Entrevistas

Salvador Zúñiga: “El diálogo es urgente”

el

Salvador Zúñiga. Presidente de la Coordinadora Indignada del Poder Popular de Honduras (CIPH).

¿Cómo analiza la situación política en el país?

Vemos una crisis política que está por venir que se suma a la crisis económica y social reflejada en la criminalidad, en la corrupción, en el crecimiento de la pobreza, la privatización de los bienes públicos, de los bienes comunes, la crisis política de ir  a un proceso electoral que viola la Constitución de la República porque prohíbe la reelección. Es una elección donde hay competencia desigual, no se han dado las reformas que permitan la participación de otros actores políticos, que no sean los dos partidos tradicionales y otro partido pequeño, pero alineado a los partidos tradicionales y eso hace que se presente una polarización.

Zúniga también agregó que en el país hay redes de corrupción que ha hecho daños irreparables al pueblo de Honduras, como el robo al seguro social, el daño a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) que ahora no debe millones, sino billones de Lempiras. Los grupos oligárquicos siguen haciendo su gran negocio con la venta de energía al Estado con un endeudamiento imparable.

El panorama actual es de una crisis que está lejos de resolverse, se acentúa porque faltan mecanismos de diálogo, como el tema de la universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), la máxima casa de estudio del país es un indicador de que no existen las herramientas de concertación que releven la criminalización y busquen acuerdos en función de la participación social.

De manera que los indicadores de crisis siguen implementado un modelo de desarrollo de enclave minero o energético, que ofrece de regalo el activo más importante que tiene una nación; el territorio, los recursos del subsuelo y del suelo, el agua se ha convertido en una mercancía que se entrega a empresas transnacionales.

http://www.proceso.hn/media/k2/items/cache/e49e8e91f352573e759917e94b718ff0_Generic.jpg

Estudiantes del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) en conferencia de prensa. Foto: Proceso Digital.

Si los interlocutores de ese diálogo general son los partidos políticos y no propician esos acuerdos ¿qué rol deben jugar los grupos la sociedad civil?

Consideramos que el diálogo que se propicie debe ser profundamente participativo, que no solo vayan los partidos políticos y los sectores organizados de la sociedad civil, que no representan a toda la sociedad civil, sino que debe haber más participación; ese diálogo debe generar un nuevo pacto político, que nos debe llevar a una Constitución donde todos los sectores se sientan representados, en el que haya un proyecto de desarrollo nacional, que se reconozca la multiculturalidad, donde se rescate la República. El problema más grande en este momento es que se ha perdido la  independencia de los poderes del Estado, se está en camino a una dictadura de nuevo orden; donde el consejo de seguridad y defensa ha suplantado los poderes del Estado y los concentra el presidente, en clara violación a la Constitución y a los principios de la nación; que son la independencia de poderes.

El diálogo es urgente y debe ser en diferentes niveles, en ese sentido debe ser desde el ámbito local hasta el nacional, con mecanismos amplios de participación donde se escuche a todos los sectores sociales y políticos. Ese diálogo debe permitir que una Asamblea Constituyente pueda redactar una nueva Constitución, con un pacto político donde queden claramente establecidas las normas jurídicas y en las que se rescate la República.

¿Como visualiza los resultados de las elecciones del 26 de noviembre entre las fuerzas políticas que tienen capacidad competitiva?

Este proceso electoral que se avecina será otro más de lo mismo, sin transparencia, un proceso donde se impondrá el fraude, y donde las aspiraciones del pueblo serán burladas, por eso son importantes las reformas electorales profundas, donde se garantice el respeto al voto ciudadano y se pueda lograr con la demanda, con la lucha por el voto ciudadano, solo asi lograremos un voto participativo y avanzar. De lo contrario va empeorar la crisis y puede llegar a un escenario postelectoral de polarización, confrontación, desentendimiento, que nos va hacer retroceder y debe preocupar pero, buscar alternativas para que no se pierde la posibilidad de construir la República donde todos y todas estén representados, se respete al pueblo, que Honduras no pierda de su activo más importante: el territorio, porque entonces se habrá perdido la gran oportunidad y quedaremos como irresponsables ante las futuras generaciones.

3

Ciudadanos ejerciendo el derecho al voto. Foto: hondudiario

¿Cómo observa el rol de la oposición política?

Lamentablemente la oposición política cedió espacios, por ejemplo tenía mayoría en el Congreso Nacional y cedió, el oficialismo es mayoría. La oposición no tuvo la capacidad de interlocución, no en función de particulares sino de intereses generales. No se pudo llegar a acuerdos amplios, porque imperó el interés sectario, luego los partidos tienen que sacudirse las personas que se autodenominan dueños, que los han tomado como su feudo y retomar el papel de ser representantes del pueblo.

Acerca Redacción

Recommended for you