/Según informe de Amnistía Internacional México pone en riesgo a migrantes de C.A.
Migrantes

Según informe de Amnistía Internacional México pone en riesgo a migrantes de C.A.

Según un sondeo de Amnistía Internacional autoridades de México de manera rutinaria obligan a los migrantes centroamericanos a retornar a sus países a pesar de los riesgos del viaje de regreso y los peligros a los que se enfrentarán al regresar.

Los migrantes entrevistados procedentes de Guatemala, Honduras y el Salvador entrevistados, el 75% señaló que los agentes de inmigración de México jamás les informaron de su derecho a solicitar asilo.

“Es muy frecuente que las personas solicitantes de asilo cuya vida corre peligro en Centroamérica sean presionadas para que firmen documentos de deportación de ‘retorno asistido” expresa el informe de Amnistía Internacional.

Uno de los casos usados para ejemplificar los peligros es el de un conductor de buses que fue asesinado a tres semanas de haber sido repatriado, se sabe que los conductores de buses y taxis son extorsionados y amenazados a muerte por maras y pandillas. Ante este informe el Instituto Nacional de Migración (INM) de México reconoció que hacen falta mejoras pero negó que obligue o engañe a los migrantes para que firmen los documentos de su retorno asistido y que usa material audiovisual informativo para que los migrantes estén enterados de sus derechos en los centros de detención, agregaron que el otorgamiento de asilo ha aumentado.

Las altas tasas de violencia en el triángulo norte de Centroamérica (Honduras, El Salvador y Guatemala) y la crisis política y económica en Venezuela son elementos del aumento de las solicitudes de asilo en los últimos 5 años.

En 2017, 14.596 personas solicitaron asilo en México, un aumento de 66% respecto a 2016. De esa cifra, se aprobaron 1.907. Este incremento se debe a las solicitudes de venezolanos, las peticiones de salvadoreños y hondureños aumentaron en un 9% apenas significativo en comparación con los años 2015 y 2016 cuando se multiplicaron por 2,5 y las de los hondureños y salvadoreños aumentaron a más del doble.

Las autoridades mexicanas explican que los migrantes deciden no pedir asilo debido a la tardanza en el proceso que puede demorar varios meses o años, pero permiten a los cónsules de los países centroamericanos reunirse con los migrantes para garantizar la protección de sus derechos, aunque Amnistía Internacional ha criticado este procedimiento:

“La práctica internacional tiende a proteger a las personas solicitantes de asilo del contacto con las autoridades consulares de su país como forma de protección contra el riesgo de identificación, represalia y violaciones de derechos humanos a manos de agentes estatales”

La migración de centroamericanos en busca del sueño americano no encuentra un freno debido a las crisis de violencia en el triángulo norte de C.A. y a las crisis en Venezuela, todo esto en el contexto de un presidente de los Estados Unidos que pretende la construcción de un muro para -en palabras de Trump- poner fin a la horrible inmigración en cadena.

Fuente: www.chron.com