Situación de la Deuda Pública en Honduras

Entre los gobiernos de Manuel Zelaya, Roberto Micheletti, Porfirio Lobo y Juan Orlando Hernández, la deuda pública se ha elevado hasta niveles nunca alcanzados. En su Informe de la Situación y Evolución de la Deuda Pública del Gobierno Central al 1er. Trimestre 2017, la Secretaría de Finanzas (SEFIN), reportó que «el saldo de la deuda total del Gobierno Central de Honduras alcanzó un saldo insoluto de 10,273.17 millones de dólares, reflejando un aumento monetario del...
EGO12 junio, 2017

Entre los gobiernos de Manuel Zelaya, Roberto Micheletti, Porfirio Lobo y Juan Orlando Hernández, la deuda pública se ha elevado hasta niveles nunca alcanzados. En su Informe de la Situación y Evolución de la Deuda Pública del Gobierno Central al 1er. Trimestre 2017, la Secretaría de Finanzas (SEFIN), reportó que «el saldo de la deuda total del Gobierno Central de Honduras alcanzó un saldo insoluto de 10,273.17 millones de dólares, reflejando un aumento monetario del 6% con respecto al cierre del año 2016. La relación Deuda/PIB equivale a 48%».

Al cambio actual del dólar por el lempira (23.50 lempiras por cada dólar) dicha cantidad representa un total de 241, 419. 95 millones de lempiras. Una deuda impagable para un Estado cuyo Presupuesto General de Ingresos y Egresos en 2017 es de 228, 778, 046, 981 millones de lempiras. La Deuda Pública del Estado supera su Presupuesto General.

El Informe establece que dicho incremento «obedece principalmente a la colocación del Bono Soberano cuyos fondos fueron reasignados a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE)».

La Deuda Interna y la Deuda Externa incrementaron su saldo.  La composición por moneda de la cartera total de deuda está distribuida en US$ 6,900.11 (mm) en moneda extranjera (equivalente a un 67% de la cartera total) y US$ 3,373.06 (mm) en moneda nacional (equivalente a un 33%de la cartera total).

El 74% de las obligaciones adquiridas que componen la cartera total de deuda se encuentra a tasa fija US$7,587.64(mm), mientras que un 26% a tasa variable US$2,685.53(mm), evidenciando un riesgo medio de volatilidad en la tasas de interés.

«La composición por moneda de la cartera total de deuda está distribuida en US$ 6,900.11 (mm) en moneda extranjera (equivalente a un 67% de la cartera total) y US$ 3,373.06 (mm) en moneda nacional (equivalente a un 33%de la cartera total). El 74% de las obligaciones adquiridas que componen la cartera total de deuda se encuentra a tasa fija US$7,587.64(mm), mientras que un 26% a tasa variable US$2,685.53(mm), evidenciando un riesgo medio de volatilidad en la tasas de interés».

Lo que no queda claro es por qué el gobierno de Juan Orlando Hernández permitió la administración privada de la ENEE (ahora EEH), si se había invertido una gran cantidad de dinero a través del Bono Soberano que según el informe se utilizó en la desparecida ENEE.

La Lay de Crédito Público Establece que «las operaciones de Crédito Público tendrán por objeto obtener recursos en condiciones favorables, para financiar proyectos de justificado beneficio económico y social, contemplados en los planes nacionales de desarrollo, atender situaciones imprevistas de evidente necesidad o conveniencia nacional o cubrir necesidades transitorias de tesorería».

dolares-544x250

El saldo de la deuda externa de la Administración Central de Honduras, alcanzó un saldo insoluto de 6,550.13 millones de dólares, lo que representó un incremento monetario del 12% respecto al cierre de 2016, lo que a su vez equivale a un 31% del PIB. Vea comportamiento del saldo de Deuda Externa en los últimos 5 años.

El Saldo Insoluto de la Deuda Externa del Gobierno Central Distribuida por tipo de acreedor tiene la siguiente composición, el 59 % (3,884.01 millones de dólares) se encuentra en manos de Instituciones Multilaterales, el 27% (1,750.00 millones de dólares), en manos de Tenedores de Bonos, los acreedores Bilaterales participan con un 9% ( 597.74 millones de dólares), el restante 5% (318.39 millones de dóalres) se encuentra en manos de Bancos Comerciales u Otras Instituciones Financieras y Proveedores.

En la última década, muchos miles de millones de lempiras cuantificados como parte de la deuda pública han sido hurtados por gobiernos y funcionarios corruptos de casi todos los partidos.

Los factores económicos del mundo industrializado serán determinantes en la economía hondureña, en el entendido que el país es una nación económicamente dependiente. Su mercado y economía dependen de los giros y tendencias de las potencias económicas.

El Informe Económico de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (Junio, 2015), establece que el crecimiento en las economías avanzadas aumentaría 0,2 puntos porcentuales en 2016, a 2,1%, y se mantendría sin cambios en 2017.

La actividad global conservará el vigor en Estados Unidos, gracias a condiciones financieras que aún son favorables y al fortalecimiento del mercado de la vivienda y del trabajo. La fortaleza del dólar está lastrando la actividad manufacturera y el retroceso de los precios del petróleo está frenando la inversión en estructuras y equipos de minería.

En la zona del euro, el fortalecimiento del consumo privado —estimulado por el abaratamiento del petróleo y las condiciones financieras favorables— está compensando el debilitamiento de las exportaciones netas.

Se prevé que el crecimiento en Japón también se afiance en 2016, por obra del respaldo fiscal, la caída de los precios del petróleo, las condiciones financieras acomodaticias y el aumento de los ingresos. Economías de Mercados Emergentes y en Desarrollo El crecimiento de las economías de mercados emergentes y en desarrollo aumentará, según los pronósticos, de 4% en 2015 el nivel más bajo desde la crisis financiera de 2008-09 a 4,3% y 4,7% en 2016 y 2017, respectivamente.

También se prevé que el crecimiento en China disminuya a 6,3% en 2016 y 6,0% en 2017, más que nada debido a un crecimiento más bajo de la inversión a medida que la economía continúa reequilibrándose.

La proyección general para India y el resto de las economías emergentes de Asia es una prolongación del crecimiento vigoroso, si bien algunos países enfrentarán fuertes vientos en contra generados por el reequilibramiento de la economía china y la debilidad de la manufactura mundial.

La proyección actual apunta a que el PIB agregado de América Latina y el Caribe se contraerá también en 2016, aunque a una tasa más baja que en 2015, a pesar del crecimiento positivo en la mayoría de los países de la región. Esto refleja la recesión de Brasil y otros países en dificultades económicas.

Se proyecta un crecimiento más elevado en Oriente Medio, pero el descenso de los precios del petróleo y, en algunos casos, las tensiones geopolíticas y los conflictos internos, continúan empañando el panorama. Las economías emergentes de Europa continuarían creciendo a un ritmo en general sostenido, aunque algunas sufrirían una desaceleración en 2016.

Rusia, que sigue adaptándose a los precios bajos del petróleo y a las sanciones del Occidente, continuaría en recesión en 2016.

CroppedImage970546-remesas-dolares

Otras economías de la Comunidad de Estados Independientes se ven envueltas en la estela de la recesión y las tensiones geopolíticas de Rusia, y en algunos casos también están aquejadas por debilidades estructurales internas y golpeadas por los bajos precios del petróleo; conforme a los pronósticos, experimentarán una expansión apenas modesta en 2016 pero cobrarán impulso en 2017.

De acuerdo al Informe de la Deuda Pública 2017 realizado por la SEFIN, «Honduras ha venido teniendo una mejora significativa en materia económica. La eficiente administración financiera del Estado ha permitido consolidar los avances logrados hasta ahora, como el fiel cumplimiento de la Política de Endeudamiento Público 2017-2020, la aprobación de la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) y su Reglamento; la cual incluye los principios de rendición de cuentas, transparencia y estabilidad. Además establece un límite sobre el déficit del sector público y restricciones a la tasa de crecimiento del gasto corriente; así mismo, existe de parte de las autoridades la voluntad de modernizar y reformar la Ley Orgánica del Presupuesto, misma que fue ampliamente discutida durante el año 2016».

La Dirección General de Crédito Público ha venido implementando cambios en su estrategia de gestión y administración de deuda pública. También es importante resaltar el cumplimento en las metas de déficit fiscal a través de la puesta en vigencia de la Ley de Responsabilidad Fiscal.

El peso de la deuda pública, la caída en las exportaciones, el impacto de las reformas fiscales y los efectos nefastos de las sequías en la producción agrícola provocadas por el calentamiento global también son factores incisivos para que el país no logre la meta de crecimiento esperada y tienda al estancamiento económico.

A pesar que cada año las cifras de la Deuda Pública parecen aumentar, los diversos informes de las Secretaría de Finanzas y los diversos organismos financieros reportan una economía hondureña en recuperación y crecimiento en los últimos tres años. He aquí una contradicción que las autoridades deberían explicar.

El gobierno de Ricardo Maduro saneó las finanzas nacionales y “limpió” la deuda externa. Los gobiernos sucesivos, desde Zelaya hasta Hernández, han hundido al país gracias a sus medidas populistas, el recrudecimiento del neoliberalismo, las malas prácticas administrativas y la corrupción desbocada.

Cada ciudadano hondureño (incluso los no natos) está endeudado de por vida. 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021