Manipulación Mediática: Patrón de Gobierno.

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la...
EGO23 agosto, 2016

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética…

Noam Chomsky, 10 estrategias de manipulación mediática

 En Honduras…

Todo es más fácil desde la evolución de la comunicación por medio de las redes sociales. Por ahí vemos cualquier cantidad de políticos despotricando o evadiendo la realidad desde Facebook, Instagram y qué decir de la herramienta favorita de Juan Orlando Hernández: Twitter. Además ahora hasta se pueden conseguir seguidores a través de las tarjetas de crédito.

Según Chomsky, el primer elemento de manipulación mediática es  la distracción. Por ejemplo,  el miércoles 17 de agosto, la Corte Suprema de Justicia emitió su opinión acerca del tema de la reelección en relación a los proyectos de plebiscito presentados en el Congreso Nacional. La Corte dijo que la reelección ya era cosa juzgada, mientras los medios utilizaron el desparpajo publicitario del partido entre Honduras y Brasil para desviar la atención del tema y evitar reacciones populares.

Problema-Reacción-Solución” es otro elemento de manipulación mediática y consiste en crear un problema para captar reacciones del público con el fin de que éste acepte medidas que provienen desde el emisor. Uno de los ejemplos más claros, sobre todo en el patrón del gobierno, es dejar que arrecien las olas de violencia para crear una necesidad de seguridad y, subsecuentemente, imponer medidas que perjudiquen la libertad individual y colectiva del pueblo. En este caso, el actual gobierno central ha ejercido la mayoría de sus planteamientos bajo un esquema de “cero tolerancia” y actividades de lucha para enfrentar la violencia y el crimen organizado, dejando que previamente crezca para después buscar la mitigación a través de leyes y en este caso financiar la policía militar.

“Recuperando la paz y tranquilidad de un pueblo que ha sufrido tanto” ¡Felicidades al MP/PMOP/Policía/FUSINA y operadores de justicia!!! Reza uno de los tweets presidenciales en su página oficial del día 10 de agosto del 2016, acompañado de una imagen en la  que pareciera que hay una guerra en suelo hondureño. Lo más “gracioso” de todo esto es que tres o cuatro días después salió a la luz la noticia de la muerte de 8 personas en una masacre perpetrada en un negocio de bebidas.

Sin título

Otro ejemplo fueron los incendios en  tres penitenciarías hondureñas y en dos gobiernos nacionalistas. Dos en la época de maduro (2002 -2006) y el otro durante el mandato presidencial de Pepe Lobo. Sobre este tema, el periódico digital El Faro, se refiere de esta manera:

“La de El Porvenir fue la primera de las tres grandes masacres ocurridas en la última década en cárceles hondureñas. Un año después, en 2004, la quema del sector de la Mara Salvatruchas en el penal de San Pedro Sula causó 107 muertos. En febrero de 2012, como en una escalada macabra, otro incendio consumió casi totalmente la granja penal de Comayagua y murieron 361 hombres y una mujer que había llegado de visita.”

Y luego  se dio a conocer que hubo cambios de dirección en estos centros, seguidamente comenzaron a crear más edificios  Penitenciarios “más seguros” y por tanto más caros.

Por otro lado, la estrategia de la gradualidad, es decir; forma de manipulación masiva que utilizan los políticos para introducir propuestas que van de lo ridículo a lo aberrante para el colectivo social de su entorno a través del cuentagotas del tiempo. Cuando un político sabe que debe hacer algo para que le acepten una propuesta inaceptable, como la reelección, se da a la tarea de usar el tiempo a su favor, como lo hizo nuestro querido presidente. Él sabía que no era “comida de trompudo” (populis dixit) lograr la reelección y luego de ver el gran drama de la cuarta urna de Mel Zelaya, no le quedó de otra más que ir por gotitas empotrando la idea desde el Congreso Nacional. En el tiempo de Porfirio Lobo Sosa, el “Plan de Nación” y la “Visión de País” (estas dos propuestas hechas por el mismísimo Juan Orlando Hernández) apuntaba a un gobierno extenso y nacionalista (obvio). Ya en la butaca presidencial, tomó la iniciativa de hablar sobre las hazañas del comandante Carías, no era coincidencia que el presidente defendiera a capa y espada la idea de una policía militar o la elección de los magistrados.

La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.” Apunta Chomsky.

Esta estrategia es la más utilizada en cuanto al tema de elecciones y ahora reelecciones. Todo el mundo ha escuchado a otra persona decir que votó por tal o cual personaje porque tenía carisma y mostraba problemáticas que lo llevaban a pensar que ese era el del  buen camino, pero luego se dio cuenta que no, que nada estaba bien y en algún punto uno que otro de esos problemas en realidad no existían. Ahora Juan Orlando utiliza la frase “para los más desposeídos” o “los más pobres” haciendo énfasis en el “dolor” y luego la compasión por el mismo:

“Se construirán 5, 500 casas en todo el país: Juan Orlando Hernández”, es el encabezado de la prensa con fecha de 5 de junio de 2015.

Es una propuesta muy loable de parte del Señor Presidente de la Nación, don Juan Orlando Hernández. Lo cierto es que, las estadísticas dictan que siete de cada diez familias en honduras carecen de un lugar propio donde vivir y que con el crecimiento poblacional exagerado es casi nula la oportunidad de adquirir un bien inmueble para la mayoría. La falta de trabajo es una desventaja en este sentido y muchas personas, sobre todo de las áreas marginales, que en su mayoría están pobladas por gente que llega a la ciudad de las áreas rurales en busca de oportunidades, optan por emigrar a otros países para probar suerte y con esto poder brindarle a sus familias una mejor calidad de vida.

Y Juan Orlando Hernández ha prometido que bajo su mandato construirá alrededor de 5,500 casas para regalar a los más pobres. Desde esta perspectiva el problema podría solucionarse en 53 años más o menos, si cada cuatro años el Estado construyera esa cantidad, ya que aproximadamente el 70 por ciento de la población nacional (aprox. 1,260,000 familias) carece de una vivienda. El problema es que cada año la población sufre aumentos y con ello la demanda de este derecho básico.

“Aquí el punto no es que se construyan las casas, es cuál es el impacto que tendrán esas viviendas en el déficit habitacional hondureño cuando esa suma de viviendas no llega ni al cinco por ciento de la suma total de familias que carecen de una. Ahora, el tema de la reelección podría estar inmiscuido en medio del dilema, para qué firmaría con su nombre y apellido todas y cada una de las casas el “gendarme de la patria”, a mí me suena a proselitismo”.  Era el discurso de una estudiante de literatura de la UNAH, Hangy Mejía, hablando del tema en cuestión.

Dirigirse al público como criaturas de poca edad:

En Honduras, la entonación del discurso político y/o gubernamental, da a entender que los emisores consideran al receptor como carente de facultades mentales para poder comprender más sobre temas de interés nacional. Parte de esta estrategia es la falta de inversión en educación para generar criterios políticos que favorezcan al pueblo y como no hay una retroalimentación informacional, generalmente el individuo meta no opone resistencia al bagazo que se está creando en su cabeza, es capaz de limitar la realidad a la simpleza verbal (con tono de bobería) de quien genera la noticia, el acto cívico, discursos religiosos y políticos. Es un patrón que la política hondureña ha fomentado durante siglos en la psiquis del hondureño promedio, pero la realidad impuesta es la de “la tierra donde fluye leche y miel”. Uno de los casos más significativos fue el de la campaña de las naranjas de JOH o el Honduras Actívate:

Sin título-1

Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión: “Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional”. Habla el analista sobre la manipulación mediática.

“Condenamos y repudiamos muerte de Berta Cáceres, reconocida activista de DDs HHs. Este hecho nos enluta a todos los hondureños”, escribió Hernández.

“La muerte de Berta Cáceres es un ataque a Honduras, debe ser investigado y poner a la orden de la justicia a los responsables. Eso exigimos”, publicó Juan Orlando en su cuenta de Twitter según La Tribuna, respecto a la muerte de Bertha Cáceres, pero al sol de hoy no se ha resuelto nada.

Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad. Aquí apunta el lingüista que a los gobiernos les gusta hacer uso de este tema para mantener controlado al pueblo. No es de constatar que en Honduras no se invierte tanto en educación.

El INE publicó en su página que la tasa nacional de analfabetismo es de 12.1% y 7.8 años de escolaridad promedio.

Según este comentario del INE (Instituto Nacional de estadísticas) el hondureño promedio no llega siquiera a terminar el ciclo común, sin tomar en cuenta que  menos del uno por ciento lee siquiera un libro anual.

Estimular al público a ser complaciente con la mediocridadPara este punto sólo es necesario ver la televisión, donde se ridiculiza el hecho de disfrutar la literatura o escribirla, y escuchar cualquier cosa que no sea reguetón, programas que sólo incitan al sexo sin cuidado y al uso desmedido de la violencia como las narco-novelas (a manera de filosofía del modus vivendi) que exhibe Televicentro, también el burdo sentido del humor de las producciones de HCH, que son complacencia pura con la mediocridad y donde el mundo gira alrededor de ser popular en favor de lo estúpido y los problemas sociales radican en la moda y una búsqueda insalubre de la vanidad. También las redes sociales, donde de pequeños a grandes  hacen alarde de la mediocridad: Ser fanático de un equipo de fútbol es más importante que jugarlo, por ejemplo.  Curioso ese contenido en este país donde el trasiego de drogas es responsable parcial de la migración, crimen y muerte.

5319ce37bad5e_620_!
Banner de una Narconovela trasmitida por Televicentro.

Reforzar la autoculpabilidad: No es nuevo que escuchemos en el bus, en la iglesia o el trabajo; gente que habla de sus condiciones precarias diciendo cosas como: “En mi tiempo la gente era menos inteligente, ahora estos muchachos nacen sabiendo más que uno de viejo”, en la trama cultural que ha trazado la política hondureña, el único culpable de su pobreza económica y moral es sólo el mismo individuo, aunque el gobierno no brinde suficientes oportunidades al mismo, donde sólo el hijo del dueño de las empresas es quien tiene derecho a estudiar en el extranjero o el de clase media para poder competir con otros de su misma clase.

Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen. “En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídos y utilizados por las élites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.” Según un comentario de un analista sobre el tema.

En honduras como la mayoría de los países y más en esta etapa del desarrollo tecnológico, los empresarios y los políticos conocen las tendencias o “trending topic” de las sociedad a través de las estadísticas que las mismas redes sociales, las páginas web, los videos que uno ve en la red y a través de eso nos venden lo que le brinde mayor confort al cerebro y no lo que nos de las herramientas para pensar en pro del entorno en el que vivimos.

Para finalizar, el hondureño promedio carece de conocimiento crítico, a causa de toda la basura mediática a la que es sometido durante la mayor parte de su vida y no es capaz de sugerir y/o exigir a sus gobiernos que se le brinde una educación de calidad que no conste solo de los famosos 200 días clase, sino que se pida también que en los medios de comunicación se brinde una programación mejorada y basada en la formación social del ser humano.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021