/UNA VIDA MÁS QUE SE APAGA

UNA VIDA MÁS QUE SE APAGA

El día de ayer (6 de julio), las redes sociales reventaron en denuncia tras conocerse que en una comunidad conocida como Mata Mulas en Marcala en el departamento de La Paz, se había encontrado sin vida el cuerpo de Lesbia Yaneth Urquía Urquía, militante del COPINH.

Urquía, de 49 años, dos hijas y un hijo, y su asesinato se da a cuatro meses y cuatro días del asesinato de Bertha Cáceres. En una entrevista que el Colectivo Josefa Lastiri realiza con Lilian López, militante de COPINH, se describe que Lesbia Yaneth habría sido asesinada a machetazos.

El gobierno hondureño, en coordinación con el PNUD y la SEDINAFRO desarrolló la socialización del proyecto de reglamentación de consulta en la zona de los territorios indígenas del pueblo Lenca, en el que se consulta a las personas acerca de la aprobación de la ley de reglamentación del mecanismo de la Consulta Previa, Libre e Informada. Según el Instituto Interamericano de Derechos Humanos, «la consulta es un mecanismo democrático para la adopción de decisiones, una obligación internacional de realización por parte de los Estados y un derecho de los pueblos indígenas, prevista en el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas».

Lesbia Yaneth, saldría a hacer ejercicio a las cinco de la mañana en una bicicleta, luego de eso no volvería, y su cuerpo sería encontrado en la carretera que conduce a Intibucá. Ella, como muchas de las dirigentes indígenas, había recibido amenazas, y según las declaraciones de Lilian López, aún no se sabe si estas amenazas fueron denunciadas o desde dónde venían las mismas.

Aurora S.A de C.V propiedad de Arnold Castro, esposo de la vicepresidenta del Congreso Nacional, Gladis Aurora López, quien además es presidenta del Partido Nacional, esta empresa tiene una hidroeléctrica, Aurora 1, que ya está funcionando en el municipio de San José, departamento de La Paz. En la actualidad se encontraban realizando el estudio de pre factibilidad, en conclusión, lo que esto significa es que existe ya una concesión a favor de Encinos S.A, también propiedad de Arnold Castro, sin que haya existido una consulta previa a los pobladores de la zona de Santa Elena.

El 16 de octubre de 2014 se realizó un cabildo, pero según información facilitada por el Centro Hondureño para Promoción del Desarrollo Comunitario (CEHPRODEC), este cabildo tuve una serie de irregularidades, desde la coacción de miembros de MILPAH para que se escuchará sus voces, la intervención de miembros de la iglesia católica de la zona, incluso llegar a movilizar seis camiones con placas salvadoreñas, para hacer creer que era la gente de Santa Elena la que estaba de acuerdo con el proyecto hidroeléctrico llevado a cabo por Encinos S.A. El cabildo fue más un cabildo informativo que consultivo, en ningún momento la gente tuvo la libertad de opinar y decidir, según informa CEHPRODEC, ong que trabaja en apoyo a las comunidades indígenas, con especial énfasis en MILPAH. Durante el cabildo hubo fuerte presencia militar y policial.

La muerte de Urquía se da en el contexto de la primera consulta popular que este fin de semana se llevará a cabo en el municipio de Santa Elena, departamento de La Paz. En otra información revelada a la periodista Sandra Maribel Sánchez por parte de fuentes de Naciones Unidas, se presume que son los resultados de la socialización del proyecto de reglamentación de consulta lo que terminarían siendo el desenlace final que llevaría a la muerte a Lesbia Yaneth, quien se integra a la lucha contra el golpe de Estado en 2009 y a partir de allí continuó hasta convertirse en una luchadora inclaudicable quien desde la base estuvo presente en lo cotidiano de la lucha por la defensa de los territorios ancestrales.