/PROYECTO URBANO: LAS HISTORIAS DETRÁS DE LA FOTOGRAFÍA
4

PROYECTO URBANO: LAS HISTORIAS DETRÁS DE LA FOTOGRAFÍA

La fotografía es una herramienta muy personal, encuadre, luz, ambiente, ley de tercios, simetría, elegancia… en fin, tanto y tanto para construir una foto perfecta o socialmente aceptable, pero ¿qué pasa si des-construimos para construir?

Si rompiendo las reglas estéticas de la foto se consiguen una mejor apreciación de un ambiente, aquel que nadie ve porque se cree que la niña que vende cebollas en un mercado es un recurso común, y si se construyen historias a partir de una fotografía que captura la esencia del momento y no el paisaje acostumbrado, qué pasaría si esas fotografías de charruas cayendo del caballo o rostros naturales, relajados y felices, carnavales que captan la expresión de una bailarina y no únicamente su cuerpo contorneándose.

De eso trata el colectivo Urbano con su proyecto fotográfico, ir al circo no solo a tomar las fotos del malabarista, los monos o el payaso, ir muy atrás a conocer para contar su historia; esas historias desgarradoras y tristes, donde todo es alegría al frente, en la espalda cargan con mucho equipaje de nostalgias. “Una imagen vale más que mil palabras” y esa imagen que los integrantes de este colectivo capturan bien valen una historia contada simplemente a través de un lente. Hacer una fotografía diferente a lo que existe.

5
Fotografía de Ryan Ernesto / Uruguay. La jineteada es un concurso ecuestre en el cual los jinetes compiten por quien aguanta mas arriba del caballo. Estas costumbres vienen arraigada de los gauchos figuras características de Uruguay , Argentina y parte de brasil. La foto fue tomada en el marco de las jineteadas anuales de Ciudad de la Plata.

Entrevista a Ennio Tattoli, Colectivo Urbano, San Pedro Sula

¿Cómo deciden formar el colectivo?

La idea viene porque a todos nos gusta la fotografía entonces hablando en grupo coincidimos en que estábamos cansados de lo mismo de ahí nace la iniciativa de un tipo de fotografía diferente por ejemplo el Día de Muertos el Oaxaca (Héctor viajó allá) y lo complementamos con el trabajo de Natalie; se adjunta un pequeño texto de una investigación y se va mostrando la Cultura del día de muertos en Oaxaca.

Lo que queremos hacer con Urbano es mostrar lo que comúnmente la gente no muestra, no queremos clichés. Queremos producir. Somos 6 en el colectivo; tres en San Pedro Sula, uno de Uruguay (Ryan) que reside en México, Natalie en Suiza, Héctor en Costa Rica y los que estamos aquí.

¿La idea del colectivo es mostrar o retratar fotos no necesariamente de una región, una visión que trasciende fronteras?

No, de hecho no. La fotografía no es perfecta en los proyectos que manejamos es diferente, hay acercamiento con las personas, por ejemplo con un circo que estuvo en El Progreso, nos acercamos primero para hablar, dos visitas. Nos acercamos para que no tuvieran miedo porque si nos ven con la cámara eso les provoca. Fuimos a hablar con el dueño, el dueño había trabajado 28 años con el circo de Ñoño en México y cuando volvió decidió formar su circo; con él interiorizamos porque él nos dijo que a nadie le importaba el circo, que era nada. Entonces decidimos entrar un poco más y estar un poquito atrás de la carpa, atrás para ver la vida que llevan; viven desprotegidos.

6
Fotografía de Lissandro Agurcia / Honduras. Han pasado ya mas de 30 años como malabarista pero aun entrena antes de sus presentaciones, fotografia detras del telon en el progreso yoro, circo Modelo.

¿Cómo es la vida itinerante del circo?

Me comentaban que muchas veces les va bien; unas veces comen pollo, otras frijoles. Me contaron que cuando llegan a lugares donde hay iglesias los rechazan porque la iglesia aún ve al circo como brujos, a los cirqueros como personas indecentes y a raíz de ellos -me relataron- la cultura del circo se ha arruinado porque ahora cualquiera entra a un circo; que pueden roban y luego se van del lugar.

¿Pero el circo no ha sido siempre así?

De hecho dice él que no siempre ha sido así, él estuvo 28 años en circo, el de ellos solo son familias y por eso no llevan a alguien que no conocen, porque normalmente los allegados son los que ocasionan los problemas.

¿Cómo se mantiene la gente del circo?

Viven del público de hecho ellos están solo en la región norte porque el transporte es muy costoso, solo trabajan en los barrios de San Pedro, venían de la López Arellano, están en San Pedro rebotando en todos lados. Prácticamente su vida es nómada. Hablando con ellos me contaron que su nieto estudia y hace deportes y por eso no salen de aquí, por él, porque estudia y en la noche actúa en la función. Urbano quiere mostrar una fotografía diferente, salir de lo normal; el niño pobre, el vagabundo, y nace con esa idea de mostrar. En Honduras somos el primer colectivo formado.

Nos dimos cuenta a partir de un viaje que con mi esposa hicimos a La Esperanza que detrás de una fotografía hay una historia; cuando estamos saliendo de la ciudad veo una niña caminando con una mazo de cebollas. A la niña le tome la foto y la publicamos, causo bastante impacto, la historia detrás de la fotografía es que los padres de la niña son ciegos y ella vende cebollas para ayudarle a sus padres, va a la escuela en la mañana y en la tarde le ayuda a sus padres. Resulta que alguien me escribió y me envió una fotografía de la niña, más actual, pasaron 5 años de eso. Se nos ocurrió canalizar un proyecto para ella pero no a través de nosotros sino de la organización Vidas Brillantes que es apoyado por gente de Alemania, Dunia Osorio es fotógrafa y es la presidenta y nos dijo que sí, que estaba bien que podían ellos realizar el proyecto.

¿En qué consistía el proyecto? En que si la gente donaba 200 o 300 Lempiras le íbamos a regalar al donante una fotografía por correo o impresa para recordar la ayuda. Lo que queremos evitar son los malos entendidos y estamos buscando el asesoramiento legal porque es una menor de edad, tenemos que hablar con los padres de ella para evitar que se diga que estamos haciendo dinero a costillas de la niña, por eso hemos detenido un poco el proyecto pero aún está la idea. Hemos estado por varios lados, pero tres o cuatro fotos no te complementan una historia y hay que regresar.

Esto tiene sus riesgos ahora porque la gente ve una cámara, te ve tomando fotos y piensan que es para otra cosa, la gente está muy temerosa a la cámara, pero siempre tratamos de hacerlos sentir cómodos y explicarles.

3
Una pequeña llamada Reina Cruz Hernandez, quien ayuda a su padres ciegos a vender en el mercado de la esperanza Intibucá, Honduras. Fotografía de Ennio Tattoli / Honduras.

¿A nivel de fotografía, cuáles son las inspiraciones que tienen a nivel de modelo?

A nivel fotográfico en lo personal Susan Meiselas para mi es mi ídolo, Héctor y David pudieron conocerla en Miami, ellos me trajeronde ella el libro de Nicaragua de los sandinistas. Constantine Manos, el griego, de los fotógrafos top, podría mencionar muchos más. Susan Meiselas es mi inspiración aunque sea fotoreportera de guerra, pero siempre aprendemos de los grandes. Muchas veces estamos acostumbrados a mostrar la fotografía perfecta, nítida y no siempre es así.

1
Una chica espera su presentación en el carnaval de Barranquilla, Colombia. Fotografía de Nathalie Vigia / Suiza.

¿Qué proyecto tienen a futuro?

Tenemos uno de pescadores en la zona sur, trata del pescador normal pero queremos ver la historia atrás; su familia, si su hijo le ayuda, estudia, si su esposa trabaja o es ama de casa, queremos complementar la historia, ir con el un par de noches a faenar, descubrir si su hijo va con el, seguir al hijo a la escuela, documentar el comportamiento de cada uno. Podríamos tomar 300 fotos pero solamente 10 nos contarían la historia, hablarían de eso. Hay varios proyectos similares pero queremos darle seguimiento a cada proyecto pero que cada fotografía hable de cierta situación.

Urbano es querer mostrar lo que normalmente no se muestra pero no clichés.

Fotografía de Portada de Héctor Santos / Honduras.

Facebook Urbano

Instagram Urbano