/¿POR QUÉ ESTÁ PRESO ROBERTO DIP, PRESIDENTE DEL VIDA?

¿POR QUÉ ESTÁ PRESO ROBERTO DIP, PRESIDENTE DEL VIDA?

Por  / theadvocate.com

Para Roberto Dip, el presidente del equipo de fútbol Vida, todo parecía funcionar como siempre el viernes por la mañana, cuando habló con un periodista deportivo sobre el nuevo entrenador que su club esperaba contratar.

Horas más tarde, Dip fue arrestado por una orden judicial redactada por un agente del FBI con sede en Nueva Orleans que lo acusa de tramar ilegalmente para aumentar el costo del envío de carga desde Estados Unidos a Honduras y otros lugares.

Dip, propietario de una empresa de transporte de carga con oficinas en el área de Nueva Orleans y Baton Rouge, enfrenta cargos por incumplir las leyes federales antimonopolio junto con uno de sus empleados, Jason Handal, de acuerdo con los registros judiciales divulgados el viernes.

Ambos hombres podrían enfrentar hasta 10 años en prisión y multas de $1 millón si son declarados culpables de las acusaciones. Cualquier empresa condenada por participar en la presunta trama también podría recibir una multa de hasta $100 millones.

Dip es regidor liberal en la ciudad de La Ceiba y presidente del Club Deportivo y Social VIDA, hijo de la ex diputada liberal y ex regidora ceibeña de LIBRE, Margie Dip. En marzo de 2014, Dip se reunió con los jefes de una serie de otras compañías en San Pedro Sula, Honduras. Todos acordaron elevar los precios que cobraban a los clientes de los EE. UU. Que utilizaban sus empresas para enviar carga, según documentos judiciales.

Tales acuerdos son malos para los consumidores y violan las leyes federales.

Dip, Handal y otros supuestamente enviaron correos electrónicos de seguimiento para coordinar la implementación del acuerdo, implorando a las compañías que pongan fin a “guerras de precios injustificadas”.

Dip está acusado de reconocer por escrito que el pacto era ilícito, enviando un correo electrónico en el que se instruía a Handal y a otros empleados para evitar dejar evidencia.

“Existen leyes antimonopolio que penalizan a las empresas que se confabulan para fijar los precios de un producto o servicio”, dijo el correo electrónico. “Debemos explicar esto a (otros) … así que nada aparece por escrito”.

El acuerdo se mantuvo vigente hasta al menos marzo de 2015, cuando Handal envió por correo electrónico a Dip para informarle que su empresa seguía cumpliendo con “ciertos precios” establecidos el año anterior para preservar “el mismo nivel de competencia”.

Los correos electrónicos y las grabaciones de audio que detallaban la presunta trama terminaron en manos del agente del FBI Eric Hathaway.

Hathaway obtuvo una orden de arresto el 25 de junio para arrestar tanto a Dip como a Handal, que también tiene su base en Nueva Orleans, como parte de una investigación más amplia sobre qué documentos se denominan “acuerdos colusorios” entre compañías que manejan envíos de carga de EE.UU.-Honduras.

Los dos hombres habían sido arrestados el viernes, cuando debían comparecer ante un tribunal federal en el área de Miami para una audiencia preliminar, según mostraron registros judiciales. La compañía de Dip también tiene oficinas en Miami y figura como propietaria del equipo de fútbol de Vida.

A fines del mes pasado, Dip sugirió al medio de comunicación hondureño El País que su vida estaba en crisis, diciendo que estaba preocupado por poder pagar los salarios que se les deben a los jugadores de Vida.

Dijo que podría abandonar el club debido a susituación financiera, expresando la esperanza de que tanto el gobierno nacional como el local ayudaran.

Pero luego el medio de noticias deportivo hondureño Diez publicó una historia el viernes por la mañana citando a Dip discutiendo los negocios del club como su presidente.

Dip emitió un comunicado la noche del viernes que dijo que el objetivo de la reunión mencionada en los documentos judiciales era discutir los precios que compensarían los altos costos operacionales en Honduras.

La declaración, escrita en español, dijo que un competidor rival no especificado había actuado “de mala fe” e informó de la reunión a las autoridades en un intento por “destruir” a la compañía de Dip.

“Nuestros abogados están trabajando para aclarar que no hubo malas acciones o la intención de dañar nada de (la) compañía de envío”, dijo Dip. “Tenemos fe en Dios que (esto) será aclarado”.

Un sitio web de la empresa de Dip muestra una carta de 2013 de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. elogiando a la empresa por usar sus equipos de rayos X para ayudar a la agencia a confiscar siete pistolas, 12 municiones y más de 680 balas.