hondureño empoderado de sus bienes comunes como lo hicieron nuestros ancestros.

Luis Andrés Zúñiga sobre Lempira escribió: «Gran caudillo de huestes bravías, nuestros valles y agrestes montañas contemplaron sus rudas hazañas, por ser libre siempre luchó. Semidiós en su afán libertario, él fue grande con toda grandeza. Él fue puro con toda pureza y a la patria su vida ofrendó…”. Que los ideales libertarios de Lempira sean nuestro diario vivir. Hay que profundizar sobre la figura de Lempira e imitar su ejemplo, hay que masificar su vida y obra. Honduras tiene sus propios héroes que han marcado la senda de liberación y desarrollo.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021