/SEGÚN RELATOR ESPECIAL DE LOS DDHH EN LA ONU, DEFENSORES Y DEFENSORAS EN HONDURAS ESTÁN EN SERIO PELIGRO
Michel_Forst

SEGÚN RELATOR ESPECIAL DE LOS DDHH EN LA ONU, DEFENSORES Y DEFENSORAS EN HONDURAS ESTÁN EN SERIO PELIGRO

A pesar de los esfuerzos del Estado, los defensores y defensoras de derechos humanos en Honduras están en serio peligro.

Honduras sigue siendo uno de los países de Latinoamérica más peligro para los defensores de Derechos Humanos, en especial los que trabajan en temas de tierra y medio ambiente. Pero  es también  preocupante la situación de los periodistas, afirmó el Relator Especial de las Naciones Unidas Michel Forst en conferencia de prensa en el país la semana pasada.

«Desde el 2001 hay un número de periodistas y comunicadores sociales que han sido asesinados, y solo en seis casos se ha logrado identificar a los perpetradores. La impunidad y la falta de investigación contra los periodistas y comunicadores sigue siendo la regla en vez de ser la excepción.»

«Hay algunas personas a las que se les consideran ciudadanos de segunda categoría, es decir que el gobierno no los reconoce como ciudadanos,  no son protegidos por el gobierno; este tipo de personas requiere atención especial. Los defensores y las defensoras en riesgo son aquellos que defienden a los grupos LGTBY,  preocupa el número de eventos y ataques contra las personas LGTBY,  impacta no solo ver los ataques y  campañas de difamación, no solo de funcionarios públicos, sino de las iglesias y al  leer declaraciones he quedado horrorizado de ver la forma que se les trata aquí en Honduras, cuando lo que se debería de hacer es protegerlo de ser atacados y asesinados solo por querer vivir y tener una sexualidad diferente a la de los demás.»

El Relator Especial de las Naciones Unidas Michel Forst informó que se reunió con el gobierno para discutir  los hallazgos y  las recomendaciones presentados en su informe.

El señor comisionado en su declaración ante la prensa detalló que se reunió con los diferentes sectores, con el gobierno y sus ministros  y otras organizaciones para conocer cómo perciben la situación y presencia en Honduras de los Derechos  Humanos de los defensores.

El gobierno le permitió reunirse con todo el mundo incluyendo con las personas que están detenidas.

No solo se reunió con los defensores de la capital, si no con los de otras regiones del país, para tener una visión global y su visita e informe no fuera manipulado por grupo de OGNs y poder presentar el total de lo que pasa en el país.

Visitó el departamento de La Paz, la ciudad de La Esperanza, Santa Bárbara, ciudad de San Pedro Sula en el departamento de Cortes, ciudad de El Progreso, Tela, Ceiba y Choluteca.

Recibió testimonios  de los defensores organizados en grupos indígenas, con los que protegen los derechos de los activistas LGTBY,  también con los pequeños agricultores, los grupos feministas que defienden los derechos de la mujer y escuchó  los testimonios que son conmovedores  de los defensores  y defensoras de las diferentes organizaciones de distantes regiones del país y le conmovió que muchos viajaron dos días para reunirse con él y contarle de los ataques y amenazas de que son objeto.

El señor Forst  explicó que el  objetivo de la visita era evaluar si Honduras es un entorno seguro y favorable para los defensores  y defensoras, o sea que el sistema legal  garantiza la seguridad para trabajar y que tengan libertad en sus  actividades.

Hallazgos

«Necesitaba conocer que tan eficaz es el mecanismo de protección para defender a los defensores  y defensoras, aunque habido anuencia para establecerlo, el mecanismo de protección es deficiente para poder garantizar o aliviar el riesgo  que los defensores enfrentan en el país.»

La  evaluación era para ver el marco legal institucional, por lo que se reunió con el Fiscal General, con el Procurador, fiscales de los diferentes  departamentos, jueces y abogados para escuchar sus testimonios de que tan eficaz es el sistema judicial en Honduras.

También vio el último informe de su predecesora que hizo una visita oficial en el  año 2012 y  presentó un informe en una de las sesiones del Consejo  de  Derechos Humanos.

«Los hallazgos expresan que  Honduras no es un país seguro para la defensoras y defensores, quienes enfrentan fuertes  ataques de violencia generalizada en todo el país, cometidas por los oficiales de policía nacional y de la policía militar y esta violencia ha sido bien documentada por las organizaciones internacionales así como por la  oficina del alto Comisionado de los Derechos Humanos en Ginebra, como el seguimiento que se le dio a las elecciones  del país».

«Voy conmovido por los  testimonios de las familias de los  desaparecidos que buscaban  desesperadamente encontrar a sus parientes y no encuentran respuesta, así como defensores que han sido  arrestados sin explicación y  recibieron maltratos  de parte de  la policía y el ejército».

«Es asombrosa la violencia contra líderes comunitarios que buscan un lugar donde vivir, hablo de indígenas, agricultores y campesinos, todos presentaron testimonios de falta de consulta cuando una compañía decide invertir en tierras que ellos consideran que son de ellos y no se hace el proceso de consulta apropiada en el país».

Los pequeños agricultores testifican que buscan un lugar donde vivir y poder proveer seguridad  y  alimentos  para sus familias, sus testimonios es que sus cultivos son destruidos, las cosechas robadas con apoyo de la policía.

«Lamento que conocida la información gubernamental y no gubernamental tener que decir que los defensores y defensoras no pueden operar en el país en un entorno seguro y favorable. Porque los defensores y defensoras no se sientes seguros en la mayoría del país,  por las amenazas, ataques y criminalización de sus actividades y la falta de acceso a la justicia».

El Relator Especial de las Naciones Unidas destacó que es impresionante las campañas de odio, difamación, criminalización de los defensores no solamente criminalización de la ley, sino con apoyo de  algunos medios de comunicación que dicen que los defensores están en contra del desarrollo de Honduras, cuando la realidad es que solo son personas que están tratando de promover la justicia y derechos para la seguridad de la población y enfrentan riesgos y peligros, por querer ser agentes de cambio en el país.

«En la reunión con el presidente le solicité  que de una declaración,  como presidente del país,  que reconozca  oficialmente el rol positivo que los defensores juegan en el país, él es el Jefe Estado y debe proteger a los ciudadanos, porque son ciudadanos que están tratando de promover valores y principios de la declaración en derechos y por eso es la necesidad que haya una voz, y la voz del presidente debe mostrar a los activistas que el ataque y la impunidad contra los defensores no será tolerada, será una señal enviada a los oficiales de policía y al poder judicial que no se puede tratar a los defensores y defensoras de la forma que se les está tratando que se les tiene que reconocer que son agentes de cambio y no deben ser blanco.»

El Relator Especial de las Naciones Unidas Michel Forst manifestó que en sus reuniones regionales con defensores le dieron testimonio de cómo eran blanco de compañías  no solo nacionales  sino también extranjeras,  las cuales el informe contiene los nombres, para tener una respetas a sus alegatos de violencia de su parte en el de aquellas compañías extranjeras que operan en la industria extractiva minera, pero también en la industria hidroeléctrica de las diferentes partes del país.

También estimó que se debe debatir la colusión entre las compañías nacionales e internacionales y políticos del  país,  en particular de alto nivel  del congreso porque no es posible que se use la colusión entre los  poderosos y los políticos, y el efecto sea tener como blanco a los defensores.

Se estableció una legislación que no se tenía en el 2012, y se han reducido los homicidios, pero no ha sido lo mismo para los defensores, porque se registra un descenso de homicidios en Honduras  pero las  muertes de los defensores se mantiene en el mismo nivel y algunas partes del país ha aumentado, ¿cómo es posible que se reduzca la criminalidad pero las muerte de los defensores siga subiendo?, preguntó.

«Los actores judiciales tienen testimonio generalizado que la impunidad  es la regla en  Honduras,  desde que mi predecesora visito el país en el año 2012 la tasa en la lucha contra la impunidad no ha mejorado, significa que los esfuerzos del estado y las nuevas instituciones creadas para proteger a los defensores la tasa de impunidad sigue siendo lo mismo».

«El  Fiscal General dijo que iba  crear una fiscalía especial para defensores y periodistas y el informe tiene  recomendaciones de  cómo mejorar la lucha contra la impunidad en Honduras, son recomendaciones concretas que el gobierno puede tomar e implementar y tener una lucha eficaz contra la impunidad.»

Los informes obtenidos es que 97 crímenes se han cometido contra defensores sin ser resueltos, tasa que no es aceptable, Honduras debe mejorar en hacer las investigaciones  para el  acceso a la justicia y asegurarse que los perpetradores  de estos ataques sean llevados ante la justicia  y debidamente sentenciados.

«Alabo a los que trabajan en temas difíciles como los derechos sexuales y reproductivos, porque en Honduras son temas muy difícil como el aborto, campañas desde los medios sociales cuando tratan de proteger  la mujeres de amenazas y acoso a aquellos que tratan de proteger la vida de la mujer, cuando la madre está en peligro.»

«Mis conclusiones son claras :

Falta de protección.

Impunidad generalizada.

Nuevos mecanismos  son positivos pero  deben ser fortalecidos.»

En la reunión con el gobierno le informe que mi mandato no es denunciar las violaciones, sino que proveer asistencia técnica a los Estados.»

Óscar Estrada (Honduras, 1974). Es guionista, novelista y abogado. Productor de radio novelas y documentales sociales. En 2008 dirigió el largometraje «El Porvenir». Ha publicado los libros «Honduras, crónicas de un pueblo golpeado» (2013), la novela «Invisibles» (2012) y más recientemente su colección de cuentos «El Dios de Víctor y otras herejías» (2015). Fundador de la revista «Lastiri». Actualmente dirige la editorial con sede en Washington D.C. Casasola LLC.