Vía Campesina exige derogación del decreto que da potestad a las FFAA manejar el agro

La vía campesina Honduras, que aglutina al menos cinco organizaciones campesinas, exigió al gobierno la derogación del decreto presidencial PCM 52-2019 que otorga el manejo del Programa de Desarrollo Agrícola de Honduras a las Fuerzas Armadas, asignándoles recursos económicos y financieros, esto por considerarlo una militarización del agro. La medida tomada por Juan Orlando Hernández, da amplias potestades a las Fuerzas Armadas para manejar, al menos, cuatro mil millones de lempiras que deben ser destinados...
Redaccion 2noviembre 8, 2019

La vía campesina Honduras, que aglutina al menos cinco organizaciones campesinas, exigió al gobierno la derogación del decreto presidencial PCM 52-2019 que otorga el manejo del Programa de Desarrollo Agrícola de Honduras a las Fuerzas Armadas, asignándoles recursos económicos y financieros, esto por considerarlo una militarización del agro.

La medida tomada por Juan Orlando Hernández, da amplias potestades a las Fuerzas Armadas para manejar, al menos, cuatro mil millones de lempiras que deben ser destinados al sector agrícola dejando a un lado instituciones como el Instituto Nacional Agrario (INA), la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), entre otras instituciones, que deberían ser las encargadas de desarrollar el sector productivo del país.

“La situación en el campo es dramático; lo que quieren hacer con esto es militarizar los territorios para tener mayor control de las familias campesinas. Debemos unir esfuerzo todos los sectores, que las Fuerzas Armadas lleguen a nuestras tierras significa muerte. Exigimos se derogue este decreto, exigimos que discutamos una política nacional agraria, que sea un pacto social” aseveró Wendy Cruz, miembro de la vía campesina.

También, Rafael Alegría, dirigente campesino, sostuvo que lo que busca Juan Orlando Hernández, es consolidar el poder de su dictadura a través del fortalecimiento técnico y financiero a los militares, catalogando como ilógico que las Fuerzas Armadas reactiven el agro.

“Yo no sé de donde se les ocurre que ese plan deberá ser ejecutado por las Fuerzas Armadas, si se estuviese haciendo con buenas intenciones deberían de reactivar de manera inmediata el INA, BANADESA y la SAG, pero parece que el gran salvador ahora es las Fuerzas Armadas, lo que busca Juan Orlando Hernández es tener contento a los militares y consolidar su dictadura” aseguró, Alegría.

Para el ex militar, Romeo Vásquez Velásquez, el problema radica en la poca credibilidad que tienen las instituciones del Estado mientras que las Fuerzas Armadas lo caracteriza por su disciplina.

“El problema que tenemos en Honduras es que se ha perdido la credibilidad en las instituciones y como dicen los japoneses la disciplina vence a la inteligencia” dijo, Vásquez.

En consonancia con la postura de la vía campesina, para el analista, Raúl Pineda esta acción solo es una estrategia de parte del gobierno de Hernández para quedar bien con los militares otorgándole más presupuesto.

“Me parece que ellos tienen una función constitucional claramente definida y que esta no es más que una acción estratégica de quedar bien con los militares dándoles más dinero para que respalden al gobierno de la república” indicó Pineda

Según se conoce, serían cinco miembros de las Fuerzas Armadas quienes manejarían este Plan de Desarrollo Agrícola otorgándoles cuatro mil millones de lempiras en los primeros meses y podría superar los 66 mil millones de lempiras en cinco años.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019