“Si logramos racionar el servicio de agua podríamos llegar hasta agosto”

El bajo nivel de agua en las represas de la capital provocaría, en los próximos días, más racionamientos en la distribución del servicio de agua potable en la ciudad. Carlos Hernández, jefe de la División Metropolitana del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), manifestó que la falta de lluvias en la capital y la prolongada sequía del año anterior ha dejado las represas sin agua por lo que los racionamientos serán más agudos....
Redaccion 2marzo 24, 2020

El bajo nivel de agua en las represas de la capital provocaría, en los próximos días, más racionamientos en la distribución del servicio de agua potable en la ciudad.

Carlos Hernández, jefe de la División Metropolitana del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), manifestó que la falta de lluvias en la capital y la prolongada sequía del año anterior ha dejado las represas sin agua por lo que los racionamientos serán más agudos.

“Por los momentos se va a mantener los horarios de distribución de agua, pero en los próximos días se tendrá que aumentar los días de espera debido a que las represas se están quedando sin agua; si logramos mantener este servicio podríamos llegar hasta agosto”. Dijo, Hernández.

Lo que genera preocupación es que en medio de la epidemia del dengue en Honduras y la pandemia del Covid-19 a nivel mundial, el agua es una necesidad urgente para combatir estas enfermedades, y el vital líquido se encuentra escaso.

Hernández, expuso la crítica situación de las represas en la capital, por ejemplo, la represa Los Laureles, ubicada al sur oeste de la capital y que abastece al menos un 30 por ciento de capitalinos, se encuentra a menos del 50 por ciento de su capacidad total mientras que la represa La Concepción, abastece a un 45 por ciento de capitalinos reporta solo un 29 por ciento de su capacidad máxima.

También, Hernández, detalló que la producción de agua de La Tigra, que abastece a un 20 por ciento de capitalinos, ha bajado su producción diaria a solo 325 litros de agua por segundo, cuando su producción normal es 900 litros por segundo.

La crisis por la falta de agua ha castigado a varias colonias capitalinas, pese a que, el horario establece que una vez a la semana se enviará el vital líquido a cada colonia o barrio, hay denuncias de capitalinos donde no han recibido agua por más de un mes, en algunos casos más.

El gobernante, Juan Orlando Hernández, el pasado diez de febrero, anunció el plan “Agua para todos” con la finalidad de abastecer con 40 cisternas de agua potable a las colonias más afectadas por la escasez de agua, pero todavía no se ven los resultados de dicho plan de abastecimiento.

Los racionamientos podrían extenderse a recibir agua potable “una vez al mes”, manifestó Carlos Hernández, en caso de tomarse dicha determinación el agua “podría durar hasta el mes de agosto” esperando que para esa fecha las lluvias sean mayores a las registradas en año anterior.

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019