/LA PERSEVERANCIA DE MANUEL LÓPEZ OBRADOR
Crédito: Wikimedia Creative Commons. Autor: Eneas de Troya.

LA PERSEVERANCIA DE MANUEL LÓPEZ OBRADOR

Por Óscar Esquivel. 

Los Estados Unidos Mexicanos tienen una población de más de 120,000,000 de habitantes. Su riqueza histórica, territorial, geopolítica y natural es de las más grandes de la región latinoamericana. Centroamérica, después de su independencia política de España, estuvo anexada a México durante el gobierno de Agustín de Iturbide, que duró desde Enero de 1822 hasta Julio de 1823. De México dijo el expresidente Porfirio Díaz, “Pobre de México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”. Esa cercanía llevó a la nación mexicana a perder, en 1848, la mitad de su territorio contra los estadounidenses.

México ha sido gobernado por dos partidos históricos: en su mayoría por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), seguido por Partido Acción Nacional (PAN), autodenominados de izquierda y centro-derecha, respectivamente. Estos partidos se han venido turnando la administración del  hermano país mexicano, a pesar de que lo único que tienen de diferencia es el color de bandera. En esencia, siguen el mismo guión dictado desde Washington. Una situación similar ocurre en Honduras desde 1982, donde liberales y nacionalistas se han alternado en el poder político. La población acude cada período de tiempo a las urnas con la ilusión de cambio, aunque en el fondo todo sigue igual. Son, únicamente, cambios domésticos, no estructurales.

Sin embargo, la política de México da muestras de querer cambios este próximo 1 de Julio con Andrés Manuel López Obrador a la cabeza, quien lidera la mayor intención de votos con una coalición de  los partidos MORENA, PET y PES frente a sus dos más cercanos rivales, José Antonio Meade, representante del históricamente hegemónico PRI que actualmente se encuentra en el poder con Peña Nieto, y Ricardo Anaya Cortés, al frente del otro partido histórico, el PAN. Más de 20% es la amplia ventaja que dan las encuestas a favor de López Obrador sobre su más cercano opositor.

El presidenciable López Obrador fue jefe de gobierno del Distrito Federal del año 2000 al 2005, cargo que desempeñó obteniendo buenos resultados. Este cargo le sirvió como plataforma a nivel nacional para buscar la presidencia desde el 2006 hasta la actualidad, que lo llevó a estar a punto de ser presidente de los Estados Unidos Mexicanos. Durante su gestión hizo dos consultas públicas sobre si debía continuar en su cargo como jefe de gobierno del Distrito Federal, obteniendo el 90% de aprobación. Su administración estuvo marcada profundamente por priorizar las necesidades de los más pobres: “Por el bien de todos, primero los pobres”. Ahora, con 64 años de edad, aspira a la presidencia de la república por tercera ocasión.  Durante sus campañas presidenciales en el 2006 y 2012 denunció haber sido víctima de fraude electoral, lo que provocó enormes movilizaciones de protesta para que se le reconociera el triunfo.

Andrés Manuel López Obrador no solo lucha contra una maquinaria electoral al servicio de la élite mexicana, sino contra los intereses imperiales y los de un grupo muy poderoso a nivel de América Latina. Esos intereses se oponen a que las mayorías tengan derecho a la alimentación, salud, educación, vivienda, y en suma, ¡a que puedan vivir con dignidad!

El camino recorrido por “El Peje” (el pejelagarto es un pez de agua dulce que habita en lagos, ríos y pantanos) no ha sido nada fácil. A pocos días de las elecciones en México cualquier cosa puede pasar. De los representantes imperialistas y oligárquicos enemigos de los pobres se puede esperar cualquier cosa. ¡Los pobres de México merecen tener a AMLO como Presidente! Latinoamérica necesita al “Peje” dirigiendo los destinos de los Estados Unidos Mexicanos. Con López Obrador se camina hacia lo que un día fue una realidad: que no haya fronteras desde el Río Bravo hasta la Patagonia.

Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad única del columnista. El pulso comparte esta opinión para enriquecer el debate nacional sobre temas de importancia para la patria.