HONDURAS: Las consecuencias de la violencia

Atención en salud mental para víctimas de la violencia Por Médicos Sin Fronteras, misión Honduras. Durante 2016 MSF amplió sus actividades en Tegucigalpa, la capital de Honduras, y en la ciudad vecina, Comayagüela, para facilitar el acceso a la atención de las víctimas de lo que se conoce como «Otras Situaciones de Violencia» (OSV), y que incluyen a víctimas de secuestros, extorsiones, asaltos, amenazas contra la vida y otros hechos violentos de alto impacto. «Hablamos...
EGO2 febrero, 2017

Atención en salud mental para víctimas de la violencia

Por Médicos Sin Fronteras, misión Honduras.

Durante 2016 MSF amplió sus actividades en Tegucigalpa, la capital de Honduras, y en la ciudad vecina, Comayagüela, para facilitar el acceso a la atención de las víctimas de lo que se conoce como «Otras Situaciones de Violencia» (OSV), y que incluyen a víctimas de secuestros, extorsiones, asaltos, amenazas contra la vida y otros hechos violentos de alto impacto.

«Hablamos de personas que han sufrido directamente estos actos violentos», afirma Edgard Boquín, supervisor de las actividades de salud mental de MSF en Tegucigalpa, «pero también hablamos de los familiares de los afectados y de las personas que han presenciado asesinatos u otros actos violentos, y que frecuentemente se ven forzadas a abandonar sus hogares y esconderse».

En 2015, los equipos de MSF proporcionaron atención en salud mental a 158 pacientes afectados por estas situaciones de violencia; sin embargo, en 2016 el número llegó a 340, lo que significa un incremento del 117% con respecto al año anterior. Dado el alcance de la violencia en Honduras, los equipos estiman que hay muchas personas que necesitan ayuda.

«Sabemos que esto es sólo la punta del iceberg», dice Edgard Boquín.

16325514_10211730127550761_101563497_o

Las consecuencias de la violencia

En Honduras, la cotidianidad de la violencia provoca en muchas ocasiones que las personas no atiendan las consecuencias que genera, ni reconozcan el impacto que puede tener en sus vidas, tanto a corto como a largo plazo.

Las reacciones de las personas varían, pero muchos tienen dificultades para seguir con sus vidas normales.

«Estos eventos pueden ser muy traumáticos y pueden romper la estructura de funcionamiento normal de las personas», agrega Edgard Boquín, «hay síntomas que se presentan muy rápido y son muy evidentes, como el estrés agudo, que se manifiesta con sensaciones de ansiedad en relación a lo ocurrido. También hay personas que tienen serias dificultades en relación a sus patrones de sueño: insomnio, pesadillas, recuerdos recurrentes, imágenes que vienen en momentos durante el día y que hacen que las personas revivan lo que les sucedió».

Los equipos de MSF proporcionan apoyo para ayudar a prevenir que estos síntomas se conviertan en algo más serio.

«Si las personas no reciben atención a tiempo, pueden desarrollar cuadros depresivos severos, ansiedad aguda o episodios de estrés postraumático que requieren un apoyo médico psiquiátrico», dice Juan Carlos Arteaga, referente de salud mental de MSF para México y Honduras.

Los equipos de salud mental de MSF realizan sesiones individuales, grupales, y actividades como talleres o actividades psicosociales. La mayoría de los pacientes asisten de una o a ocho sesiones en total.

«Lo que buscamos es trabajar sobre la emociones, los sensaciones y pensamientos que experimentan las personas a raíz de lo que les sucedió», explica Edgard. «Tenemos una base muy fuerte de terapia cognitivo-conductual, en la que los pacientes toman todos los elementos perjudiciales y comienzan a sustituirlos por herramientas positivas de afrontamiento, mejoría y control de la ansiedad, técnicas de relajación, respiración, elaboración de pequeños planes de vida para afrontar nuevamente el medio ambiente».

16326908_10211730128230778_975940613_o

Las redes de apoyo son vitales

Los equipos también proporcionan a los pacientes información sobre otros tipos de asistencia disponibles, como refugios, reubicación a otras partes del país, protección social y asesoría legal.

La experiencia de MSF muestra que entre más soportes externos tiene una persona para poder canalizar una situación dolorosa, mejor proyección de recuperación tiene a futuro.

«Los pacientes pueden salir de la clínica claros de lo que pueden hacer o de cómo pueden trabajar para mejorar su salud mental, pero si todos los días se enfrentan a esta situación de estar amenazados y no tener alternativas, su recuperación es mucho más compleja», explica Edgard Boquín. «Ayudar a los pacientes a identificar una red de soporte externo, que les permita atender su salud o cubrir otras necesidades inmediatas, ha tenido muy buenos resultados en el camino hacia su recuperación».

Desde 2011, Médicos Sin Fronteras (MSF) proporciona el «Servicio Prioritario» en colaboración con el Ministerio de Salud de Honduras para ofrecer atención médica y psicológica de emergencia a víctimas de la violencia, incluyendo a víctimas de violencia sexual. Este servicio gratuito, confidencial y de consulta única está disponible en dos centros médicos y en el principal hospital de Tegucigalpa.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021