EL PRIMER AÑO DEL «OUTSIDER» JIMMY MORALES CIERRA MAL

El presidente guatemalteco Jimmy Morales, que asumió el poder del vecino país luego del escándalo de corrupción que terminara con el gobierno de su antecesor Otto Pérez Molina, cumplió esta semana su primer año de mandato, con una evaluación desfavorable y bajo un escándalo de corrupción que abarca a su hijo y hermano, y que podría terminar con su administración. Las expectativas con que el «outsider» de la política guatemalteca asumió la presidencia fueron altas,...
EGO21 enero, 2017

El presidente guatemalteco Jimmy Morales, que asumió el poder del vecino país luego del escándalo de corrupción que terminara con el gobierno de su antecesor Otto Pérez Molina, cumplió esta semana su primer año de mandato, con una evaluación desfavorable y bajo un escándalo de corrupción que abarca a su hijo y hermano, y que podría terminar con su administración.

Las expectativas con que el «outsider» de la política guatemalteca asumió la presidencia fueron altas, quizás demasiado altas para el comediante, que no ha tenido respiro con los medios de comunicación que permanentemente le remarcan los desaciertos de su administración.

Como cuando en una entrevista que dio en Estados Unidos ofreció en forma de chiste al ahora presidente Donald Trump «mano de obra muy barata para construir el muro» y las organizaciones de migrantes en el país del norte reclamaron la ligereza del comentario; o cuando en el día del ejército salió «marchando» frente a los militares en un acto público que fue interpretado por los oficiales como una burla.

giphy_1_6

Los problemas del gobierno de Morales se dieron desde el inicio. Carente de una estructura partidaria, el comediante se rodeó de elementos que inmediatamente fueron cuestionados por distintas organizaciones de la sociedad civil. La nominación para Ministra de Cherry Ordóñez se vio empañada al descubrírsele cuantiosas deudas con el fisco y fue obligada a renunciar a tan solo 9 días de haber sido juramentada; la mala ejecución presupuestaria del ministro de salud Alfonso Cabrera y el desabastecimiento de medicamentos en los hospitales públicos fue una campaña que duró varios meses en la prensa, llegando el ministro a acumular treinta y cinco citatorios frente al Congreso Nacional para explicar la causa de la crisis; hasta la relación estrecha que mantiene con ex oficiales vinculados con violaciones de Derechos Humanos durante las campañas de genocidio ejecutadas durante el gobierno de Efraim Ríos Mont al inicio de los ochenta.

El tono de su relación con la prensa y la sociedad civil guatemalteca durante el año 2016 ha sido de constante confrontación para Jimmi Morales y todo indica que el 2017 será aún más conflictivo.

maxresdefault

«Se acabó la fafa, se acabó la publicidad», dijo Morales en cadena de prensa semanas atrás, insinuando que la mala imagen se debe a su decisión de no pagar más publicidad a los principales medios de comunicación que antes eran sus aliados y hoy le adversan.

Pero es quizás el escándalo de corrupción en el que se ha visto involucrado su hijo mayor, Juan Manuel Morales; su hermano y socio, Sammy Morales; y su compadre y diputado, Gilmar Othmar Sánchez los que más tensión traen al presidente Morales.
Según reporta la revista nomada.gt, el actual escándalo de corrupción que involucra a la familia del presidente se dio cuando el Registro de la Propiedad que dirigía Anabella de León, una de las piezas claves en el gobierno del general Otto Pérez Molina, dijo que iba a hacer una reunión en un restaurante llamado Fulanos y Menganos (propiedad de Gilmar Othmar Sánchez, compadre y amigo íntimo del presidente Morales), «para evaluar el desempeño de sus trabajadores en 2013». Alquilaron además varias sillas para cobrar otros 90,000 quetzales y para ahorrar tiempo, falsificaron documentos y cotizaciones.

Hasta allí, algo normal en la forma como se hace negocios con el Estado. Sólo que no hubo tal desayuno ni reunión ni canastas.

La revista Nómada explica como, para dar legitimidad a esa ficción, el hijo de Jimmy le pidió a su tío Sammy que le diera unas facturas, para hacer como si tres empresas habían cotizado al Registro de la Propiedad y que la ganadora había sido Fulanos y Menganos.

05495641_xl
Sammy y Juan Manuel Morales, hermano e hijo del presidente Jimmy Morales al momento de ser detenidos por el MP.

«El problema de fingir una compra del Estado o presentar documentos falsos para fingir una cotización es que son delitos. Y por esto podrían juzgar al hijo y al hermano del presidente Jimmy Morales. Aunque sea por robar Q180 mil. Nada en comparación con los Q18 millones que ha vendido al Estado el restaurante Fulanos y Menganos o el Q1 millón que han vendido las empresas de producción audiovisual de Jimmy y Sammy», indica el artículo de Nómada.

Jimmy y Sammy Morales son socios de una empresa de actuaciones, que hacía programas para la televisión abierta y obras de teatro en el restaurante Fulanos y Menganos.

Fulanos y Menganos es el restaurante desde el que Jimmy Morales lanzó su candidatura presidencial en abril de 2015 y en donde daba entrevistas a la prensa.

Juan Manuel Morales, de 23 años de edad, Sammy Morales y Gilmar Othmar Sánchez, son actualmente investigados por la CICIG y el MP para determinar si se beneficiaron de la corrupción del gobierno del Partido Patriota en 2013. Juan Manuel y Sammy actualmente guardan prisión preventiva. De resultar ciertas las acusaciones, las investigaciones podrían llevar hasta el patrimonio del mismo presidente de Guatemala.

Jimmy Morales declaró anteriormente, que su patrimonio antes de asumir la Presidencia era de ocho millones de Quetzales, poco más de un millón de Dólares. Corresponderá a la CICIG y al Ministerio Público explicar ahora, si ese patrimonio familiar podría venir de negocios corruptos con el gobierno de Pérez Molina o de la evasión fiscal que le permitía presentar facturas falsas.

El segundo año de gobierno de Jimmy Morales apenas comienza y por como van las cosas, parece que para él será aún peor que el anterior.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021