/RICARDO SALGADO: “SER COHERENTE EN LA POLÍTICA ES FUNDAMENTAL”
Fotografía: Nincy Perdomo

RICARDO SALGADO: “SER COHERENTE EN LA POLÍTICA ES FUNDAMENTAL”

Puede haber 20 partidos y no es importante. Lo importante es que el partido organice al pueblo para que sea sujeto de su historia.

Ricardo Salgado manifestó, que tiene la convicción de que el análisis de coyuntura de las fuerzas políticas es un trabajo colectivo, pero personalmente cree que ese es un trabajo pendiente en el país. Debemos entender los elevados índices de frustración que existe en el pueblo hondureño; la desesperanza, la incertidumbre, eso queda reflejado en la actitud; el aislamiento de la población.

En  estos momentos lo que procede es hacer un análisis: ¿cuáles son las causas que frenan o  mueven a la población? y ¿cuáles son las cosas que lo estimulan a pensar de una u otra forma? Por lo que analizar la coyuntura en estos momentos es complicado, por un lado hay un bipartidismo que luce bastante fragmentado, y por otro lado una oposición incoherente que ha mostrado demasiados tropiezos y -agregó- además está muy viciado por prejuicios, por un anticomunismo visceral que se desenfoca por completo de los intereses del pueblo hondureño.

Hoy nos damos cuenta que los intereses del pueblo hondureño están marcadamente distanciados de las agendas de los partidos, y eso debe de preocupar porque la misión de los políticos es transformar la realidad de nuestro país, sino se está en la ruta equivocada.

¿Sigue teniendo importancia seguir hablando, de fraude o de instalar a Nasralla en la presidencia?
La historia es fundamental para los que luchan, si nosotros nos olvidamos del fraude, así como nos han hecho olvidarnos de tantos eventos en la historia de nuestra Honduras entonces estamos condenados a que nos pasen por encima un millón de veces.

Cuando nosotros reclamamos justicia, tenemos que hablar de justicia no solo para las personas que asesinaron en el golpe electoral del 26 de Noviembre, tenemos que acordarnos de aquellos que asesinaron en los 80, de los que asesinaron en el marco del Golpe de Estado y de todos a quienes no se les hizo justicia, de los que han marcado el camino de la resistencia de nuestro pueblo, si nosotros nos olvidamos, si le damos pie a eso de borrón y cuenta nueva estamos haciéndole el juego a la tragedia de Honduras, será cada vez peor y creo que es una misión fundamental de los que estamos en oposición recordar todos los días esa historia. No podemos aceptar como simple hecho de que la fuerza se imponga.

Fotografía: Nincy Perdomo
Fotografía: Nincy Perdomo

¿Cuál es la vida de la Alianza y de las fuerzas políticas en particular Libertad y Refundación (Libre) si surgen otras?
Creo que aquí el peor escenario es aquel que toma como punto de partida el análisis numérico, no se trata de decir: hay tantos electores aquí, tantos electores allá porque el primer error es creer que en Honduras habrán elecciones dentro de tres años y ajustarse a una agenda de esas elecciones, porque estaríamos asumiendo como válidas todas las canalladas que han hecho, estaríamos asumiendo como buenos los asesinatos de los muchachos y muchachas que cayeron entre enero y diciembre, y también como buena la situación de los presos políticos que tiene este régimen, es obligatorio entender que nuestra lucha tiene vigencia en cuanto tiene vigencia la lucha del pueblo hondureño, no es al revés, y los partidos políticos de oposición o las fuerzas que sean se van a mover, aquellas capases de interpretar la voluntad del pueblo hondureño.

El pueblo tiene una visión, es esa masa que urge mejor organización, formación, reconocer un norte, entonces es esa masa, un pueblo ya con la forma de sujeto la que va a determinar si un grupo político es vanguardia o no.

En este momento lo fundamental para LIBRE es tener una posición de profunda humildad, autocrítica y de construcción de ese sujeto histórico y político, de ese sujeto que no tenemos y que hay que construir porque no podemos trabajar bajo esos conceptos y preceptos en los que se ha construido la política vernácula porque estaríamos condenados a ser parte de lo mismo e inevitablemente a desaparecer.

Eso le puede  a pasar a cualquiera, aquí cualquiera tiene partiditos, el general tiene partido, Cruz Asensio pero eso no representa nada, es un error creer que la gente es como ganado, que va siguiendo a alguien solo porque le cae bien o por que le habla bonito, o porque tiene una maquina clientelar que le da esto o le da lo otro.

Fotografía: Nincy Perdomo
Fotografía: Nincy Perdomo

Eva Fernández y Wilfredo Méndez formarán cada uno su propio partido ¿qué opina de eso?
¿Dónde va a estar la gente? Aquí no se trata de fundar un montón de partidos, se trata de ser consecuentes con el pueblo de Honduras. Vuelvo y repito: ¿Qué necesita el pueblo de Honduras? Organizarse para ser sujeto de su propia historia y el que logre hacer eso, es al que hay que seguir, por definición, por historia,  esa es la misión que corresponde al partido Libre.

Hay que ser humilde, autocrítico, fortalecerse a base de pueblo, sin pueblo uno no se fortalece, por lo pronto pueden haber 20 partidos más y no importa, lo que importa es donde está toda la sociedad hondureña.

¿Qué falló para mantener la unidad de la Alianza?
Creo que la unidad de la alianza era poco probable, porque la Alianza surge por la imposibilidad de llegar a la unidad, creo que lo que falló es un que había un programa político mínimo que supuestamente es de puntos comunes, nos despegamos de ese plan, fuimos incoherentes con ese programa mínimo común, entonces no tenemos intereses por los que seguir juntos, ¿Qué es lo que fracasa? Nosotros planteamos 17 puntos que originalmente están planteados por la refundación de Honduras, con el llamado a una Asamblea Nacional Constituyente Originaria y la lucha frontal contra la Corrupción y hay otros 15 puntos más cuando nos salimos de estos puntos, es cuando empieza alguien a decir que hay patrones ideológicos, por supuesto que ya no hay puntos en común sino puntos que nos separan, la Alianza lo es cuando es capaz de asimilar un programa Pro Honduras, no una agenda particular ni de intereses, porque en esencia LIBRE es un partido con una definición ideológica clara, que no niega a nadie, todo el mundo se expresa.

Cualquiera que venga aliarse con nosotros sabe que pensamos de esa manera a medio camino no puede quitarle el sueño a mi aliado que yo sea una persona progresista, que sea de izquierda, que sea Marxista, que sea lo que sea porque no puede pararse a mitad del río y pensar en el aliado que se tiene eso no funciona así. Se exponen los puntos en común y se va con ellos hasta la meta cumplimos en parte, ganamos las elecciones, pero ahí es donde importa más la coherencia, ser coherente en la política es fundamental, nosotros no abandonamos nunca nuestro discurso, no nos apartamos jamás de el, se apartaron otros y ya vimos por donde va la cosa.