/TRUMP ACELERA LOS PROCESOS DE ASILO, PERO NO ES PARA AYUDAR A LOS INMIGRANTES

TRUMP ACELERA LOS PROCESOS DE ASILO, PERO NO ES PARA AYUDAR A LOS INMIGRANTES

Bajo una nueva regla de la Administración de Trump los migrantes esperarían menos tiempo desde el momento en el que son detenidos hasta que presentan sus documentos para solicitar asilo, sin embargo, la táctica del presidente no es precisamente ayudarlos.

El Director Interino de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), Ken Cuccinelli, también ha implementado esta medida. Generalmente, los oficiales de migración tenían que esperar hasta 48 horas para escuchar los casos de un migrante detenido, pero ahora, el tiempo se ha reducido a un día calendario, de acuerdo con BuzzFeed News, quien obtuvo unos documentos que confirmaban que la noticia fue extendida a los oficiales este lunes.

Según varios críticos, este movimiento que busca acelerar los casos les daría a los migrantes menos tiempo para preparar sus expedientes para las entrevistas, contactar a un abogado o recuperarse del largo viaje que emprenden desde Centroamérica.

Esta es otra manera de limitar el proceso, lo que llevará a menos entrevistas con miedo creíble positivo, más deportaciones”, dijo Ur Jaddou, un exabogado principal de USCIS.

De esta manera, el gobierno de Trump quiere reducir el número de casos que son aceptados bajo asilo, una maniobra que “busca eliminar a las personas”, según agregó Jaddou.

Sarah Pierce, una analista en el Instituto de Políticas de Migración aseguró que la política traería un “cambio significativo” en la manera actual en la que opera USCIS:

“En este momento, la mitad de los solicitantes de asilo esperan 10 días o más antes de que su caso sea atendido por un oficial de asilo”, comentó.

Sin embargo, los oficiales de la agencia justificaron la nueva medida y dijeron que formaba parte de un proceso que tenía el objetivo de acelerar el proceso de eliminación y aumentar su efectividad.

“USCIS está modificando el período de consulta para alinearlo mejor con las realidades operativas de hoy. Esto hará que todo el proceso de eliminación acelerado sea más expedito y ayudará a evitar cuellos de botella en el sistema a medida que los componentes del DHS continúan procesando el número récord de personas que llegan a la frontera sur”, señaló Jessica Collins, portavoz de la agencia.

La entrevista es el primer paso que tienen que dar los migrantes para la solicitud de asilo, pero este procedimiento ha sido criticado por Trump al considerarlo demasiado sencillo. En ese primer encuentro con los oficiales estadounidenses, ellos tienen que demostrar que han huido de sus países porque tienen miedo de perder sus vidas, han sido extorsionados, amenazados o han vivido episodios de violencia. El plazo de 48 horas les daba la oportunidad de organizar sus ideas y presentar un caso más sólido.

“Eliminar la prohibición de las entrevistas de temor creíble dentro de las primeras 48 horas de haber estado en detención evitará que los solicitantes de asilo accedan a un abogado o aprovechen sus derechos bajo la ley para obtener pruebas y consultar con la persona de su elección”, dijo Shalyn Fluharty, abogado del Proyecto Dilley Pro Bono.

Asimismo, esta nueva política no le da la opción de los migrantes para que reprogramen sus entrevistas a menos que tengan una justificación extraordinaria.

Fuente: eldiariony.com