INTENTAN ROBAR «TESOROS» DE LA HEMEROTECA

Tegucigalpa. Aprovechando la oscuridad de la noche, un desorientado ladrón se metió  a robar a las instalaciones de la Hemeroteca Nacional Ramón Rosa en Tegucigalpa. El ladrón recorrió los salones del edificio, revisó los escritorios y al no encontrar nada «de valor» procedió a tomar el viejo microondas que los empleados de la Hemeroteca usaban para calentar sus alimentos. Así nos lo confirmó Lesbia Ramos Eguiguren, encargada en ausencia de José Luis Quezada, jefe de...
ALG15 julio, 2016

Tegucigalpa.

Aprovechando la oscuridad de la noche, un desorientado ladrón se metió  a robar a las instalaciones de la Hemeroteca Nacional Ramón Rosa en Tegucigalpa.

El ladrón recorrió los salones del edificio, revisó los escritorios y al no encontrar nada «de valor» procedió a tomar el viejo microondas que los empleados de la Hemeroteca usaban para calentar sus alimentos.

Así nos lo confirmó Lesbia Ramos Eguiguren, encargada en ausencia de José Luis Quezada, jefe de la Hemeroteca Nacional.

«Sufrimos un asalto —dijo Ramos—. Los ladrones se metieron por la parte de atrás del edificio en donde hay un terreno baldío. Cuando ingresé en la mañana mi compañero me estaba esperando y me dijo que se habían metido a robar. No robaron nada más que un microondas».

El ladrón, molesto por no encontrar los tesoros que había escuchado que guardaba el vetusco edificio que antes fuera la Junta Nacional de Bienestar Social y luego la sala de la prensa durante la presidencia de Callejas, procedió a defecar en el piso de una de las salas.

«Nosotros lavamos bien con cloro» —afirmó Ramos, manifestando con alivio que ningún periódico sufrió daño en el incidente.

IMG_0405

La Hemeroteca nacional fue creada en 1880 durante el gobierno de Marco Aurelio Soto, conjuntamente con la Biblioteca y el Archivo Nacional. Pero fue hasta 1996 que se desligó de las otras instituciones y se convirtió en una institución aparte: La Hemeroteca Nacional Ramón Rosa, que depende de la sub dirección del libro y el documento de la Dirección de Arte y Cultura.

Su función es rescatar y organizar el material hemerográfico que se publica en el país, para ponerlo a disposición de la población. Contiene los periódicos, gacetas, revistas y boletines publicado en Honduras desde el año 1832.

Según Lesbia Ramos, el año pasado la Hemeroteca Nacional atendió a cerca de dieciséis mil (16,000) personas.

«Estamos seguros que este año vamos a superar esa meta» —nos dijo, agregando que «mensualmente nos llegan entre setecientas (700) y ochocientas (800) personas que buscan documentarse para alguna investigación».

La Hemeroteca Nacional, manejada con apenas siete empleados que cubren las distintas áreas necesarias para operar, atiende a la población que busca documentarse de los hechos históricos que registraron los periódicos nacionales. Es un centro de documentación muy importante para investigadores nacionales y extranjeros, a la vez que fuente de información para estudiantes universitarios y de secundaria. Quienes en algún momento hemos usado los recursos que nos ofrece, sabemos que aquellos «tesoros» que el despistado ladrón buscaba, estaban allí, pero no pudo verlos.

«¡Acá está la historia de nuestro país!» —manifestó Lesbia Ramos, señalando con orgullo los estantes repletos de periódicos del siglo XX.

«Nuestra satisfacción es que la gente se vaya con la información que necesita —manifestó Ramos Eguiguren—, mucha gente cree que sólo somos una bodega de periódicos, pero somos un tesoro nacional, aquí está toda la Historia de Honduras y es deber de todos cuidarla».

IMG_0421

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019-2021