/VENEZUELA: DETENIDOS 27 MILITARES TRAS ALZAMIENTO EN CUARTEL

VENEZUELA: DETENIDOS 27 MILITARES TRAS ALZAMIENTO EN CUARTEL

Un grupo de 27 militares de la Guardia Nacional de Venezuela fueron detenidos el lunes tras una protesta en un cuartel en Caracas, en una breve acción que incluyó varios mensajes en las redes sociales para instar a los venezolanos a desconocer el gobierno de Nicolás Maduro.

El gobierno informó en un comunicado que «rindieron» y «capturaron» a los hombres uniformados, a quienes catalogaron de «delincuentes».

Diosdado Cabello, presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, dijo que en el lugar de los hechos fueron detenidos 25 militares y otros dos fueron arrestados en otro lugar que no precisó. El funcionario también expresó que la cifra de detenidos podría aumentar.

Además identificó como líder del grupo rebelde al sargento Alexander Bandres Figueroa, a quien acusó de crear «zozobra» e «intranquilidad» entre los venezolanos con sus acciones.

El vicepresidente del partido oficialista señaló que la operación de captura fue «absolutamente limpia» y que se logró controlar en tiempo «récord» la acción sin ninguna víctima mortal.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, dijo en un comunicado que los soldados habían atacado un puesto policial en Cotiza, al oeste de Caracas, y que habían robado armas y secuestrado a cuatro oficiales.

La opositora Asamblea Nacional, dijo en un comunicado que lo ocurrido en Cotiza «es el reconocimiento de la existencia de un gran descontento generalizado dentro de la FAN (Fuerzas Armadas Nacionales)».

«La Presidencia de la República fue usurpada y su cadena de mando está rota», añadió la nota firmada por el presidente del parlamento, Juan Guaidó.

La agencia Reuters reportó que en un mensaje divulgado en la cuenta de Instagram de la televisión EVTV Miami, Guaidó se dirigió a los militares: «No te estamos pidiendo que des un golpe de Estado, no te estamos pidiendo que dispares. Todo lo contrario, te estamos pidiendo que no nos dispares».

La protesta

El alzamiento del lunes ocurrió en medio de la creciente tensión que vive Venezuela, sumida como está en una severa crisis política, económica y social. La presión creció aún más tras la toma de posesión de Maduro para un segundo mandato, pese a que ha recibido el rechazo dentro y fuera por unas elecciones que fueron catalogadas de «ilegítimas».

La protesta en sí incluyó a varios hombres vestidos de verde olivo y algunos armados que aparecieron en una calle con mensajes al pueblo para que saliera a protestar contra Maduro. Uno de ellos, que se identificó como el sargento de tercera Bandres Figueroa y luego identificado como líder, dijo que estaban en contra del «régimen, el cual desconocemos completamente (…) necesito el apoyo de ustedes, salgan a las calles, aquí estamos nosotros».

La agencia The Associated Press informó que en Cotiza se podía ver a decenas de residentes golpeando ollas y sartenes, quemando basura y gritando “¡libertad!” mientras levantaban banderas venezolanas.

El dirigente opositor Julio Borges dijo temprano el lunes que ya estaban siendo reprimidos.

Algunas unidades de las fuerzas de seguridad venezolanas se encontraban en los alrededores de la unidad militar y bloqueaban vías principales cercanas desde primeras horas del día, según fotos y reportes en redes sociales. Los enfrentamientos entre los habitantes de Cotiza y las fuerzas de seguridad se extendieron varias horas.​

Gobierno dice que hay «normalidad»

Un comunicado de la Fuerza Armada de Venezuela informó el lunes sobre el incidente y dijo que el grupo de oficiales fue detenido en una unidad militar en Caracas tras intentar el robo de armas y acto de violencia.

El texto dice que tras el incidente hay «normalidad» en los cuarteles militares.

«Los delincuentes fueron rendidos y capturados en la sede de la unidad especial de seguridad Waraira Repano, en Cotiza, municipio Libertador (…) a donde se habían dirigido, encontrando firme resistencia por parte de los oficiales y tropas profesionales allí acantonados», indicó el texto.

«La Fuerza Armada Nacional Bolivariana rechaza categóricamente este tipo de actos», dijo el comunicado que achaca a «oscuros intereses de la extrema derecha».

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, que firma el comunicado, dijo en Twitter: «Quien ultraje sus armas con infames vicios será castigado con todo el peso de la ley».

La oposición

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), Juan Guaidó, dijo el domingo al diario Folha de Sao Paulo que es posible una amnistía para los militares que abandonen al mandatario Nicolás Maduro, y apostó por un proceso de transición similar al chileno.

«Nosotros ya ofrecimos un plan de amnistía para oficiales, lo que puede acarrear en nuevas deserciones y abandono en la base de apoyo del gobierno», dijo Guaidó, quien se ha mostrado dispuesto a asumir la presidencia de Venezuela.

En su cuenta en Twitter, Guaidó reiteró el mensaje.

Borges dijo en un mensaje de Twitter que «el mismo descontento y deseo de cambio que motivó la sublevación de la GNB en Cotiza existe dentro de toda la FANB» o Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

El máximo tribunal de justicia del país, que apoya al gobierno, tras el alzamiento emitió un fallo desconociendo a la junta directiva de la Asamblea Nacional, declarando que sus actos son nulos y pidió a la Fiscalía determinar las eventuales responsabilidades penales de la directiva de la Asamblea por declarar usurpador al presidente y llamar a una transición.

La ex fiscal general, Luisa Ortega, también reaccionó en su cuenta en Twitter.

Otras protestas

En la noche del lunes, funcionarios de la Guardia Nacional de Venezuela reprimieron una protesta en Los Mecedores, al oeste de Caracas, ​con gases lacrimógenos, según diarios locales.

«Aproximadamente 300 efectivos de la Guardia Nacional se encuentran en la entrada de la Cota Mil con equipos antimotín, a propósito de la manifestación en Los Mecedores», señaló El Pitazo.

Según el medio, los accesos al lugar fueron bloqueados por manifestantes en contra del presidente venezolano Nicolás Maduro. También hubo protestas en San Bernardino y Cotiza.

Se reporta la primera víctima mortal de esta ola de protestas, se trata de Nicar Bermúdez, de 38 años, quien aparentemente salió a la puerta de su casa para ver la protesta y fue alcanzada por un disparo en la cabeza, el lunes por la noche.

Según informó el diario venezolano El Nacional, el autor del disparo sería un colectivo que confundió a Bermúdez con una persona que estaba protestando e intentó robarle su teléfono.

“Mujer fue asesinada cuando se encontraba en la puerta de su casa, era conocida como ‘Chamica’. No estaba protestando”, informó Román Camacho, un periodista venezolano, reportó el diario venezolano.

El deceso de la mujer se produjo en el marco de la convocatoria de una gran marcha a nivel nacional programada para el miércoles 23 de enero. Según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVC) hasta el lunes se habían confirmado al menos 30 protestas a nivel nacional en Venezuela y emitieron algunas directrices sobre la cobertura, así como la importancia del relato imparcial y objetivo de lo que ocurre en el país sudamericano.

Fuente: VOA