Rihanna Ferrera: “Ha llegado el momento de hacer historia”

Rihanna Ferrera es una de las primeras mujeres transexuales en aspirar a una diputación. Militante desde hace tres años en el Partido Innovación y Unidad (PINU), Rihanna nos cuenta qué la motivó a postularse para esta candidatura, qué espera lograr en caso de llegar al Congreso Nacional, y los retos que ha tenido que enfrentar como representante de la diversidad sexual en la política hondureña. ¿Qué la impulsó a postularse como candidata a diputada? Lo...

Rihanna Ferrera es una de las primeras mujeres transexuales en aspirar a una diputación. Militante desde hace tres años en el Partido Innovación y Unidad (PINU), Rihanna nos cuenta qué la motivó a postularse para esta candidatura, qué espera lograr en caso de llegar al Congreso Nacional, y los retos que ha tenido que enfrentar como representante de la diversidad sexual en la política hondureña.

¿Qué la impulsó a postularse como candidata a diputada?

Lo que me impulsa a mí a querer ser diputada en estos momentos es el tema de la desigualdad que vivimos en el país. Es la preocupación que yo tengo por la sociedad hondureña al ver la exclusión que hay, que vivimos a diario en este país; la falta de oportunidades en acceso al trabajo, en acceso a viviendas dignas para la ciudadanía. Lo vivimos nosotras que somos un sector vulnerable, no digamos los demás sectores, como el sector mujer, sector juventud, niñez y adolescencia, discapacidad, que los están engañando a algunos con algunos bonos y creemos que eso no puede ser digno y no podemos seguir jugando con la dignidad de las personas. Eso es lo que me motiva. Quiero ver una patria mejor, deseo que la gente diga que nosotras como comunidad LGTBI y prioritariamente las mujeres transexuales sí podemos hacer un cambio en Honduras.

¿Cómo llega usted a militar en el PINU? ¿Cuál es su historia en este instituto político?

Voy sobre los tres años de estar en el partido. Llegué al partido solicitando ser una persona militante del mismo y en ningún momento me negaron. Me aceptaron tal y como era. Sin embargo, ellos me dijeron que no había una mesa de trabajo LGTBI dentro del partido, pero sí una mesa de mujeres. El presidente de nuestro partido, Guillermo Valle, me puso a la cabeza con la diputada Doris Gutiérrez para que manejáramos la problemática de las mujeres (en el partido). También me pusieron en la mesa de los jóvenes. El partido no excluye sino que incluye, y es un partido innovador donde en vez de tener distribuidos grupitos, LGTBI u otros, ellos quieren que todos seamos iguales y que estemos en una sola armonía. Creo que el partido me abrió las puertas de una manera muy positiva. Luego les comenté sobre mis aspiraciones de querer ser candidata a diputada y en ningún momento me dijeron que no. Aceptaron y aquí estamos, dando duro, dando trabajo, dando lo mejor de mi persona para poder lograr estar en el congreso porque desde el congreso vamos a lograr hacer todavía más incidencia política para poder apoyar a la sociedad en general.

“Deseo que la gente diga que nosotras las mujeres transexuales sí podemos hacer un cambio en Honduras.”

¿Cómo es la experiencia de ser una persona de la diversidad sexual en la política de Honduras?

Ser una mujer transexual en la política de este país ha sido un gran reto. Para mí ha sido un gran reto, una gran lucha. Hay bastante desigualdad entre las mujeres, los hombres y las personas LGTBI y primordial(mente) por ser una mujer transexual hay muchos obstáculos. Tengo el apoyo de mucha gente de la sociedad que me está diciendo que van a votar, que nos van a apoyar. Tengo cien personas ya para mesas, que me están apoyando en mesas electorales. Creo que es un reto al que me he metido para poder lograr mi objetivo, que es la igualdad de oportunidades para todas las personas.

¿Ha experimentado discriminación o recibido insultos en su carrera política?

Si lo he recibido, pero no los he recibido directamente. Hay compañeros candidatos a diputados dentro del PINU que han hecho sus comentarios acerca de mi identidad de género y de mi orientación sexual, haciendo actos de discriminación, pero también hay compañeros y compañeras que me defienden. Creo que dentro del partido y en las planillas del PINU son dos, tres personas que están en contra de mi candidatura por ser una persona LGTBI y por ser un a mujer transexual, pero, como dije y repito, estamos trabajando, estamos tratando que la desigualdad dentro de los partidos políticos se rompa y que podamos tener oportunidades todos y todas sin distinción por orientación sexual o identidad de género. Es un gran reto todo esto.

¿Considera que su candidatura abre más espacios de participación política para la comunidad LGTBI?

Mi candidatura va a abrir muchos espacios. Es una gran oportunidad, y yo no la estaba viendo desde ese punto porque estaba con el tema de ganar, pero yo creo que el poder posicionarnos con este espacio político, el poder tener gente que me apoya, el poder sentir el amor de la población hondureña aquí en el Distrito Central ha sido mucho, y creo que he visto cada una de las necesidades que tienen los hondureños aquí en Francisco Morazán y ha sido un gran trabajo.

“Estamos tratando que la desigualdad dentro de los partidos políticos se rompa.”

¿Cuenta con el respaldo de la comunidad LGTBI en Honduras?

A nivel nacional yo tengo un gran respaldo. Mi comunidad, mi sector trans están apostándole a mi candidatura. Recordemos que somos el 10% de la población a nivel nacional, (la población) LGTBI, es decir, yo creo que si todas estas personas vinieran a Francisco Morazán a votar, yo creo que yo llego a ser una diputada para poder hacer un mejor trabajo. La comunidad se ha proyectado. Sabemos que no podemos hacer tanta bulla por el estigma, por la discriminación que vivimos, la exclusión, el tema de lo religioso, porque ellos ya empiezan a hacer ataques indirectos hacia mi persona, por el tema de las denuncias y las demandas nacionales e internacionales por los actos de discriminación.

¿Cuál es su mensaje a los electores?

Creo que ha llegado el momento de hacer historia. Ha llegado el momento de la igualdad. Sobre todo, esta es una gran lucha, me monté a un barco para poderla hacer. No me voy a cansar de seguir exigiendo la inscripción de mi nombre con mi identidad de género. Creo que es un derecho que yo tengo por mi dignidad como persona, por mi integridad física, y por el motivo a la discriminación por mi identidad de género. Creo que el Tribunal Supremo Electoral y el Registro Nacional de las Personas, que están involucrados en esta situación, deberán tomar buenas decisiones que no dañen mi integridad física como persona, no como persona LGTBI si no como hondureña que soy. El mensaje que le puedo dar a la sociedad hondureña es que trabajemos por la igualdad en nuestro país.

 

Acerca de El Pulso

Propósito: Somos un equipo de investigación periodística, que nace por la necesidad de generar un espacio que impulse la opinión sobre los temas torales de la política, economía y la cultura hondureña. Estamos comprometidos con el derecho que la gente tiene de estar verdaderamente informada.

Derechos Reservados 2019