Entrevistas

Wilfredo Méndez: “si el fraude se impone existe la posibilidad de que el bipartidismo tenga una oportunidad de oxígeno”

el

Para el Director Ejecutivo del CIPRODEH (Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos) Wilfredo Méndez el bipartidismo comenzó su fractura en el 2009 y se vio reflejado en las Elecciones Generales del 2013. En este 2017 con unas Elecciones Generales en incertidumbre confirma la fractura que ha sufrido el bipartidismo que habían mantenido los Partidos tradicionalmente grandes; el Partido Liberal y el Partido Nacional que por casi un siglo mantuvieron el poder gubernamental repartido. Un síntoma inconfundible es que ahora el Partido Liberal es la tercera fuerza política del país detrás de la Alianza de Oposición (partido Libertad y Refundación y Partido Innovación y Unidad).

¿Considera usted que se rompió el bipartidismo en estas elecciones?
Pienso que el bipartidismo se rompió en el 2013 a nivel del Congreso, es importante recordar que se tenía más de un siglo de gobierno del partido Liberal y Nacional y no se había roto el bipartidismo en ninguno de los poderes políticos, pero en el 2013 se deja sin posibilidad de gobierno total a los dos partidos tradicionales, en el Congreso se consiguieron 37 diputados del Partido Libertad y Refundación y 13 del Partido Anticorrupción, partidos que nacen del Golpe de Estado; uno nace de la Resistencia Popular y el otro que no era ni izquierda ni derecha pero que se planteaba como novedad y juntaba a aquellos que no estaban de acuerdo con uno u otro grupo. Es importante medir el proceso de evolución de Honduras desde el 2009 con la consciencia de la gente al salir a las calles, con los gremios que comienzan a replantearse su accionar político, más allá del tema gremialista o economicista es la visión de los temas sociales; salud, educación. Otro es el tema político, que se dio en el 2013, ahora en el 2017 la presidencia se ve seriamente discutida -igual que en el 2013- señalamientos de fraude y que en aquel momento la articulación del fraude no permitió que se concretara la presidencia de la República para la Resistencia Popular mediante el Partido Libertad y Refundación en esta ocasión se procesó mejor la información y se prepararon las condiciones para enfrentar una elección manipulable y con vicios de fraude. Por eso la disputa que se da en este momento es importante, no se hubiese llegado de no ser por la estrategia de la movilización del electorado independiente como la supervisión de los Comandos Antifraude genera que la oposición tenga este triunfo y logre romper el bipartidismo a nivel presidencial.

Mesa Electoral Receptora durante las elecciones

Mesa Electoral Receptora durante las elecciones

¿Estamos viendo el cambio generacional o ideológico en la política hondureña?
Si, uno va más rápido que es el cambio ideológico se da desde el 2009 que fue un remesón en la consciencia colectiva, la gente sin claridad política, con una postura en contra de la violación a la Constitución y en contra del Golpe de Estado. Gente que participó en las manifestaciones no lo hacia porque era de izquierda o derecha, la gente más joven de 14 o 16 años comenzaron a participar en esas movilizaciones, el día de hoy son jóvenes universitarios que generaron procesos a lo interno de la universidad; replantear la educación pública, ya con un sesgo progresista. Ha ido evolucionando un mayor nivel de simpatizantes alrededor de una propuesta progresista: primero con el Movimiento Nacional de Resistencia rechazando el Golpe de Estado y después con el Partido Libertad y Refundación y ahora con Salvador Nasralla y la mutación del Partido Anticorrupción, y el Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (PINU-SD). El principio ideológico es lo que más hemos ido sintiendo. El crecimiento de la población joven con edad para ser candidatos y para elegir. Puedo decir que en unos 10 años podríamos tener una nueva dirigencia política, social y económica con una visión distinta, más comprometida con los principios democráticos, más cercana al progresismo, en ese sentido si hay un planteamiento evolutivo.

¿Qué escenario puede ver a partir de estas elecciones para el próximo proceso?
Este resultado va a dejar un buen sabor de boca a la gente que participó en La Alianza de Oposición independientemente de que se pierda la elección, si no se hubiera llegado a este momento la recomposición a nivel del Partido Libertad y Refundación iba a ser bastante fuerte, sin embargo se le da un respiro a la dirigencia de Libre y del PAC que está en Libre, el que más gana en este proceso es el PINU, habrá que ver si esa militancia del PAC se mantiene alrededor del PINU que es un partido con liderazgo desgastado a nivel de la vieja cúpula, la nueva dirigencia tiene más apertura. El próximo proceso electoral nos dará partidos más conscientes de su posición ideológica en razón del progresismo y una derecha que tendrá que dar algunos pasos atrás para replantearse.

En cuanto a estructuras organizacionales: ¿qué le faltó a La Alianza y al Partido Nacional?
El Partido Nacional en los últimos dos meses, cuando median la tendencia electoral fincaron su triunfo electoral en el voto duro por lo tanto para que ese voto se movilizara y fuera su plataforma a su favor como el de diputados y el presidencial se basaba mucho en la estructura porque ya sabían dónde estaban sus votantes y lo movilizaban a votar. Quienes tenían un votante más indisciplinado y más complicado por los conflictos internos del partido, por las Elecciones Primarias y por las acusaciones de fraude era Libertad y Refundación eso generaba más complicaciones y la estructura organizativa no era suficiente, tenían que tener una estrategia política para mover más el voto independiente, por eso las dos operaciones; La Operación Cusuco que implicaba movilizar al mayor número de amigos y familiares generó un reto importante, pero el más importante y novedoso de esta elección, fueron los Comando Antifraude, se estaban moviendo en las carpas cercanas a los centros de votación, estaban organizados, muy bien disciplinados para la observación el proceso de conteo, que es una etapa critica en las elecciones. En el tema de la estructura le funcionó muy bien para el Partido Nacional, no le fue suficiente porque no logró captura el voto independiente, indeciso y el voto joven, lo que aprovechó mejor la oposición y que a nivel del fraude que era el reto más complicado ha logrado permearlo. Quedan otros retos, a nivel de alcaldías y diputaciones, la manipulación que se da en el TSE, los ojos están más puestos en el nivel electoral menos en el nivel de diputación, a nivel de estructura también se puede ver de forma positiva en ambos partidos, el reto era la movilización del voto independiente.

DSC04877

¿Cree que con el acercamiento de Luis Zelaya a Salvador Nasralla se le está dando un giro al Partido Liberal para dejar atrás el bipartidismo y generar una sociedad más democrática?
Me sorprende la posición -creo yo- más individual que dio Luis Zelaya al recocer el triunfo de Salvador Nasralla, eso puso en aprietos al Partido Nacional que ha querido imponer un candidato presidencial y que se le ha hecho difícil, además del reconocimiento de la comunidad internacional, creo que ha sido bueno para el liberalismo. Aún no estoy claro de la dimensión positiva que va a tener, pero levanta un poco el ánimo y la moral de los liberales, que ven en la Resistencia no su partido, a algún hermano menor, como un hermano mayor en desgaste. Eso si se sabe aprovechar por el liberalismo podría oxigenar el partido a pesar que obtuvo una votación menor que en las elecciones anteriores.

¿La sociedad está tomando una actitud más cívica o fue un voto de castigo? Las dos cosas, apuesto más por el nivel de consciencia. El 2009 nos dio la primera demostración de había un remesón en la consciencia colectiva, no hay duda que lo que sucedió en el 2015 con la movilización de las antorchas terminó de mandar el mensaje; que hay una población distinta, que ha aprendido políticamente en los últimos tiempos, hay regiones en el país que tienen un mayor nivel de politización y el voto es más razonado, pero no hay duda que eso influye a nivel de país. Ha habido un proceso de maduración de la consciencia cívica, si no, no hubiéramos tenido un nivel masivo de votación, la consciencia política ha ido mejorando.

¿Deben cambiar algo los políticos con este cambio de consciencia social?
Completamente a nivel de todos los partidos. A lo que se aspira es a tener candidatos honrados, valientes, competentes. Me di cuenta que no era suficiente ser valiente y honrado. Cuando gente honrada e inteligente asume responsabilidades políticas y al momento de tomar decisiones fueron cobardes, me platee que de nada servían esas cualidades, si no se es valiente en un país que necesita de gente valiente en la toma de decisiones, en un país con un nivel de postergación que para poder alcanzar a otros países que nos llevan 100 años en educación hay que tomar decisiones radicales. Nuestra clase política todavía incluyendo a Libre y PAC hay gente que no entiende que los partidos necesitan depurarse a lo interno, todos, lo que tienen mayor responsabilidad son aquellos que se dicen representan al pueblo o tienen un enfoque progresista, pero si a lo interno actúan como los otros no hay diferencia. Los partidos deben ser conscientes del gran problema económico para en función de eso saber que cada decisión es un tema de vida o muerte. Depurar un partido no es fácil porque hay intereses personales y de fondo. Esta situación actual era de esperarse este gobierno tiene mucho que defender sobre el tema de corrupción y de crimen.

¿Cómo deben ser las estructuras organizacionales de los partidos políticos para que el bipartidismo no pueda afectar la democracia? Un líder político debería tener la estructura del partido, el problema es que un candidato a cualquier puesto y la estructura con la que trabaja es ajena, necesita que sea una estructura confiable, todo líder necesita una estructura que le permita desarrollar su estrategia política y después su acción de gobierno, esto se convierte en un reto importante para cualquier candidato. ¿qué debe primar en las estructuras? Un compromiso fuerte con los principios ideológicos, disciplina y tener claridad que los retos no son fáciles.

¿Debe haber reformas electorales a raíz de esta nueva crisis?
Son muy importantes pero, hay que tener mucho cuidado, he sido partidario de la ciudadanización de la mesa electoral, sin embargo viendo estudios realizados me di cuenta que en el marco del contexto político era una trampa, si se ciudadaniza la mesa y el Partido Nacional tiene el control del gobierno y del Tribunal Electoral ¿qué va a pasar? Los representantes de la mesa van a ser del gobierno, del partido, van a sacar a los otros partidos para controlarlo todo. En la mesa electoral la representación de los partidos políticos en la mesa electoral es importante, nos dejo una lección la reforma del TSE, dos partidos lo controlan. Necesitamos tener un Tribunal independiente y autónomo. Este proceso electoral deja ejemplos positivos; se filmó, la gente estuvo cerca, el conteo de las actas, se ha avanzado en el tema electoral, pero hay que ser conscientes a nivel del sistema de partidos, no se puede permitir que existan partidos únicamente para negociar credenciales o para tener un rédito financiero. La reforma electoral es muy importante pero hay que tomar nota de todo lo que ha pasado para que esas reformas no sean involutivas.

protesta6

¿El bipartidismo puede quedar fraccionado en instituciones y seguir vivo?
Esto que ha sucedido le da un golpe fuerte al bipartidismo, el hecho de que el Partido Liberal tenga una tercera posición y con bastante desventaja eso ya es indicativo de que el bipartidismo esta en una situación de precariedad, el hecho de que La Alianza tenga una posición mejor indica políticamente se tiene una realidad distinta, ahora si con el fraude se impone el partido de gobierno existe la posibilidad que de el bipartidismo tenga una oportunidad de oxígeno, hay que recordar que desde el Golpe de Estado había una estrategia para oxigenar al Partido Liberal y en efecto se dio en el Congreso Nacional se dio un co-gobierno con el Partido Nacional pero no hizo la posibilidad de una oposición y de tener la presidencia, ahora depende de los resultados de la presidencia, si se logra con La Alianza de Oposición el bipartidismo tiene para no levantarse en unos 15 años.

Acerca Redacción

Recommended for you